Palabras clave: neurología

El canto de los pájaros

Loading...

Loading…

Share Button

UN FARMACO ANTINEOPLASICO OFRECE PROMETEDORES RESULTADOS EN LA REGENERACION DE LA MÉDULA ESPINAL DAÑADA

El fármaco, llamado epotilona B, ha sido utilizado durante años para el tratamiento de diversos cánceres. Ahora, tras los resultados publicados en Science por Jörg Ruschel y su equipo, se abre una via para su aplicación en el campo de la regeneración espinal. Uno de los nudos gordianos de la neurología puede estar en vías de ser resuelto.

Cuando la médula espinal resulta dañada, diversos fenómenos inflamatorios acaban promoviendo la formación del denominado “callo neural” (glial scar, en los textos anglosajones). Entre otros efectos, el callo neural bloquea el crecimiento de los axones neuronales a su través y la reconexión de las neuronas dañadas, impidiendo la recuperación funcional del sujeto afectado.

Cervical_Spine_MRI_(T2W)

La investigación de Ruschel y su equipo ha utilizado una molécula capaz de llegar al tejido nervioso salvando la barrera hematoencefálica (una “muralla biológica” que protege a las neuronas de moléculas nocivas, pero que a cambio también puede impedir el acceso de medicamentos). Esta molécula actúa estabilizando los microtúbulos celulares, un esqueleto interno que interviene en los fenómenos de migración, crecimiento y división celular.
La epotilona B ha demostrado actuar en varios niveles. En primer lugar dificulta la polarización y migración de fibroblastos a la zona dañada. Los fibroblastos son las células responsables de formar el callo fibroso. En segundo lugar favorece el acoplamiento de los microtúbulos promoviendo el alargamiento de los axones.
En las pruebas funcionales, los animales tratados con Epotilona B cometieron la mitad de fallos al posicionar las patas al marchar, lo que indica una sustancial mejora funcional derivada del trataiento farmacológico.

Share Button