Palabras clave: medicina

Vacunar o no vacunar, esa es la cuestión

En los últimos años se ha cuestionado la eficacia y la seguridad de las vacunas. Esto ha originado una creciente desconfianza y confusión en la población, y ha planteado una serie de mitos que deberían desmentirse para conseguir una sociedad bien informada. Tal y como se plasma en el siguiente vídeo sobre Mitos y Verdades de las Vacunas.

Vacunar o no vacunar: esa es la cuestión

Las vacunas, como cualquier otro fármaco, requieren un largo proceso de desarrollo y aprobación y se siguen sometiendo a estudios de seguridad durante su comercialización. Si bien es cierto que no están exentas de efectos adversos, el beneficio que aportan supera los riesgos asociados.  Algunos de los efectos secundarios más frecuentes son:

-Enrojecimiento de la zona de inyección

-Fiebre

-Dolor de Cabeza

-Vómitos

La aparición de efectos secundarios más graves es infrecuente y de menor importancia que la severidad de las infecciones de las cuales previenen.

 

No obstante, existen voces, asociaciones e incluso medios de comunicación que defienden la falsa creencia que las vacunas, en especial la vacuna trivalente del Sarampión, Rubeola y las Paperas provoca Autismo o Trastornos del Espectro del Autismo. Este mito en el que muchos se resguardan, se ha desmentido por parte de múltiples estudios, tal y como reafirma la Confederación de Autismo de España en un comunicado de 2017. El vínculo entre el autismo y las vacunas se remonta a 1998 cuando se publicó un estudio en la revista The Lancet cuyo autor es el Dr. Andrew Wakefield que relacionaba la administración de la vacuna triple vírica con la aparición de Autismo en niños. La revista se retractó parcialmente debido a que era un estudio falseado y carecía de evidencia científica, desafortunadamente sigue encontrándose en la literatura.

 

¿Pero, qué es exactamente una vacuna y para qué sirve?

Tal y como define la Asociación Española de Vacunología, “una vacuna es un producto biológico compuesto por microorganismos muertos o atenuados, o parte­­ de ellos que se administra para prevenir enfermedades infecciosas en personas susceptibles de padecerlas”. La administración provoca la estimulación del sistema inmunitario para lograr el desarrollo de defensas en caso de entrar en contacto con el microorganismo. El proceso puede observarse en el siguiente vídeo, una animación de la plataforma E-bug que contiene múltiples recursos educativos sobre vacunas y antibióticos.

 

Al contrario de lo que da a entender la creencia popular, las vacunas no debilitan el sistema inmunitario, si no que lo preparan para poder actuar, permiten la formación de anticuerpos que realizan la función de vigilantes y ante cualquier exposición al microorganismo son capaces de erradicarlo.  Por este motivo las vacunas son más seguras que contraer infecciones que pueden poner en riesgo nuestra vida.

 

Muchos creen erróneamente que no es necesario vacunarse de enfermedades que no son frecuentes en nuestro medio, lo que desconocen es que todos somos susceptibles de contraer una enfermedad infecciosa y que, si son tan infrecuentes en nuestro entorno, es gracias a la inmunización generada por la vacuna. Ya saben el “más vale prevenir que curar” se cumple firmemente. Además, con la inmunización no solamente nos protegemos a nosotros mismos, sino que protegemos a los demás evitando que los microorganismos puedan propagarse de un ser humano a otro, es lo que se conoce como efecto rebaño.

 

Por todos estos motivos existen los Calendarios Vacunales Pediátricos que son herramientas para la administración sistemática de vacunas en un período de tiempo determinado que permite inmunizar a los niños frente a enfermedades que les podrían afectar en el periodo de la vida en el que son más vulnerables. La obligatoriedad de dichos calendario es un tema candente en la actualidad, tal y como se publicó en El País en este artículo, en Francia la vacunación es de obligatorio cumplimiento desde 2017 debido a una insuficiente cobertura. No obstante, existen otros países, como España o Canadá, donde son los padres quienes deciden si vacunar o no a sus hijos. Es por esto, que suceden casos como el publicado recientemente en El País que nos habla sobre un adolescente criado en una familia antivacunas y que ha decidido a su mayoría de edad vacunarse.

 

Vacunar o no vacunar: un debate existencial al mismísimo estilo de Hamlet que tiene por única respuesta la adecuada información de la población.

 

Ilustración original de Ariadna Roca Fernández.

 

Share Button

El futuro de la medicina: ¿Aprovechamos bien los datos?

¿Te gustaría ir al médico y encontrarte con un tratamiento específico para ti? El concepto de medicina personalizada puede parecernos del futuro, pero la realidad es que está empezando a pisar fuerte en el contexto sanitario que nos rodea. La idea de plantear el estudio de las enfermedades a través de una observación más individualizada ya surgió con Hipócrates en la Antigua Grecia: “Es más importante saber qué tipo de persona tiene una enfermedad que el tipo de enfermedad que tiene una persona”. Recientemente su uso está en auge debido a la constante aparición de nuevos métodos informáticos. Las posibilidades de conseguir un mejor diagnóstico, una intervención más precoz y un tratamiento específico, son reales.

Imagen de TIMed Center

El hándicap emerge al plantearse el camino hasta estos objetivos a través del big data. Aprovechar el big data consiste en usar algoritmos que permitan analizar grandes sets de datos de distintas fuentes que, hasta el momento, no se habían estudiado en conjunto. Con este análisis computacional se pretenden revelar patrones, tendencias y asociaciones, especialmente relacionados con las interacciones entre elementos, las cuales pueden extrapolarse al estudio de enfermedades y tratamientos. Continuar leyendo

Share Button

Pasado, presente y futuro de la cardiología

 

La cardiología ha experimentado enormes avances en las últimas décadas con el desarrollo de terapias mínimamente invasivas. Actualmente la medicina regenerativa con el uso de la terapia celular está tomando un fuerte impulso.

Este nuevo campo de investigación permite el uso de células madre para la favorecer la regeneración celular cardíaca aunque existen casos de gran destrucción en lesiones isquémicas que dificultad la capacidad de reparación miocárdica. Aun así, se ha demostrado que la eficacia del tratamiento con células madre en pacientes con cardiopatía isquémica mejora la función del corazón y, por tanto, los síntomas derivados de dicha patología.

Share Button

Distintas terapias con propiedades curativas, ¿ciencia o pseudociencia?

El arte de curar y tratar dolencias y enfermedades para mantener la salud hace siglos que se practica. Desde su inicio a fecha de hoy no ha dejado de avanzar, descubrimientos científicos a lo largo de la historia han permitido diferenciar métodos eficaces y otros no tanto. De ritos espirituales a evidencias científicas. Sin embargo, en las terapias actuales, ¿son siempre claras estas evidencias científicas?

"La curación de las heridas de guerra impulsó el desarrollo de la medicina. En la imagen, Aquiles vendando las heridas de Patroclo durante la guerra de Troya. Copa de Sosias. Siglo V a.C."  National Geographic. Foto: Bpk / Scala.
“La curación de las heridas de guerra impulsó el desarrollo de la medicina. En la imagen, Aquiles vendando las heridas de Patroclo durante la guerra de Troya. Copa de Sosias. Siglo V a.C.”
National Geographic. Foto: Bpk / Scala.

 

Actualmente, para comprobar la eficacia y seguridad de un medicamento, se ha de someter a diversas pruebas experimentales. El ensayo clínico, es el procedimiento aceptado para la investigación clínica, permite identificar los efectos, la eficacia y las reacciones adversas de la sustancia estudiada. Es por eso, que un medicamento después de haber pasado estas pruebas se espera que sea eficaz y seguro.

No obstante, todas las sustancias ofrecidas cómo terapias no parecen ser estudiadas de la misma manera, ni ofrecer la misma información y fiabilidad. ¿Cuál nos da más confianza?

Medicamento homeopático . Fuente: pixaby
Medicamento homeopático . Fuente: pixaby

 

Continuar leyendo

Share Button

Un futuro sin antibióticos

La perdida de eficacia de los antibióticos ante las infecciones es una de las principales amenazas para la salud mundial. La resistencia a antibióticos causa 700.000 muertes al año en  todo el mundo y se espera que esta cifra ascienda a más 10 millones en 2050.

Píldoras (Fuente: Pixabay)
Píldoras (Fuente: Pixabay)

Alexander Fleming descubrió el primer antibiótico, la penicilina, en 1928, lo que supuso una gran revolución en el mundo de la medicina. Hasta entonces las enfermedades infecciosas eran la primera causa de muerte en todo el mundo. Los antibióticos son medicamentos capaces de curar infecciones causadas por bacterias. No tienen efecto sobre otros microorganismos infecciosos como hongos o virus, por ejemplo el virus de la gripe, para los cuales deben utilizarse los tratamientos específicos adecuados. Además de tratar enfermedades producidas por bacterias, los antibióticos nos han permitido aplicar técnicas terapéuticas que sin su cobertura hubieran sido inviables debido a las complicaciones infecciosas, como una simple extracción de muelas.

Campaña de concienciación sobre el uso de los antibióticos (Fuente:OMS)
Campaña de concienciación sobre el uso de los antibióticos (Fuente:OMS)

Cada vez más antibióticos dejan de ser eficaces contra las infecciones. La resistencia a los antibióticos es un fenómeno natural; sin embargo, el uso indebido de estos fármacos lo está acelerando. La sobreexposición a antibióticos propicia que se mantengan formas bacterianas resistentes. Además, es especialmente importante completar los tratamientos, ya que al interrumpirlos no eliminamos todas las bacterias y a estas les será más fácil enfrentarse en el futuro a un antibiótico que ya conocen. Cuando las bacterias se hacen resistentes a un antibiótico, para acabar con ellas necesitamos principios activos más agresivos, qué también son más tóxicos para nosotros.

Encontrar nuevos antibióticos es difícil y, aunque lo consigamos, si no se modifica nuestro comportamiento también dejaran de funcionar pronto. Tomar antibióticos sin ser recetados por un médico, usarlos contra infecciones víricas como la gripe o no completar los tratamientos, incrementa la aparición de bacterias resistentes. La OMS alerta de que debemos hacer un uso más responsable  y tomar antibióticos sólo cuando sea necesario y siguiendo siempre las indicaciones de los profesionales sanitarios. También son necesarias otras acciones que eviten la propagación de las infecciones como la vacunación o mantener buenas practicas de higiene.

Los antibióticos dejan de ser eficaces cuando una bacteria muta y obtiene los mecanismos de resistencia para sobrevivir en presencia de este. Por tanto, son las bacterias y no nosotros quienes se vuelven resistentes. El principal problema es que las bacterias tienen una gran capacidad de adaptación al medio y, además, lo hacen de forma muy rápida. Una bacteria puede experimentar una mutación en su ADN que le aporte la información necesaria para sobrevivir a un determinado antibiótico. Al replicarse, lo cual puede suceder en tan solo media hora, tendremos dos bacterias resistentes. Cuando estas se repliquen serán cuatro, luego ocho y así sucesivamente, de forma que en pocas horas podemos tener cientos de bacterias resistentes a ese antibiótico.

Aparte de la herencia entre madres e hijas, las bacterias tienen la capacidad de intercambiar información genética. De esta forma, en una población de bacterias los mecanismos de resistencia a un antibiótico pueden ser diseminados entre ellas.

Cada vez más infecciones son difíciles de tratar debido a la perdida de eficiencia de los antibióticos, como la neumonía, la tuberculosis, la gonorrea o la salmonelosis. Los científicos llevan años alertando de este problema, que parece haber sido recogido ahora por los políticos, con medidas como la puesta en marcha del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). A no ser que cambie nuestra conducta, llegaremos a un punto en el cual no dispondremos de antibióticos eficientes contra las bacterias y muchas infecciones comunes y lesiones menores volverán a ser causa de muerte.

Share Button

China retraza 25 años en su lucha contra la extición del tigre

El gobiernó chino anunció que legalizaría los cuernos de rinoceronte y los huesos de tigre para su uso en la medicina tradicional. Con esta medida el país asiático retrocede 25 años.

Continuar leyendo

Share Button

Tecnología para luchar contra la malaria… y cómo tu también puedes contribuir a esta causa

La malaria es una enfermedad que se puede prevenir y curar. A pesar de ello casi medio millón de personas, en su mayoría niños y niñas, mueren por malaria cada año. En este post vemos como la gamificación y el crowdsourcing se combinan para mejorar el diagnóstico. Cada uno de nosotros podemos ayudar jugando, así de simple. Hoy hablamos de malaria, pero este post ilustra el potencial de las herramientas tecnológicas (gamificación, smartphones, análisis de imagen, inteligencia artificial,…) para contribuir a resolver retos de salud global.

Share Button

La “silenciosa” hipertensión

Share Button

Diabetes gestacional

Qué és la diabetes gestacional, cómo se diagnostica y cuáles son los tratamientos existentes. Aquí teneis un poco de información para principiantes.

Loading...

Loading…

Share Button

«El duelo perinatal es muy doloroso para los padres pero poco entendido por todos los demás»

Una psicóloga del Vall d’Hebron atiende las necesidades emocionales de profesionales y familias que han sido testigos de la muerte de un bebé durante el embarazo o en sus primeros días de vida

Por Beatriz Sevilla

La psicóloga María Teresa Pi-Sunyer
Fuente: Cedida por María Teresa Pi-Sunyer

A María Teresa Pi-Sunyer siempre le interesó saber qué pasa antes de nacer. Doctora en Psicología por la Universidad de Toulouse, hizo su tesis sobre las dificultades que afloran cuando el embarazo no marcha bien. A su regreso a Barcelona siguió indagando sobre el tema y ya lleva veinte años ejerciendo de psicóloga en el Hospital Materno-Infantil Vall d’Hebron. En ese mismo centro levantó, casi sin planearlo, el proyecto ‘Espacio de Palabra’ con el objetivo de crear lugares de reflexión donde poder expresar y compartir las emociones que despierta el duelo perinatal –que se experimenta cuando el bebé muere entre las 28 semanas de gestación y los siete días posteriores a su nacimiento–.

PREGUNTA – ¿Cuáles son los síntomas propios del duelo perinatal?

RESPUESTA – El duelo perinatal es muy diferente al resto de duelos. Aquí, la particularidad es que quien fallece es un niño o niña que nadie ha visto ni conoce. Sus padres se habían creado muchas expectativas durante el embarazo: le habían puesto un nombre, habían imaginado cómo sería, las cosas que harían juntos… Se dice que es un duelo invisible y poco reconocido porque los padres tienen que despedirse de un hijo que ha existido sobre todo a nivel imaginario.

P – Como sociedad, ¿estamos más preparados para enfrentar otras pérdidas?

R – Por supuesto. Ahora vivimos en la era de la imagen, donde es tan importante el aspecto. Y, como aquí no hay nada que puedas enseñar, la muerte queda desautorizada. El duelo que le sigue es muy doloroso para los padres pero poco entendido por todos los demás. De hecho, la gente de tu entorno te hace comentarios del tipo «sois jóvenes, ya tendréis otro», «suerte que ha pasado ahora y no más adelante», «suerte que no lo conocíais»…

A los padres les duele escuchar esto porque para ellos ese niño sí que existió, y será siempre el primer hijo, o el segundo. Es decir, tendrá su lugar. Por supuesto que es difícil opinar de algo tan íntimo. De ahí que muchos opten por esas frases hechas (¡y lo hacen con la mejor voluntad!) Pero a veces es preferible no decir nada; un «lo siento» o un simple abrazo bastan.

Vivimos en la era de la imagen, y como aquí no hay nada que enseñar la muerte de estos bebés queda desautorizada

P – En lo que respecta a los padres, ¿recomienda ver y coger al bebé para poder despedirse de él?

R – En Vall d’Hebron, tanto en las muertes naturales durante el embarazo –los óbitos fetales– como en las interrupciones de embarazo, siempre recomendamos verlo una vez que haya nacido. El momento de la despedida es único e irreversible, porque no podrá repetirse. Tras ver a su hijo los padres dicen que se quedan más serenos porque lo han cogido en brazos, le han dicho que lo querían y que lo echarán de menos. Eso es crucial para el duelo. Además, el personal sanitario sabe cómo hacerlo y cómo presentarlo. Están muy entrenados.

Por supuesto, hay parejas que en ese momento deciden no ver al bebé. Luego, casi todas se arrepienten. Pero entonces no hay vuelta atrás.

P – Hay papás que guardan recuerdos del bebé. ¿Eso facilita el proceso de duelo?

R – Nosotros lo recomendamos mucho, sobre todo cuando los niños ya han nacido. De hecho, las enfermeras preparan unas cajitas donde meten las pocas cosas que el bebé ha podido usar: el chupete, la pulsera identificativa, la mantita con la que se ha tapado, el pijama, el gorrito… Y los padres después las guardan con mucho aprecio porque se trata de algo único: una caja de recuerdos que siempre pueden volver a mirar.

Fuente: Pixabay
Fuente: Pixabay

P – Y, ¿cómo es la relación de pareja tras la pérdida?

R – Depende mucho de cómo estaba esa pareja antes. Que él y ella tengan una relación sólida y afectuosa es el punto básico para seguir adelante con un duelo bueno. En los casos en que la pareja no es tan sólida, puede pasar que uno de los dos no tenga ganas de hablar del tema –normalmente él– y quiera olvidar cuanto antes lo ocurrido. En estas ocasiones la mujer queda muy sentida porque ella sí necesita charlar, llorar, demostrar que está triste… y a veces a su pareja le molesta. Entonces se puede abrir una brecha importante entre los dos a nivel de comunicación, y el duelo también queda afectado.

P – ¿Siempre es un proceso más duro para ellas?

R – Claro. La mujer ha perdido un hijo que estaba esperando, que tenía dentro… Por eso la pérdida es más dolorosa, física y mentalmente.

El lugar del padre es muy diferente. Mientras ella permanece metida en su mundo interno, él está más conectado con el exterior, pues empieza a trabajar antes [en estos supuestos la mujer tiene derecho a la baja por maternidad], es el que le trae el mundo de fuera adentro y puede estar más por ella: ayudarla, consolarla, etc. El ritmo de la mujer siempre es más lento, y eso hay que respetarlo.

La pérdida es más dolorosa para la mujer, física y mentalmente

P – Con el objetivo de aliviar el dolor que causan estas pérdidas nació ‘Espacio de Palabra’. Háblenos sobre el proyecto.

R – Yo llevo ya años trabajando como psicóloga en el Servicio de Ginecología y Obstetricia de Vall d’Hebron con los embarazos de riesgo, y también en Neonatología. En este último servicio vi cómo quedaban de afectados los profesionales tras las pérdidas. Empezamos a hablar de forma totalmente improvisada sobre ciertas muertes que les habían afectado especialmente. Los médicos y enfermeras también necesitan expresar sus emociones: piensa que a veces fallece de forma inesperada un bebé al que llevaban atendiendo meses.

A partir de estos encuentros esporádicos, decidimos establecer una reunión fija mensual que durara una hora y media. Ahora en febrero se cumplen cinco años desde que empezamos, y no hemos perdido ningún mes de reunión. De hecho, desde que se creó ‘Espacio de Palabra’ el servicio está mucho más preparado psicológicamente para atender estas situaciones.

P – Además de los especialistas del servicio, también atiende a padres.

R – Sí. Un año después de esa primera experiencia, en 2013, se creó un segundo grupo en neonatos con médicos y enfermeras. Así teníamos un grupo de mañanas y otro de tardes. Y después creamos, hace ya dos años, el grupo de padres que funciona muy bien: se sienten muy comprendidos entre ellos, se apoyan, se dan ideas sobre qué funciona y qué no, el que acaba de sufrir la pérdida se ve arropado por el que la tuvo hace más tiempo… Hay que decir que a esas charlas casi siempre vienen  parejas. Pero también acude alguna madre sola, o incluso ha llegado a venir la madre de la madre, un hermano… Las reuniones están abiertas a otros familiares a los que les pueda interesar.

Todo ha sido posible gracias a Mémora –los servicios funerarios de Barcelona–, que financia los grupos. También es satisfactorio para ellos formar parte de este tipo de proyectos.

P – ¿Es gratificante su trabajo?

R – Muchísimo. Aunque parezca que la muerte es un tema desagradable, estar en contacto con gente que está en contacto con ella da mucha vida. También es esperanzador: ves cómo los padres salen adelante, cómo con el tiempo deciden tener otros hijos y emprenden nuevos proyectos, eres testigo del amor que se tienen… Todo surge de una forma muy espontánea y válida. Y te quedas impresionada de cómo la pérdida puede hacer que salgan a flote todas las emociones que había en esa familia.

La «parte humana»

P – ‘Espacio de Palabra’ ha sido una de las once iniciativas premiadas en la II Edición de los Premios ‘Humanizando la Sanidad’ que otorga la farmacéutica TEVA. ¿Cómo recibieron la noticia?

R – Muy contentos. Estando dentro del hospital a veces cuesta que ciertas cosas salgan a la luz, y más tratándose de este tema que es difícil para todos. El premio nos otorga reconocimiento, nos hace ser más visibles. Y esto, a su vez, es importante de cara a hacer un trabajo de prevención.

P – No es el único premio que han recibido.

R – No, en dos meses hemos ganado dos galardones. El otro es el Premio a las Buenas Prácticas que otorga el Ministerio de Sanidad, y que reconoce actividades que se hacen fuera del trabajo normal. La gracia es que estas experiencias puedan darse a conocer a nivel nacional para que en otras partes de España las puedan repetir o ‘replicar’, que se llama.

P – Pero, ¿la sanidad está humanizada, o aún detecta carencias en este aspecto?

R – Yo creo que hay mucha más humanidad de la que se cree. En los hospitales en general la gente se siente bien tratada, y la relación humana también cura. Basta con unas palabras, una caricia, una mirada… Cuando los médicos y enfermeras son personas cálidas que ponen –además de la técnica– su parte humana, el enfermo se siente mucho mejor y se va mucho más agradecido. Y esto en Vall d’Hebron está muy bien trabajado. Al ser un hospital grande, hay muchas pérdidas y están especialmente sensibilizados con el tema.

A veces cuesta reconocer lo positivo; yo creo que la sanidad española es una de las mejores del mundo

Si hablamos en términos generales, las once experiencias premiadas por TEVA son todas muy emotivas. Y lo mejor es que no son once, sino que hay muchísimas más por toda España. Es importante que de vez en cuando se premie el trabajo bien hecho para que la gente tenga otra visión de nuestra Sanidad. A veces cuesta reconocer lo positivo, y yo creo que la española es una de las mejores sanidades del mundo. Claro que hay largas listas de espera y otras muchas cosas a mejorar. Pero la calidad es de rango alto, eso seguro.

Share Button