Palabras clave: #ComunicaCiencia

‘Big data’: cuando la tecnología salva vidas

 

Photo by John Middelkoop on Unsplash
Photo by John Middelkoop on Unsplash

Accedes a una página web y tu visita queda registrada. Compras on-line y la publicidad te seguirá sugiriendo productos similares. Hasta puedes conocer la frecuencia de vuelos y el perfil de los turistas que viajan a cualquier ciudad del mundo.

Es la revolución del ‘big data’. En la era de la inteligencia artificial, ‘big data’ (o datos masivos) hace referencia al conjunto de datos de gran tamaño y complejidad que son generados constantemente por nuevas fuentes. Son datos de una gran variedad (texto, imágenes, vídeo…) y se presentan en mayores volúmenes y a una velocidad superior respecto a hace tan sólo unos años. A estos rasgos se los conoce como las tres V (variabilidad, volumen y velocidad). En los últimos años se han añadido otras dos V: valor y veracidad.

Más allá del ámbito del consumo, muchos otros sectores generan constantemente datos a gran escala.

Photo by NASA on Unsplash
Photo by NASA on Unsplash

Es de sobras conocido el papel crucial del ‘big data’ en el mundo empresarial y de marketing. Pero más allá del ámbito del consumo, muchos otros sectores generan constantemente datos a gran escala. En el campo médico, por ejemplo, la digitalización del diagnóstico por imagen, el reemplazo del papel y el desarrollo de la biotecnología contribuyen de forma importante al aumento del volumen de información.

Pero identificar el valor de los datos pasa no sólo por analizarlos, sino por plantearse las preguntas correctas e identificar retos. La tecnología digital está cambiando la forma en que la sociedad se adelanta a los problemas. En los últimos años el ‘big data’ ha empezado a jugar un importante papel, por ejemplo, en la gestión de los desastres naturales.

Las nuevas tecnologías son un recurso imprescindible no sólo en la preparación ante una catástrofe sino también después de que haya ocurrido. Invertir en reducción y prevención de riesgos tiene un gran valor. Además del aumento de supervivientes, que es sin lugar a duda la prioridad, contar con tecnología digital ayuda a minimizar los costes económicos, ya que posibilita una mayor eficiencia y organización. Es decir, salvar más vidas con menos dinero.

La localización de zonas de inundaciones o de áreas propensas a sufrir desprendimientos utilizando nuevas tecnologías permite mapear los peligros a los que se exponen una ciudad y considerar sus puntos débiles. Con tan sólo un dron, una cámara en un coche y un ordenador es posible documentar en sólo unos días la totalidad de los edificios de una ciudad. Pueden entonces identificarse cuáles son vulnerables, por ejemplo, a un terremoto y qué estructuras deben mejorarse.

  Con tan sólo un dron, una cámara y un ordenador es posible documentar en sólo unos días la totalidad de edificios de una ciudad e identificar cuáles son vulnerables.

Se ha descubierto que la mayoría de las pérdidas tras un desastre natural son daños materiales en los hogares. Entre un 40 y un 90% de las pérdidas privadas son viviendas que por su construcción o situación en áreas de riesgo no soportaron el desastre. Así los programas de modernización de casas para hacerlas más resistentes son herramientas claves para evitar futuros daños.

Photo by NOAA on Unsplash
Photo by NOAA on Unsplash

Más allá de la prevención, la rapidez del uso del ‘big data’ tras una catástrofe permite tomar acción de inmediato sobre el terreno, permitiendo facilitar información fiable y de primera mano para la intervención humanitaria. Así es posible localizar a los afectados y gestionar el envío de equipos de rescate. Posteriormente, la tecnología digital permite documentarse para preparar los planes de reconstrucción en tiempo récord. Así, al aumento de supervivientes y la reducción de daños materiales se une una menor interrupción de las actividades económicas.

Utilizar las nuevas herramientas digitales será especialmente importante en los países menos desarrollados, que disponen de menos medios. La gestión del devastador terremoto de Haití en el año 2010 fue uno de los primeros casos en el que el procesamiento de los datos registrados sobre el empleo de los teléfonos móviles permitió estimar la movilidad de la población, y consecuentemente, distribuir apropiadamente la ayuda humanitaria.

Gracias a la ayuda de la tecnología seremos capaces de crear ciudades inteligentes. Además, deberíamos contar con las políticas correctas de evaluación y gestión de catástrofes naturales.

Vivimos en una era en la que el ‘big data’ y la inteligencia artificial avanzan a toda velocidad. El reto está en saber identificar su potencial y utilizar la tecnología para dar solución a los problemas existentes, empezando por los sociales y humanitarios. La tecnología al servicio de la sociedad. Y no al revés.

Image by Hermann Traub from Pixabay
Image by Hermann Traub from Pixabay
Share Button

Biomímica: Innovación sustentable inspirada por la naturaleza

La biomímica es la disciplina que busca inspirarse en las formas, procesos, sistemas y organismos de la naturaleza (aquellos que han sido exitosos a través del tiempo) para resolver problemas y adaptarnos mejor la vida en nuestro planeta.

Como dice el arquitecto Michael Pawlyn “Se podría considerar a la naturaleza como un catálogo de productos, y todos ellos se han beneficiado de un periodo de investigación y desarrollo de 3.800 millones de años. [...] Dado ese nivel de inversión, tiene sentido usarlo”

Y sin embargo, su aplicabilidad en todos los ámbitos a nivel mundial hacen de la biomímica mucho más que buen diseño. Merece la pena conocer más sobre esta nueva, vieja disciplina y comenzar a regar la voz para que más personas sepan de ella.

Biomímica

Share Button

El anidamiento de la tortuga olivácea: un espectáculo natural amenazado

De las siete especies de tortugas marinas que existen, seis de ellas están amenazadas. Una de ellas es la tortuga olivácea o golfina (Lepidochelys olivacea), muy extendida y explotada. Esta especie de tortuga, junto a la tortuga lora, del mismo género, tienen la particularidad de realizar anidamientos sincronizados en masa (arribadas), una ceremonia singular que puede reunir de cientos a miles de tortugas en una misma playa durante un periodo de unos pocos días. Todo un espectáculo natural. Lamentablemente, las poblaciones de tortugas han disminuido drásticamente en algunas zonas, especialmente en Malasia, Tailandia o Indonesia. Merece la pena conocer más sobre estas pequeñas tortugas marinas, cuáles son las amenazas para la especie y cómo podemos atenuarlas.

La arribada de la tortuga olivácea
Comparte: https://adobe.ly/2uufqlM

Fuentes consultadas:

Varo-Cruz, N., Monzón-Argüello, C., Carrillo, M., Calabuig, P., Liriz-Loza, A. (2015). Tortuga olivácea – Lepidochelys olivacea. En: Enciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles. Salvador, A., Marco, A. (Eds.). Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid. http://www.vertebradosibericos.org/

https://www.worldwildlife.org/

Share Button

La impresión azul

En la actualidad es muy fácil captar grandes momentos para la posteridad con cualquier dispositivo tecnológico, ya sea una cámara, un smartphone, una tablet… Lo que sin duda nos aleja de interesantes técnicas como la cianotipia, una técnica fotográfica alternativa que se descubrió en 1842 y que fue usada en divulgación científica por primera vez por la botánica Anna Atkins. 

Si quieres aprender la base científica de este proceso y recrearlo en casa, en “La Química del Azul” encontrarás todo lo que necesitas saber. La química también puede ser divertida. ¿Y tú, te atreves?

 

La Química del Azul

 

Fuentes de información:

1. Alternative Photography

2.Chemistry and Light

3. The New York Public Library

Para compartir “La Química Azul” utilizar el siguiente enlace: https://spark.adobe.com/page/C2VGjJx8VPfrh/

Share Button

Neurobiología vegetal: la última frontera entre la ciencia y la ética

En los últimos años, el vegetarianismo y el veganismo se han convertido en tendencias globales en las que el número de personas que adoptan estas filosofías de vida crece exponencialmente cada año. El consumo de productos libres de crueldad animal es la respuesta a un sentimiento de empatía hacia individuos de otras especies que se ha ido desarrollado y calando en la sociedad gracias al avanzado conocimiento generado sobre el mundo animal y la autocrítica a nuestros hábitos y el impacto resultante de éstos. En otras palabras, todas aquellas personas que abrazamos estas ideas hemos reflexionado sobre las consecuencias de nuestras acciones y hemos aprendido cuál es realmente nuestro lugar en este complejo ecosistema de interrelaciones entre especies: cuál es nuestro papel en el equilibro de las cosas. O al menos, eso creemos…

Cuando un omnívoro se interponte entre tu ética y tu plato, el principal reproche es que las plantas también son organismos vivos, e irónicamente, se nos cuestiona nuestra compasión hacia ellas. El contraargumento que se suele proporcionar es que los organismos vegetales no sienten dolor porque no tienen un sistema nervioso y, por tanto, no sufren. Este razonamiento, personalmente, nunca ha terminado de convencerme y, para defender mi postura, siempre he recurrido a otros argumentos, como la organización modular de las plantas y su capacidad de autorregeneración. Aún así, estas explicaciones no resuelven la cuestión de si mi postura, realmente, está libre de sufrimiento. ¿Cómo podemos estar seguros de que las plantas no sienten dolor? Aunque un animal tenga capacidad de regenerar sus extremidades, como ocurre con las estrellas de mar, ¿nos parece ético amputarle un brazo para hacer un guiso? Entonces, ¿por qué no nos importa hacérselo a una planta?

Está claro que tratar de dar una respuesta a todas estas preguntas es, como mínimo, polémico. Pero, en mi búsqueda de intentar comprender el impacto de mis decisiones sobre los individuos que conforman el mundo vegetal he descubierto cosas increíbles sobre las plantas que cambian totalmente el marco conceptual que tenemos de estos organismos. Este es mi pequeño homenaje a las plantas: unos seres silenciosamente activos y con una extraordinaria vida secreta que pocos conocen…

Raíces y neuronas
Tras este pequeño viaje al fascinante mundo oculto de las plantas, queda todavía una pregunta por resolver: ¿las plantas sienten dolor? La respuesta no está clara, pero la ciencia no está muy lejos de resolver este enigma. Se sabe que las plantas pueden producir anestésicos al igual que nosotros liberamos sustancias químicas para calmar el dolor de forma natural. Además, estudios recientes han demostrado que las plantas responden a la anestesia empleada en humanos de forma similar a como lo hace nuestro cuerpo.

Plantearnos si es ético o no comerse una planta, más allá de los problemas que se derivan de la agricultura industrial, nos supondría un tremendo dilema. Pero, en cualquier caso, lo que sí debemos plantearnos es la forma en la que observamos y nos aproximamos a estos extraordinarios organismos, con los que hace mucho mucho tiempo compartimos un ancestro común.

Para compartir esta historia, utiliza el siguiente enlace:

https://adobe.ly/2JHmrdk

Share Button

El agua: 5 Beneficios que quizá no conocías

El agua cubre más del 70% de la superficie de la Tierra (nuestro  ‘planeta azul’), constituye casi el 70% de nuestros cuerpos y no podemos vivir más de cuatro días sin ella. ¿Pero conocemos realmente la importancia e impacto que tiene el agua en nuestro día a día?

Los beneficios del ‘elixir de la vida’ son muchos, y no pocos de los descubiertos más recientemente son  desconocidos por la mayoría de la población. La infografía a continuación tiene por propósito ayudar a divulgar estos valiosos datos:

Share Button

La luz: musa de la Física Cuántica

La Física es, probablemente, una de las disciplinas de la ciencia más difíciles de entender. En especial, la física o mecánica cuántica se antoja particularmente compleja incluso para aquellos que se dedican a ella. Sin embargo, entender qué es y de dónde viene es relativamente sencillo si desglosamos su historia y rescatamos los descubrimientos que dieron lugar a su nacimiento a principios del siglo XX.

La siguiente infografía pretende seguir, cronológicamente, los hallazgos que permitieron formular la Teoría Cuántica, una rama de la física cuyo objetivo es comprender la naturaleza de los fenómenos a escalas espaciales pequeñas.

Todo comenzó con la luz

 

Hoy en día, la mecánica cuántica nos ha permitido descubrir fenómenos increíbles como el teletransporte cuántico, y se está utilizando para desarrollar ordenadores cuánticos que permiten simular viajes hacia atrás en el tiempo, o incluso crear sistemas de cifrado “irrompibles”. Aunque esto, quizá, es mejor dejárselo a los iluminados

Si quieres compartir esta infografía, utiliza el siguiente enlace: https://bit.ly/2ubNYck

Share Button

El alcohol: el asesino silencioso

El consumo de alcohol no solamente conlleva una gran carga social, si no que provoca más de 200 enfermedades y es el responsable del 5,9% de las muertes en el mundo. Se asocia a un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud como por ejemplo:
-Trastornos mentales
-Enfermedades cardiovasculares
-Cáncer
-Accidentes de tráfico

Es importante conocer el impacto que produce el alcohol en nuestro cuerpo y en nuestro entorno. Por este motivo se ha realizado la siguiente infografía.

 

Share Button

Fácil y divertido: Ideas para comunicar ciencia a los niños

Share Button

Microblogging o divulgación científica a través de las redes sociales (RRSS)

Share Button