Palabras clave: divulgación

William Shakespeare, que estás en los cielos…

Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio, de las que han sido soñadas en tu filosofía”. No podía expresar mejor el bardo de Avon, con esta frase de Hamlet,  las incógnitas que se planteaban en su época. Era un tiempo dominado por los descubrimientos de nuevos continentes y la reformulación de la dinámica de los planetas. Lo que seguramente no sospechaba es que, con el tiempo, algunos de sus personajes formarían parte de ese nuevo universo en expansión.

En época de Shakespeare el Sistema Solar conocido estaba formado por los mismos cinco planetas ya descritos desde la antigüedad, y que recibian nombres mitológicos. Junto con el Sol y la Luna eran la base de nuestro sistema de medición del tiempo, la semana. Parecía, pues, que todo estaba sólidamente establecido.

Heliocentric
Modelo heliocéntrico. Andreas Cellarius. Wikipedia.

Continuar leyendo

Share Button

¿Vamos hacia la segunda era de la eugenesia?

De adolescentes todos estudiamos un poco de genética. ¿Quién no recuerda, al menos borrosamente, aquellos problemas: cruzabas plantitas con guisantes de diferentes colores y podías predecir cómo sería la descendencia.

EugenesiaTe pintaban la genética como algo relativamente fácil. Además, te decían, sus leyes se aplican a todos los seres vivos incluyendo a los seres humanos. De hecho en los años posteriores al nacimiento de la genética se creía que todas nuestras características se podrían describir tan fácilmente (o casi) como los famosos caracteres con los que trabajó Mendel. Tal era el optimismo que estas ideas científicas, que ahora sabemos incorrectas, se extendieron a buena parte de la sociedad y a la política. Así, a principios del siglo XX muchos países decidieron utilizar la nueva ciencia de la genética para mejorar sus poblaciones.

La idea estaba clara: se puede mejorar la especie humana utilizando los conocimientos que la genética nos brinda. Ésta visión simplista de la genética hizo que en Estados Unidos y en muchos países de Europa aparecieran leyes encaminadas a conseguir sociedades formadas por individuos genéticamente perfectos. Había nacido la eugenesia.

EugenesiaPoco a poco se vio que las ideas eugenésicas eran inalcanzables, tenían más de prejuicio que de ciencia. Su falta de rigor fue denunciada por la comunidad científica en general. Aún con esto, muchos países aplicaron leyes eugenésicas durante las primeras décadas del sXX. Algunas de las más atroces fueron las aprobadas durante el III Reich. Solo en Alemania se esterilizó a 400.000 personas alemanas consideradas de raza “aria” pero con características indeseables: alcoholismo, baja inteligencia… Se tardó más de lo debido pero, al final, la falta de rigor científico y las atrocidades cometidas por los nazis mataron a la eugenesia.

Han pasado décadas desde aquello y la ciencia ha avanzado mucho. Ahora sabemos mucho más sobre la naturaleza de características como la inteligencia o la personalidad. Sabemos que estas características tienen efectivamente una base genética pero también sabemos que están muy influidas por el ambiente.

En los últimos años las técnicas de edición genética han sufrido una revolución y son ya muchos los artículos y libros que hablan de la posibilidad, quizás no muy lejana, de poder tener hijos a la carta. Se especula que, en pocas décadas, los padres podrán decidir dar a sus hijos una ayuda en la lotería genética. ¿Por qué dejar al azar características como el riesgo de tener depresión, ansiedad o baja inteligencia?

¿Cómo negarle a tu futuro hijo todas las ventajas que puedas darle? “El mundo es duro y si no lo hago yo, lo harán los demás”, pensarán muchos padres.

Hay empresas que ya venden test poligenéticos que predicen el riesgo de padecer múltiples enfermedades. El primer bebé seleccionado para tener el mínimo riesgo de padecer 11 de las enfermedades genéticas más frecuentes nacerá en unos meses.

 Muchos científicos piden bajar las expectativas, quizás se nos está vendiendo más humo que otra cosa. Los test poligenéticos que predicen el riesgo de sufrir enfermedades o el cociente intelectual de los niños, son aún muy poco fiables.  Algunos pagarán mucho dinero por algo que en realidad es menos influyente en el desarrollo de sus hijos que una buena educación o una nutrición adecuada.

Quiero hablar aquí no tanto de si podremos llegar a elegir nuestras características genéticas, sino de si realmente debemos aspirar a hacerlo. Creo que hay que hablar de dónde poner las líneas rojas. Creo que hay que hablar de quién podrá pagarlo.

Deberíamos tener un marco ético claro y consensuado para cuando éstas tecnologías estén disponibles.

Ben Taylor (Flickr)
Ben Taylor (Flickr)

Crear la tecnología para obtener características genéticas a la carta es muy difícil pero creo que es solo cuestión de tiempo que esté disponible. Crear esa tecnología y hacer además que sea segura, supone un reto adicional. Debemos trabajar en los retos de la seguridad y la ética de antemano.

Mi mayor miedo sería que resolviéramos todos los retos técnicos antes de tener bien resueltos los dilemas éticos y de seguridad.

Tiendo a ser optimista, no creo que la mera llegada de estas tecnologías nos vaya a llevar a una distopía tipo “Black Mirror”. Ahora bien, me da miedo llegar a vivir en un mundo donde estas tecnologías no estén al servicio del bien común sino al servicio de unos pocos y dominadas por las leyes del mercado. ¿Quién podrá beneficiarse de estas técnicas?, ¿quién podrá pagarse un hijo genéticamente privilegiado? Imaginad que solo una pequeña parte de la población puede permitirse el lujo de eliminar enfermedades graves de su estirpe o de mejorar características como la inteligencia de sus hijos. Es evidente; las diferencias sociales que podrían aparecer no tienen precedentes.  Debates como estos deben empezar a plantearse en todas las capas de la sociedad. Podríamos estar avanzando sin darnos cuenta hacia un mundo dominado por un nuevo tipo de eugenesia.

El comienzo del siglo XX estuvo marcado por la eugenesia totalitaria de algunos estados. No dejemos que el siglo XXI sea el siglo de la eugenesia (neo)liberal.

Sebastià Benejam Ríos (@sebasbenejam)

 

 

 

Share Button

El anidamiento de la tortuga olivácea: un espectáculo natural amenazado

De las siete especies de tortugas marinas que existen, seis de ellas están amenazadas. Una de ellas es la tortuga olivácea o golfina (Lepidochelys olivacea), muy extendida y explotada. Esta especie de tortuga, junto a la tortuga lora, del mismo género, tienen la particularidad de realizar anidamientos sincronizados en masa (arribadas), una ceremonia singular que puede reunir de cientos a miles de tortugas en una misma playa durante un periodo de unos pocos días. Todo un espectáculo natural. Lamentablemente, las poblaciones de tortugas han disminuido drásticamente en algunas zonas, especialmente en Malasia, Tailandia o Indonesia. Merece la pena conocer más sobre estas pequeñas tortugas marinas, cuáles son las amenazas para la especie y cómo podemos atenuarlas.

La arribada de la tortuga olivácea
Comparte: https://adobe.ly/2uufqlM

Fuentes consultadas:

Varo-Cruz, N., Monzón-Argüello, C., Carrillo, M., Calabuig, P., Liriz-Loza, A. (2015). Tortuga olivácea – Lepidochelys olivacea. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Marco, A. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/

https://www.worldwildlife.org/

Share Button

La impresión azul

En la actualidad es muy fácil captar grandes momentos para la posteridad con cualquier dispositivo tecnológico, ya sea una cámara, un smartphone, una tablet… Lo que sin duda nos aleja de interesantes técnicas como la cianotipia, una técnica fotográfica alternativa que se descubrió en 1842 y que fue usada en divulgación científica por primera vez por la botánica Anna Atkins. 

Si quieres aprender la base científica de este proceso y recrearlo en casa, en “La Química del Azul” encontrarás todo lo que necesitas saber. La química también puede ser divertida. ¿Y tú, te atreves?

 

La Química del Azul

 

Fuentes de información:

1. Alternative Photography

2.Chemistry and Light

3. The New York Public Library

Para compartir “La Química Azul” utilizar el siguiente enlace: https://spark.adobe.com/page/C2VGjJx8VPfrh/

Share Button

Vacunar o no vacunar, esa es la cuestión

En los últimos años se ha cuestionado la eficacia y la seguridad de las vacunas. Esto ha originado una creciente desconfianza y confusión en la población, y ha planteado una serie de mitos que deberían desmentirse para conseguir una sociedad bien informada. Tal y como se plasma en el siguiente vídeo sobre Mitos y Verdades de las Vacunas.

Vacunar o no vacunar: esa es la cuestión

Las vacunas, como cualquier otro fármaco, requieren un largo proceso de desarrollo y aprobación y se siguen sometiendo a estudios de seguridad durante su comercialización. Si bien es cierto que no están exentas de efectos adversos, el beneficio que aportan supera los riesgos asociados.  Algunos de los efectos secundarios más frecuentes son:

-Enrojecimiento de la zona de inyección

-Fiebre

-Dolor de Cabeza

-Vómitos

La aparición de efectos secundarios más graves es infrecuente y de menor importancia que la severidad de las infecciones de las cuales previenen.

 

No obstante, existen voces, asociaciones e incluso medios de comunicación que defienden la falsa creencia que las vacunas, en especial la vacuna trivalente del Sarampión, Rubeola y las Paperas provoca Autismo o Trastornos del Espectro del Autismo. Este mito en el que muchos se resguardan, se ha desmentido por parte de múltiples estudios, tal y como reafirma la Confederación de Autismo de España en un comunicado de 2017. El vínculo entre el autismo y las vacunas se remonta a 1998 cuando se publicó un estudio en la revista The Lancet cuyo autor es el Dr. Andrew Wakefield que relacionaba la administración de la vacuna triple vírica con la aparición de Autismo en niños. La revista se retractó parcialmente debido a que era un estudio falseado y carecía de evidencia científica, desafortunadamente sigue encontrándose en la literatura.

 

¿Pero, qué es exactamente una vacuna y para qué sirve?

Tal y como define la Asociación Española de Vacunología, “una vacuna es un producto biológico compuesto por microorganismos muertos o atenuados, o parte­­ de ellos que se administra para prevenir enfermedades infecciosas en personas susceptibles de padecerlas”. La administración provoca la estimulación del sistema inmunitario para lograr el desarrollo de defensas en caso de entrar en contacto con el microorganismo. El proceso puede observarse en el siguiente vídeo, una animación de la plataforma E-bug que contiene múltiples recursos educativos sobre vacunas y antibióticos.

 

Al contrario de lo que da a entender la creencia popular, las vacunas no debilitan el sistema inmunitario, si no que lo preparan para poder actuar, permiten la formación de anticuerpos que realizan la función de vigilantes y ante cualquier exposición al microorganismo son capaces de erradicarlo.  Por este motivo las vacunas son más seguras que contraer infecciones que pueden poner en riesgo nuestra vida.

 

Muchos creen erróneamente que no es necesario vacunarse de enfermedades que no son frecuentes en nuestro medio, lo que desconocen es que todos somos susceptibles de contraer una enfermedad infecciosa y que, si son tan infrecuentes en nuestro entorno, es gracias a la inmunización generada por la vacuna. Ya saben el “más vale prevenir que curar” se cumple firmemente. Además, con la inmunización no solamente nos protegemos a nosotros mismos, sino que protegemos a los demás evitando que los microorganismos puedan propagarse de un ser humano a otro, es lo que se conoce como efecto rebaño.

 

Por todos estos motivos existen los Calendarios Vacunales Pediátricos que son herramientas para la administración sistemática de vacunas en un período de tiempo determinado que permite inmunizar a los niños frente a enfermedades que les podrían afectar en el periodo de la vida en el que son más vulnerables. La obligatoriedad de dichos calendario es un tema candente en la actualidad, tal y como se publicó en El País en este artículo, en Francia la vacunación es de obligatorio cumplimiento desde 2017 debido a una insuficiente cobertura. No obstante, existen otros países, como España o Canadá, donde son los padres quienes deciden si vacunar o no a sus hijos. Es por esto, que suceden casos como el publicado recientemente en El País que nos habla sobre un adolescente criado en una familia antivacunas y que ha decidido a su mayoría de edad vacunarse.

 

Vacunar o no vacunar: un debate existencial al mismísimo estilo de Hamlet que tiene por única respuesta la adecuada información de la población.

 

Ilustración original de Ariadna Roca Fernández.

 

Share Button

11 de febrero: Mujeres y Niñas en la Ciencia

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas instauró el “Día Internacional de la Mujer y Niña en la Ciencia” con la finalidad de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia y lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas.

Aquí te cuento un poco más sobre la situación actual de las mujeres y niñas en la ciencia:

La Mujer y la Niña en la Ciencia

Share Button

Pasado, presente y futuro de la cardiología

 

La cardiología ha experimentado enormes avances en las últimas décadas con el desarrollo de terapias mínimamente invasivas. Actualmente la medicina regenerativa con el uso de la terapia celular está tomando un fuerte impulso.

Este nuevo campo de investigación permite el uso de células madre para la favorecer la regeneración celular cardíaca aunque existen casos de gran destrucción en lesiones isquémicas que dificultad la capacidad de reparación miocárdica. Aun así, se ha demostrado que la eficacia del tratamiento con células madre en pacientes con cardiopatía isquémica mejora la función del corazón y, por tanto, los síntomas derivados de dicha patología.

Share Button

Distintas terapias con propiedades curativas, ¿ciencia o pseudociencia?

El arte de curar y tratar dolencias y enfermedades para mantener la salud hace siglos que se practica. Desde su inicio a fecha de hoy no ha dejado de avanzar, descubrimientos científicos a lo largo de la historia han permitido diferenciar métodos eficaces y otros no tanto. De ritos espirituales a evidencias científicas. Sin embargo, en las terapias actuales, ¿son siempre claras estas evidencias científicas?

"La curación de las heridas de guerra impulsó el desarrollo de la medicina. En la imagen, Aquiles vendando las heridas de Patroclo durante la guerra de Troya. Copa de Sosias. Siglo V a.C."  National Geographic. Foto: Bpk / Scala.
“La curación de las heridas de guerra impulsó el desarrollo de la medicina. En la imagen, Aquiles vendando las heridas de Patroclo durante la guerra de Troya. Copa de Sosias. Siglo V a.C.”
National Geographic. Foto: Bpk / Scala.

 

Actualmente, para comprobar la eficacia y seguridad de un medicamento, se ha de someter a diversas pruebas experimentales. El ensayo clínico, es el procedimiento aceptado para la investigación clínica, permite identificar los efectos, la eficacia y las reacciones adversas de la sustancia estudiada. Es por eso, que un medicamento después de haber pasado estas pruebas se espera que sea eficaz y seguro.

No obstante, todas las sustancias ofrecidas cómo terapias no parecen ser estudiadas de la misma manera, ni ofrecer la misma información y fiabilidad. ¿Cuál nos da más confianza?

Medicamento homeopático . Fuente: pixaby
Medicamento homeopático . Fuente: pixaby

 

Continuar leyendo

Share Button
Carl Sagan, divulgación científica, Cosmos, astronomía

De maestro a colega: el estilo del divulgador científico antes y ahora

Amanece en cualquier agreste serranía de la mitad sur de la Península Ibérica. Se retiran los cazadores de la noche. Inician la jornada de caza los carroñeros y depredadores diurnos. Y entre ellos, el más hermoso de nuestros mamíferos de presa: el lince. Podríamos llamarle ‘la última fiera de España’. El gran gato acaba de dejar el lugar secreto donde ha pasado parte de la noche. Desciende, siguiendo su campeo, hacia la umbría, donde tratará de dar alcance a sus presas más frecuentes, los conejos.

No soy yo, es Félix Rodríguez de la Fuente deleitándonos con su retórica en un episodio de su famosa serie El Hombre y la Tierra. Suena un poco raro, ¿verdad? Como muy literario para ser un documental de animales. Pero no es cosa de Félix únicamente. Fijaos, si no, en este fragmento extraído de la archiconocida Cosmos, de Carl Sagan:

Continuar leyendo

Share Button

Youtubers de Ciencia

Esto es solo un preámbulo para que Google sepa de qué va esta entrada. Tú, que eres humano y por tanto mucho más listo, puedes ir directo al Wakelet de aquí abajo. Si aún así tienes curiosidad por saber qué le voy a decir a Google, pues puedes seguir leyendo: el post va de youtubers que se dedican a divulgar ciencia, desde QuantumFracture hasta La gata de Schrödinger, pasando por los canales de Vsauce o MinutePhysics. Y muchos más…

 

Share Button