Palabras clave: comunicación médica

El alcohol: el asesino silencioso

El consumo de alcohol no solamente conlleva una gran carga social, si no que provoca más de 200 enfermedades y es el responsable del 5,9% de las muertes en el mundo. Se asocia a un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud como por ejemplo:
-Trastornos mentales
-Enfermedades cardiovasculares
-Cáncer
-Accidentes de tráfico

Es importante conocer el impacto que produce el alcohol en nuestro cuerpo y en nuestro entorno. Por este motivo se ha realizado la siguiente infografía.

 

Share Button

Vacunar o no vacunar, esa es la cuestión

En los últimos años se ha cuestionado la eficacia y la seguridad de las vacunas. Esto ha originado una creciente desconfianza y confusión en la población, y ha planteado una serie de mitos que deberían desmentirse para conseguir una sociedad bien informada. Tal y como se plasma en el siguiente vídeo sobre Mitos y Verdades de las Vacunas.

Vacunar o no vacunar: esa es la cuestión

Las vacunas, como cualquier otro fármaco, requieren un largo proceso de desarrollo y aprobación y se siguen sometiendo a estudios de seguridad durante su comercialización. Si bien es cierto que no están exentas de efectos adversos, el beneficio que aportan supera los riesgos asociados.  Algunos de los efectos secundarios más frecuentes son:

-Enrojecimiento de la zona de inyección

-Fiebre

-Dolor de Cabeza

-Vómitos

La aparición de efectos secundarios más graves es infrecuente y de menor importancia que la severidad de las infecciones de las cuales previenen.

 

No obstante, existen voces, asociaciones e incluso medios de comunicación que defienden la falsa creencia que las vacunas, en especial la vacuna trivalente del Sarampión, Rubeola y las Paperas provoca Autismo o Trastornos del Espectro del Autismo. Este mito en el que muchos se resguardan, se ha desmentido por parte de múltiples estudios, tal y como reafirma la Confederación de Autismo de España en un comunicado de 2017. El vínculo entre el autismo y las vacunas se remonta a 1998 cuando se publicó un estudio en la revista The Lancet cuyo autor es el Dr. Andrew Wakefield que relacionaba la administración de la vacuna triple vírica con la aparición de Autismo en niños. La revista se retractó parcialmente debido a que era un estudio falseado y carecía de evidencia científica, desafortunadamente sigue encontrándose en la literatura.

 

¿Pero, qué es exactamente una vacuna y para qué sirve?

Tal y como define la Asociación Española de Vacunología, “una vacuna es un producto biológico compuesto por microorganismos muertos o atenuados, o parte­­ de ellos que se administra para prevenir enfermedades infecciosas en personas susceptibles de padecerlas”. La administración provoca la estimulación del sistema inmunitario para lograr el desarrollo de defensas en caso de entrar en contacto con el microorganismo. El proceso puede observarse en el siguiente vídeo, una animación de la plataforma E-bug que contiene múltiples recursos educativos sobre vacunas y antibióticos.

 

Al contrario de lo que da a entender la creencia popular, las vacunas no debilitan el sistema inmunitario, si no que lo preparan para poder actuar, permiten la formación de anticuerpos que realizan la función de vigilantes y ante cualquier exposición al microorganismo son capaces de erradicarlo.  Por este motivo las vacunas son más seguras que contraer infecciones que pueden poner en riesgo nuestra vida.

 

Muchos creen erróneamente que no es necesario vacunarse de enfermedades que no son frecuentes en nuestro medio, lo que desconocen es que todos somos susceptibles de contraer una enfermedad infecciosa y que, si son tan infrecuentes en nuestro entorno, es gracias a la inmunización generada por la vacuna. Ya saben el “más vale prevenir que curar” se cumple firmemente. Además, con la inmunización no solamente nos protegemos a nosotros mismos, sino que protegemos a los demás evitando que los microorganismos puedan propagarse de un ser humano a otro, es lo que se conoce como efecto rebaño.

 

Por todos estos motivos existen los Calendarios Vacunales Pediátricos que son herramientas para la administración sistemática de vacunas en un período de tiempo determinado que permite inmunizar a los niños frente a enfermedades que les podrían afectar en el periodo de la vida en el que son más vulnerables. La obligatoriedad de dichos calendario es un tema candente en la actualidad, tal y como se publicó en El País en este artículo, en Francia la vacunación es de obligatorio cumplimiento desde 2017 debido a una insuficiente cobertura. No obstante, existen otros países, como España o Canadá, donde son los padres quienes deciden si vacunar o no a sus hijos. Es por esto, que suceden casos como el publicado recientemente en El País que nos habla sobre un adolescente criado en una familia antivacunas y que ha decidido a su mayoría de edad vacunarse.

 

Vacunar o no vacunar: un debate existencial al mismísimo estilo de Hamlet que tiene por única respuesta la adecuada información de la población.

 

Ilustración original de Ariadna Roca Fernández.

 

Share Button

Los nuevos comunicadores 3.0

Ya nos hemos iniciado de lleno en las redes sociales y este mes de marzo hemos estado en Twitter compartiendo noticias y comentando todo para tener a nuestro público al día de la actualidad científica. Somos una nueva generación de comunicadores que llegamos en el momento más adecuado, necesitamos cambiar el modo de comunicar y, no sólo, ofreciendo contenidos dónde se encuentra la sociedad, en las redes sociales, sino que tenemos que hacerlo manteniendo la calidad. Ser correctos y no alterar la información como profesionales que somos. Y para que veáis como trabajamos y como nos implicamos, a continuación podéis conocer lo más relevante del mes de marzo, a través de nuestros ojos, de nuestra mirada.

Porque como digo, se puede estar al día en política y economía porque es fácil. Son temas de los que se informa y se habla, ya sea a través de informativos y periódicos o través de amigos en cenas y reuniones. Pero… y qué pasa con la ciencia? Eterna marginada que se debe un respeto. La comunicación científica y médica es muy importante y no se debe dejar de lado porque cada día pasan cosas en nuestro mundo y se debe conocer toda la tarea que hacen estos profesionales que, al final, trabajan para mejorar el planeta y para mejorar nuestra calidad de vida.

Y como digo y destaco, no todo son noticias negativas, malas… la ciencia, la física y la medicina consiguen generar buenos resultados y llegar a descubrimientos tan relevantes como las famosas y recientes ondas gravitacionales o como los mejores remedios para combatir el cáncer.

Pero prefiero que investiguéis vosotros mismos y conozcáis como trabajamos los nuevos comunicadores científicos.

Ciencia 3.0

 

Share Button

La fuente de la juventud

¿Dónde está la clave del envejecimiento? ¿Cómo podemos lograr la inmortalidad? A estas preguntas sólo nos pueden responder los telómeros, piezas fundamentales en la integridad de los cromosomas.

Share Button