Palabras clave: salud

Vacunar o no vacunar, esa es la cuestión

En los últimos años se ha cuestionado la eficacia y la seguridad de las vacunas. Esto ha originado una creciente desconfianza y confusión en la población, y ha planteado una serie de mitos que deberían desmentirse para conseguir una sociedad bien informada. Tal y como se plasma en el siguiente vídeo sobre Mitos y Verdades de las Vacunas.

Vacunar o no vacunar: esa es la cuestión

Las vacunas, como cualquier otro fármaco, requieren un largo proceso de desarrollo y aprobación y se siguen sometiendo a estudios de seguridad durante su comercialización. Si bien es cierto que no están exentas de efectos adversos, el beneficio que aportan supera los riesgos asociados.  Algunos de los efectos secundarios más frecuentes son:

-Enrojecimiento de la zona de inyección

-Fiebre

-Dolor de Cabeza

-Vómitos

La aparición de efectos secundarios más graves es infrecuente y de menor importancia que la severidad de las infecciones de las cuales previenen.

 

No obstante, existen voces, asociaciones e incluso medios de comunicación que defienden la falsa creencia que las vacunas, en especial la vacuna trivalente del Sarampión, Rubeola y las Paperas provoca Autismo o Trastornos del Espectro del Autismo. Este mito en el que muchos se resguardan, se ha desmentido por parte de múltiples estudios, tal y como reafirma la Confederación de Autismo de España en un comunicado de 2017. El vínculo entre el autismo y las vacunas se remonta a 1998 cuando se publicó un estudio en la revista The Lancet cuyo autor es el Dr. Andrew Wakefield que relacionaba la administración de la vacuna triple vírica con la aparición de Autismo en niños. La revista se retractó parcialmente debido a que era un estudio falseado y carecía de evidencia científica, desafortunadamente sigue encontrándose en la literatura.

 

¿Pero, qué es exactamente una vacuna y para qué sirve?

Tal y como define la Asociación Española de Vacunología, “una vacuna es un producto biológico compuesto por microorganismos muertos o atenuados, o parte­­ de ellos que se administra para prevenir enfermedades infecciosas en personas susceptibles de padecerlas”. La administración provoca la estimulación del sistema inmunitario para lograr el desarrollo de defensas en caso de entrar en contacto con el microorganismo. El proceso puede observarse en el siguiente vídeo, una animación de la plataforma E-bug que contiene múltiples recursos educativos sobre vacunas y antibióticos.

 

Al contrario de lo que da a entender la creencia popular, las vacunas no debilitan el sistema inmunitario, si no que lo preparan para poder actuar, permiten la formación de anticuerpos que realizan la función de vigilantes y ante cualquier exposición al microorganismo son capaces de erradicarlo.  Por este motivo las vacunas son más seguras que contraer infecciones que pueden poner en riesgo nuestra vida.

 

Muchos creen erróneamente que no es necesario vacunarse de enfermedades que no son frecuentes en nuestro medio, lo que desconocen es que todos somos susceptibles de contraer una enfermedad infecciosa y que, si son tan infrecuentes en nuestro entorno, es gracias a la inmunización generada por la vacuna. Ya saben el “más vale prevenir que curar” se cumple firmemente. Además, con la inmunización no solamente nos protegemos a nosotros mismos, sino que protegemos a los demás evitando que los microorganismos puedan propagarse de un ser humano a otro, es lo que se conoce como efecto rebaño.

 

Por todos estos motivos existen los Calendarios Vacunales Pediátricos que son herramientas para la administración sistemática de vacunas en un período de tiempo determinado que permite inmunizar a los niños frente a enfermedades que les podrían afectar en el periodo de la vida en el que son más vulnerables. La obligatoriedad de dichos calendario es un tema candente en la actualidad, tal y como se publicó en El País en este artículo, en Francia la vacunación es de obligatorio cumplimiento desde 2017 debido a una insuficiente cobertura. No obstante, existen otros países, como España o Canadá, donde son los padres quienes deciden si vacunar o no a sus hijos. Es por esto, que suceden casos como el publicado recientemente en El País que nos habla sobre un adolescente criado en una familia antivacunas y que ha decidido a su mayoría de edad vacunarse.

 

Vacunar o no vacunar: un debate existencial al mismísimo estilo de Hamlet que tiene por única respuesta la adecuada información de la población.

 

Ilustración original de Ariadna Roca Fernández.

 

Share Button

La microbiota humana: ¿quién vive dentro de tí?

Nuestro cuerpo es un ecosistema habitado por una gran variedad de microorganismos. Descubre más de la microbiota humana.

Loading...

Loading…

Share Button

Pasado, presente y futuro de la cardiología

 

La cardiología ha experimentado enormes avances en las últimas décadas con el desarrollo de terapias mínimamente invasivas. Actualmente la medicina regenerativa con el uso de la terapia celular está tomando un fuerte impulso.

Este nuevo campo de investigación permite el uso de células madre para la favorecer la regeneración celular cardíaca aunque existen casos de gran destrucción en lesiones isquémicas que dificultad la capacidad de reparación miocárdica. Aun así, se ha demostrado que la eficacia del tratamiento con células madre en pacientes con cardiopatía isquémica mejora la función del corazón y, por tanto, los síntomas derivados de dicha patología.

Share Button

Un futuro sin antibióticos

La perdida de eficacia de los antibióticos ante las infecciones es una de las principales amenazas para la salud mundial. La resistencia a antibióticos causa 700.000 muertes al año en  todo el mundo y se espera que esta cifra ascienda a más 10 millones en 2050.

Píldoras (Fuente: Pixabay)
Píldoras (Fuente: Pixabay)

Alexander Fleming descubrió el primer antibiótico, la penicilina, en 1928, lo que supuso una gran revolución en el mundo de la medicina. Hasta entonces las enfermedades infecciosas eran la primera causa de muerte en todo el mundo. Los antibióticos son medicamentos capaces de curar infecciones causadas por bacterias. No tienen efecto sobre otros microorganismos infecciosos como hongos o virus, por ejemplo el virus de la gripe, para los cuales deben utilizarse los tratamientos específicos adecuados. Además de tratar enfermedades producidas por bacterias, los antibióticos nos han permitido aplicar técnicas terapéuticas que sin su cobertura hubieran sido inviables debido a las complicaciones infecciosas, como una simple extracción de muelas.

Campaña de concienciación sobre el uso de los antibióticos (Fuente:OMS)
Campaña de concienciación sobre el uso de los antibióticos (Fuente:OMS)

Cada vez más antibióticos dejan de ser eficaces contra las infecciones. La resistencia a los antibióticos es un fenómeno natural; sin embargo, el uso indebido de estos fármacos lo está acelerando. La sobreexposición a antibióticos propicia que se mantengan formas bacterianas resistentes. Además, es especialmente importante completar los tratamientos, ya que al interrumpirlos no eliminamos todas las bacterias y a estas les será más fácil enfrentarse en el futuro a un antibiótico que ya conocen. Cuando las bacterias se hacen resistentes a un antibiótico, para acabar con ellas necesitamos principios activos más agresivos, qué también son más tóxicos para nosotros.

Encontrar nuevos antibióticos es difícil y, aunque lo consigamos, si no se modifica nuestro comportamiento también dejaran de funcionar pronto. Tomar antibióticos sin ser recetados por un médico, usarlos contra infecciones víricas como la gripe o no completar los tratamientos, incrementa la aparición de bacterias resistentes. La OMS alerta de que debemos hacer un uso más responsable  y tomar antibióticos sólo cuando sea necesario y siguiendo siempre las indicaciones de los profesionales sanitarios. También son necesarias otras acciones que eviten la propagación de las infecciones como la vacunación o mantener buenas practicas de higiene.

Los antibióticos dejan de ser eficaces cuando una bacteria muta y obtiene los mecanismos de resistencia para sobrevivir en presencia de este. Por tanto, son las bacterias y no nosotros quienes se vuelven resistentes. El principal problema es que las bacterias tienen una gran capacidad de adaptación al medio y, además, lo hacen de forma muy rápida. Una bacteria puede experimentar una mutación en su ADN que le aporte la información necesaria para sobrevivir a un determinado antibiótico. Al replicarse, lo cual puede suceder en tan solo media hora, tendremos dos bacterias resistentes. Cuando estas se repliquen serán cuatro, luego ocho y así sucesivamente, de forma que en pocas horas podemos tener cientos de bacterias resistentes a ese antibiótico.

Aparte de la herencia entre madres e hijas, las bacterias tienen la capacidad de intercambiar información genética. De esta forma, en una población de bacterias los mecanismos de resistencia a un antibiótico pueden ser diseminados entre ellas.

Cada vez más infecciones son difíciles de tratar debido a la perdida de eficiencia de los antibióticos, como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea o la salmonelosis. Los científicos llevan años alertando de este problema, que parece haber sido recogido ahora por los políticos, con medidas como la puesta en marcha del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). A no ser que cambie nuestra conducta, llegaremos a un punto en el cual no dispondremos de antibióticos eficientes contra las bacterias y muchas infecciones comunes y lesiones menores volverán a ser causa de muerte.

Share Button
Astronauta en el espacio

El lado menos atractivo de ir al espacio

Si pensamos en una misión espacial, imaginaremos lo difícil y complejo que debe ser llevar a toda una tripulación al espacio, al igual que el reto físico y psicológico al que se enfrentan los astronautas. No obstante, el reto persiste una vez aterrizan y se da por finalizada la misión; pasar meses a más de 100 km de la faz de la Tierra pasa factura.

Continuar leyendo

Share Button

Tecnología para luchar contra la malaria… y cómo tu también puedes contribuir a esta causa

La malaria es una enfermedad que se puede prevenir y curar. A pesar de ello casi medio millón de personas, en su mayoría niños y niñas, mueren por malaria cada año. En este post vemos como la gamificación y el crowdsourcing se combinan para mejorar el diagnóstico. Cada uno de nosotros podemos ayudar jugando, así de simple. Hoy hablamos de malaria, pero este post ilustra el potencial de las herramientas tecnológicas (gamificación, smartphones, análisis de imagen, inteligencia artificial,…) para contribuir a resolver retos de salud global.

Share Button

La “silenciosa” hipertensión

Share Button

¿Los europeos somos lo que comemos? ; )

portada ¿Cómo vamos los europeos de salud y dieta? Sigue leyendo y ¡averígualo!

Loading...

Loading…

Para compartir esta infografia en tus RRSS usa este link:

<iframe width="800" height="4458" frameborder="0" scrolling="no" style="overflow-y:hidden;" src="https://create.piktochart.com/embed/30317118-sara-dieta" ></iframe>

 

Para compartir en tu web o blog usa este link:

<div style="height: 300px; position: relative;" data-uid="30317118-sara-dieta"><div><div><div style="width: 100%; height: 100%; position: absolute; text-align: center;"><img width="60px" alt="Loading..." style="margin-top: 100px" src="https://create.piktochart.com/loading.gif"/><p style="margin: 0; padding: 0; font-family: Lato, Helvetica, Arial, sans-serif; font-weight: 600; font-size: 16px">Loading...</p></div></div></div></div><script>(function(d){var js, id="pikto-embed-js", ref=d.getElementsByTagName("script")[0];if (d.getElementById(id)) { return;}js=d.createElement("script"); js.id=id; js.async=true;js.src="https://create.piktochart.com/assets/embedding/embed.js";ref.parentNode.insertBefore(js, ref);}(document));</script>
Share Button

Nuestra salud, nuestro planeta

Los efectos del cambio climático en la última década han provocado un incremento en la calidez de las temperaturas fomentando fenómenos climáticos extremos tales como temporales, olas de calor o inundaciones. La Comisión Europea ha aprobado y revisado desde 2013 una serie de estrategias de adaptación al clima entre las que se encuentra el significativo impacto socioeconómico.

Las propuestas han permitido una mayor cooperación administrativa así como actividades de prevención de riesgos como impulsar proyectos de divulgación de los peligros del cambio climático y la estimación de los riesgos derivados. De todas formas, hasta el momento y, dado el peso ganado por el calentamiento del planeta en la agenda mundial, las acciones aprobadas han provocado conclusiones pesimistas.

Los acuerdos sobre el cambio climático en París suman un nuevo estudio en el que se garantiza un ahorro en el gasto sanitario como consecución del objetivo general de frenar el calentamiento global. La investigación publicada en la revista The Lancet Planetary Health estima una reducción de hasta 2,5 veces la inversión necesaria para llevar a una menor contaminación global.

Los objetivos alcanzados en el Acuerdo de París establecían la necesidad de no superar en 2º la temperatura previa de la Tierra, estableciendo como óptimo un incremento máximo de 1,5º. La meta del trabajo realizado entre otros por el investigador Mikel González-Equino, colaborador del Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3), se ha fundamentado para ello en la construcción del Modelo de Evaluación Global de Cambios (GCAM) resultante de la combinación de diversos elementos como la dispersión energética en la atmósfera, las víctimas relacionadas con la contaminación, siete millones cada año y, el coste de paliar el incremento de la temperatura global.

 

860090820

Es necesario crear conciencia sobre el cambio climático para tomar decisiones de futuro

El estudio pone de relieve la conexión de paliar el calentamiento global con la mejora en la salud de los habitantes del planeta. Los resultados aportados establecen un coste de entre un 0,5 y un 1,3% del PIB mundial que supondría un descenso de hasta un 32% en el número de muertes en los próximos 30 años, es decir, hasta 100 millones menos. Dentro de los países más beneficiados por la adopción de estas propuestas contra el cambio climático se encontrarían aquellas zonas más pobladas, como India y China que, a su vez, presentan mayor exposición a la contaminación atmosférica.

A estas conclusiones se ha referido el principal investigador del estudio publicado, Anil Markandya, quien ha estimado que el ahorro en salud puede derivar en una mayor proyección de las decisiones políticas en el ámbito climático. Los argumentos del estudio difieren notablemente de las disposiciones políticas contrarias a la lucha contra el calentamiento global como las adoptadas por el gobierno de EEUU, que se resisten a seguir el Acuerdo de París. Para los autores de la reciente investigación, los países contrarios a estas actuaciones, tendrían únicamente en cuenta los cálculos “miopes y unilaterales” que se basan en costes delimitados para el impacto económico de estas naciones.

Los resultados tras la aplicación práctica del estudio publicado no sólo contribuirían a aumentar el ahorro en sanidad sino a mejorar fenómenos secundarios al calentamiento global como las pérdidas en la agricultura así como nuevas oportunidades de empleo.

Los datos que maneja la ONU arrojan como motivo principal de mortalidad precoz la nociva calidad atmosférica. De hecho, según la Agencia Europea de Medioambiente, cada año mueren por esta causa 467,000 personas en Europa, 24,000 de ellas solo en España. Lo alarmante de estas cifras se traduce en la incapacidad de los gobiernos, entre ellos el Ejecutivo español, de ejecutar las directivas sobre calidad de aire.

Share Button
La contaminación agrava  enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Frenar el cambio climático tiene beneficios económicos

Recuperar a las especies en peligro de extinción, evitar episodios meteorológicos extremos como sequías o inundaciones, mantener una cierta estabilidad en el clima para favorecer la agricultura… En definitiva, frenar el cambio climático significa alejar al planeta y a sus habitantes del peligro en el que se encuentran. Si estos no son motivos suficientes, ahora un estudio demuestra que además detener el calentamiento global supondría un ahorro a nivel económico.

Continuar leyendo

Share Button