Palabras clave: China

Coronavirus: ¿Qué está pasando?

“Un vírus similar al SARS, responsable de la misteriosa neumonía china”. Así titulaba El País el pasado 11 de enero una notícia que apenas podía prever hasta dónde iba a llegar. En una ciudad de más 10 millones de habitantes se había detectado desde diciembre un brote de un extraño virus, era extraño pero tampoco parecía demasiado peligroso: “Las autoridades sanitarias locales han asegurado que no se ha detectado ninguna transmisión entre humanos”.

Menos de dos semanas después, el virus ha llegado a Tailandia, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Estados Unidos y, poco antes de escribir estas líneas, se han confirmado dos casos en Francia. Además, se está estudiando un posible caso en México. En China, país de orígen, han muerto 25 personas de 830 infectados confirmados.

Por el momento, la OMS no ha declarado la emergencia internacional, pero todo el mundo está pendiente de la evolución y China ha puesto en cuarentena a tres ciudades que suman una población de 20 millones de personas. El caso recuerda a la gripe A de 2009 y sobre todo a la pandemia del SARS de 2003, que también se originó en China y mató a 765 personas, la mayoría en China y países cercanos.

¿Qué es un coronavirus?

Según la OMS, son una gran familia de virus que causan enfermedad en un rango que puede variar desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el MERS y el SARS, enferemedades que han causado un número relevante de muertes.

Los coronavirus se transmiten de animales a humanos y los síntomas comunes de infección incluyen problemas respiratorios, fiebe y tos. En casos extremos pueden derivar en neumonía, daños respiratorios graves, fallos pulmonares y muerte.

Sin título

¿Está España preparada si llega?

Según el epidemiólogo Antoni Trilla, estamos preparados. En un artículo en La Vanguardia ponía calma y avisaba de que disponemos de toda la información posible, hay bajas posibilidades de importación (esto lo escribía antes de la confirmación en Francia) y estamos en condiciones de poder detectarlo si llega, hay un buen sistema de medidas estandarizado y se dispone de un sistema de alertas centralizado.

¿Por qué la OMS no declara la alerta global?

Según el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el hecho de que no se declarase la emergencia a nivel mundial no significa que no sea grave. Todas las muertes causadas por el virus han sido en China, por lo que, aunque allí “sí que se ha convertido en una emergencia sanitaria, aún no lo es a escala global”.

Share Button

China retraza 25 años en su lucha contra la extición del tigre

El gobiernó chino anunció que legalizaría los cuernos de rinoceronte y los huesos de tigre para su uso en la medicina tradicional. Con esta medida el país asiático retrocede 25 años.

Continuar leyendo

Share Button

La Extraña Ciencia China

Casi toda la información que nos llega de China nos parece extraña y la ciencia no es una excepción. Desde Spas post-parto, oxígeno en botella y mosquitos anti plagas de laboratorio, a proyectos faraónicos de búsqueda extraterrestre.

En una sociedad en la que se controla la información hasta la última coma es difícil distinguir ciencia de propaganda. Queramos o no así son las cosas en China y no está de menos que intentemos informarnos de lo que pasa no tan lejos de aquí aunque nos parezcan de otro planeta.

 

Share Button

Aire irrespirable: ¿qué diferencia la ‘boina’ madrileña del cielo de Pekín?

Durante las últimas semanas, y coincidiendo con la Cumbre del Clima en París, hemos sido testigos de los graves episodios de contaminación del aire en Pekín y otras ciudades chinas, llegando a alcanzar niveles nunca vistos que han puesto en alerta a las autoridades del país, que prohibían la circulación, cerraban fábricas y aconsejaban a los ciudadanos quedarse en casa. Con niveles de partículas en suspensión hasta 25 veces por encima de los límites que recomienda la OMS, el smog de la capital china dejaba imágenes que parecían de ciencia ficción e inundaban las redes sociales.

La plaza Tiananmen de Pekín el día 1 de diciembre. El País.

En Madrid, la conocida ‘boina’ hacía acto de presencia, los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se elevaban a más de 200 microgramos por metro cúbico y el Ayuntamiento ponía en marcha el protocolo de actuación para estos casos, prohibiendo aparcar en el centro, aplicando restricciones de velocidad y recomendando a los madrileños no hacer ejercicio al aire libre. A simple vista, es obvio que la situación en cualquier ciudad china es muchísimo peor que en una ciudad como Madrid, de poco más de 3 millones de habitantes. Pero, visibilidad aparte, ¿qué diferenciaba esos días el cielo de Madrid del smog de Pekín?

Continuar leyendo

Share Button