Palabras clave: calentamiento global

Los pulsos de océano

El ritmo de la corriente meridional del atlántico norte se ralentiza, polarizando, aún más, el clima global.

 

Golden sunrise clouds and rising sun above sea , Atlantic Ocean

De nuevo… ¿el hombre?

Una de las principales causas de esta anomalía en la corriente meridional atlántica, AMOC (Atlantic meridional overturning circulation), viene del incremento de la temperatura global antropogénico. Sin embargo, a través de otra línea de investigación paralela, se desvela el fin de la “pequeña era de hielo” (PEH) como la raíz de este problema.

Es sabido, y entendido por muchos que, el calentamiento global,  ha provocado y provoca el deshielo de numerosos macizos de helados. El hecho, deriva en una mayor cantidad de agua, dulce, poco densa, al conjunto de los océanos. La salinidad y la temperatura del agua de nuestros océanos, son los principales factores que regulan la distribución de las aguas a lo largo y ancho del planeta.

Por otro lado, los ciclos naturales del clima terrestre, pueden tener algo que ver en esta transformación. El fin de la pequeña edad de hielo, puede ser uno de los causantes del aumento de este deshielo. Paradójicamente, muchas son las voces que atañen el fin de la PAH, al resultado de la acción humana, datando los “inicios del fin” de la PAH, con el comienzo de la revolución industrial.

 

La corriente meridional del atlántico norte

 

 

 

Las salinas y templadas aguas del cabo del golfo, dan lugar a un meandro que cruza el atlántico, formando la corriente del atlántico meridional, AMOC. Durante el frio del invierno, esas aguas saladas, densas y cálidas se destemplan, hundiéndose y creando una corriente de convección más profunda. Es esta corriente de convección la que vertebra gran parte del movimiento de la corriente meridional del atlántico norte.

 

La importancia que conlleva esta “cinta transportadora transatlántica”, tiene un enorme impacto sobre la temperatura, principalmente. Así como en los ciclos del carbono, la distribución de los solutos y alimentos a lo largo de la masa oceánica, además de la estabilidad de los ecosistemas marinos dependientes de ella. Los últimos datos novedosos en torno a esta problemática llegan desde un estudio publicado en la revista Nature. Los datos son contundentes; no existían registros de tal debilitamiento en esta corriente desde hace aproximadamente 1600 años.

El equipo del Dr. Thornalley, ha analizado los sedimentos marinos a grandes y variadas profundidades, cuyos resultados determinan, que la fuerza del flujo termohalino, ha ido decayendo desde el 1850, coincidiendo con el comienzo de la revolución industrial.

En otro paper cientfífico publicado en la misma revista, se hace una valoración aproximada de lo que esta anomalía puede provocar en el clima del planeta. Un deshielo más acentuado, provoca un aumento de la masa de agua dulce en el océano, la cual, debido a su baja salinidad y temperatura, no se une al ritmo de la circulación; no desciende para circular hasta las aguas del sur.

De esta manera, las aguas frías y dulces, restringidas a su área, refrigeran la temperatura atmosférica del giro subpolar del atlántico norte. Este bloqueo en el ciclo, hace que una menor cantidad de agua fría y profunda, emerja en zonas del sur.  De esta manera, la temperatura superficial del agua aumenta, y con ello, la temperatura atmosférica presente.

Los expertos añaden, que esta situación anómala no solo altera el clima aún mas, sino que puede dañar la estabilidad de los ecosistemas marinos.

Aún quedan por conocer los datos de los estudios que siguen su curso actualmente, y que ayuden a esclarecer, el verdadero origen de esta anomalía, a pesar de que sea fácil de intuir.

Share Button

Nuestra salud, nuestro planeta

Los efectos del cambio climático en la última década han provocado un incremento en la calidez de las temperaturas fomentando fenómenos climáticos extremos tales como temporales, olas de calor o inundaciones. La Comisión Europea ha aprobado y revisado desde 2013 una serie de estrategias de adaptación al clima entre las que se encuentra el significativo impacto socioeconómico.

Las propuestas han permitido una mayor cooperación administrativa así como actividades de prevención de riesgos como impulsar proyectos de divulgación de los peligros del cambio climático y la estimación de los riesgos derivados. De todas formas, hasta el momento y, dado el peso ganado por el calentamiento del planeta en la agenda mundial, las acciones aprobadas han provocado conclusiones pesimistas.

Los acuerdos sobre el cambio climático en París suman un nuevo estudio en el que se garantiza un ahorro en el gasto sanitario como consecución del objetivo general de frenar el calentamiento global. La investigación publicada en la revista The Lancet Planetary Health estima una reducción de hasta 2,5 veces la inversión necesaria para llevar a una menor contaminación global.

Los objetivos alcanzados en el Acuerdo de París establecían la necesidad de no superar en 2º la temperatura previa de la Tierra, estableciendo como óptimo un incremento máximo de 1,5º. La meta del trabajo realizado entre otros por el investigador Mikel González-Equino, colaborador del Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3), se ha fundamentado para ello en la construcción del Modelo de Evaluación Global de Cambios (GCAM) resultante de la combinación de diversos elementos como la dispersión energética en la atmósfera, las víctimas relacionadas con la contaminación, siete millones cada año y, el coste de paliar el incremento de la temperatura global.

 

860090820

Es necesario crear conciencia sobre el cambio climático para tomar decisiones de futuro

El estudio pone de relieve la conexión de paliar el calentamiento global con la mejora en la salud de los habitantes del planeta. Los resultados aportados establecen un coste de entre un 0,5 y un 1,3% del PIB mundial que supondría un descenso de hasta un 32% en el número de muertes en los próximos 30 años, es decir, hasta 100 millones menos. Dentro de los países más beneficiados por la adopción de estas propuestas contra el cambio climático se encontrarían aquellas zonas más pobladas, como India y China que, a su vez, presentan mayor exposición a la contaminación atmosférica.

A estas conclusiones se ha referido el principal investigador del estudio publicado, Anil Markandya, quien ha estimado que el ahorro en salud puede derivar en una mayor proyección de las decisiones políticas en el ámbito climático. Los argumentos del estudio difieren notablemente de las disposiciones políticas contrarias a la lucha contra el calentamiento global como las adoptadas por el gobierno de EEUU, que se resisten a seguir el Acuerdo de París. Para los autores de la reciente investigación, los países contrarios a estas actuaciones, tendrían únicamente en cuenta los cálculos “miopes y unilaterales” que se basan en costes delimitados para el impacto económico de estas naciones.

Los resultados tras la aplicación práctica del estudio publicado no sólo contribuirían a aumentar el ahorro en sanidad sino a mejorar fenómenos secundarios al calentamiento global como las pérdidas en la agricultura así como nuevas oportunidades de empleo.

Los datos que maneja la ONU arrojan como motivo principal de mortalidad precoz la nociva calidad atmosférica. De hecho, según la Agencia Europea de Medioambiente, cada año mueren por esta causa 467,000 personas en Europa, 24,000 de ellas solo en España. Lo alarmante de estas cifras se traduce en la incapacidad de los gobiernos, entre ellos el Ejecutivo español, de ejecutar las directivas sobre calidad de aire.

Share Button
La contaminación agrava  enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Frenar el cambio climático tiene beneficios económicos

Recuperar a las especies en peligro de extinción, evitar episodios meteorológicos extremos como sequías o inundaciones, mantener una cierta estabilidad en el clima para favorecer la agricultura… En definitiva, frenar el cambio climático significa alejar al planeta y a sus habitantes del peligro en el que se encuentran. Si estos no son motivos suficientes, ahora un estudio demuestra que además detener el calentamiento global supondría un ahorro a nivel económico.

Continuar leyendo

Share Button

El Desacuerdo de París

Por Gema Valera Vázquez  | 07/08/2017

 

El 2 de agosto se cumplían 2 meses de la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París. Un acuerdo que se redactó entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre de 2015, y en el cual, de forma histórica, firmaron 195 países.

Todos los firmantes se comprometían por ley a poner en marcha acciones para cumplir una serie de objetivos que persiguen la remisión del cambio climático. El objetivo principal consiste en limitar, para el año 2100, a +1,5ºC el calentamiento global con respecto a la temperatura pre Revolución Industrial de 1750.

VÍDEO | Donald Trump anuncia la retirada de EEUU del Acuerdo de París (TheGuardian)
VÍDEO | Donald Trump anuncia la retirada de EEUU del Acuerdo de París (TheGuardian)

Con la retirada de EEUU, los acuerdistas quedaron consternados. Si lograr los objetivos con EEUU de su parte era un desafío, con su caída parecía poco menos que imposible. No olvidemos que son los principales emisores de gases invernadero (con un 15% del total de emisión) seguidos por China. Además habría que prescindir de su contribución económica para ayudar a países subdesarrollados a implementar mejoras que condujeran al mundo entero a alcanzar los objetivos, y que estaba contemplada en el acuerdo.

Sin embargo, algunos expertos han manifestado su escepticismo, opinando que con EEUU y sin ellos, el Acuerdo de París es una utopía, y que solo un cambio drástico a energías renovables y la retirada masiva del CO2 de la atmósfera, podrá dejarnos en una posición próxima a la que se espera llegar con el acuerdo.

Otro estudio publicado recientemente, apunta que solo tenemos un 5% de posibilidades de cumplirlo.

Cartel de una protesta por el cambio climático (Pixabay)
Cartel en una protesta por el cambio climático (Pixabay)

De cualquier modo, no hay razón para perder la esperanza. Se prevé que para el año 2020 las energías renovables serán la opción más barata, y que EEUU cumplirá con el objetivo del 2100 incluso fuera del acuerdo, ya que ellos también se sumarán a las energías verdes, aunque sea solo por ahorrar dinero.

Share Button

El cambio climático en la era Trump

¿Puede el planeta sobrevivir al presidente electo de los Estados Unidos?

Imagen y tweet de Donald J. Trump: "Nevando en Texas y Luisiana, récords en las temperaturas de congelación en todo el país y más allá. ¡El calentamiento global es un engaño costoso!”.
Texto original extraído de la cuenta de Twitter de Donald J. Trump: “Snowing in Texas and Louisiana, record setting freezing temperatures throughout the country and beyond. Global warming is an expensive hoax!”

Nos despedimos del año más caliente registrado hasta ahora, pero afortunadamente también el tercer año consecutivo en que las emisiones de gases de efecto invernadero se han mantenido casi estables. Con un crecimiento económico mundial del 2.4%, ¿podríamos estar en camino de conseguir una economía climáticamente sostenible?

La mala noticia es que la nación más rica del mundo, y, dicho sea de paso, la mayor emisora de dióxido de carbono, ha elegido un nuevo presidente con una visión un tanto “particular” sobre el cambio climático que no duda en difundir en redes sociales:

Traducción: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva la fabricación de los Estados Unidos”.

¿Qué implicaciones tiene la elección de Donald J. Trump en los esfuerzos globales para contrarrestar el incremento mundial de las temperaturas?

Continuar leyendo

Share Button
Falcon 9 de SpaceX en su aterrizaje el pasado 8 de Abril 2016. Imagen cedida por SpaceX

A un paso más cerca de las estrellas

El pasado 8 de Abril tubo lugar un hito histórico para la humanidad en la carrera al espacio. SpaceX bajo la dirección de Elon Musk (también director de TESLA motors, Solarcity y cofundador de Paypal), una de las primeras compañías privadas dedicadas a lanzamientos comerciales de cohetes al espacio, fue capaz de lanzar, y mucho más importante de recuperar en perfecto estado para su re-uso, un transbordador espacial encargado de enviar un cargo a la estación internacional espacial (ISS).
Este hecho supone un gran paso en la exploración del espacio ya que el reciclaje de cohetes permite reducir notablemente los costes de los lanzamientos.
Pero veamos con mas detalle porque este hecho esta revolucionado los medios aeroespaciales y las redes sociales

Share Button

Nuevas tecnologías contra el cambio climático. Una infografía

Loading...

Loading…

Share Button

Atentados contra el medioambiente

Muchas empresas, instituciones públicas o privadas, consorcios, etc. se llenan la boca con sus grandes planes para la conservación del medioambiente. ¿Es esto suficiente? A la vista está que no: calentamiento global, efectos nocivos de insecticidas, retardantes de llama tóxicos, sobrepesca… Mutilaciones diversas que causamos a los ecosistemas que nos rodean. Echemos un vistazo a unos cuantos –de tantos– ejemplos:

Share Button

Indonesia: Infierno verde

Miles de años arden en minutos. Indonesia, fiel a su cita anual, vuelve a ser testigo de como sus ancestrales bosques son reducidos a ceniza en un abrir y cerrar de ojos. Como ya viene siendo habitual en las épocas de verano y aprovechando la escasez de precipitaciones -acentuadas este año por el fenómeno del niño-, determinados grupos de personas, particulares y lobbies empresariales, provocan incendios descontrolados en las islas de Sumatra y de Borneo.

Este infierno erradica la flora y fauna originales para que así los interesados puedan continuar con su particular fiebre del oro.
Estamos hablando del negocio del aceite de palma, un producto cotizado en todo el mundo a niveles industriales.

https://www.flickr.com/photos/cifor/6347100164
Orangután macho, via Flickr

Continuar leyendo

Share Button

Tomàs Molina y el clima del 2025

El pasado viernes 13 de Marzo, Tomàs Molina inauguró la nueva programación cultural propuesta por el Ayuntamiento de Riells i Viabrea, una pequeña población de la comarca de La Selva. Y lo hizo con su conferencia “¿Cómo será el tiempo en el 2025? Cambios que nos afectarán”. Fiel a su estilo y a sus objetivos, Tomàs creó una atmósfera entretenida y participativa donde los oyentes pudieron opinar, preguntar e ironizar sobre los problemas ambientales a los que nos veremos expuestos dentro de tan solo diez años.

El público, muy diverso y, en su mayoría, ajeno al mundo científico, tuvo la oportunidad de entender los aspectos más importantes del cambio climático. Gracias al lenguaje dinámico y cercano del presentador, junto a la popularidad de la que disfruta este querido personaje en los hogares catalanes se hizo una llamada a la concienciación muy necesaria para afrontar los tiempos venideros.

Cartel publicitario de la conferencia de Tomàs molina “¿Cómo será el tiempo en el 2025?
Cartel publicitario de la conferencia celebrada en el Centre Cultural La Casa Nova de Can Plana, de Riells i Viabrea.

El clima futuro de la Península Ibérica

En la ponencia, el polifacético hombre del tiempo expuso los resultados del último informe del IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change, en sus siglas en inglés), donde se afirma que en un futuro próximo los días en la Península Ibérica serán más calurosos. También habrá menos precipitaciones, pero más torrenciales. El riesgo de sequías e inundaciones aumentará considerablemente y los fenómenos más extraños serán cada vez más habituales. Así como las olas de calor y las consecuencias que conllevan.

A su vez, sostuvo que la temperatura global del planeta seguirá incrementándose de forma exponencial, a la par que el crecimiento de la población mundial. La inyección continua de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono conducirá al aumento de las temperaturas irremediablemente. “Si pudiéramos ‘limpiar’ la atmósfera de toda esta contaminación ahora mismo la temperatura seguiría subiendo durante bastante tiempo” declaró.

La aportación de Espai Terra

Actualmente, este meteorólogo, que además es un gran defensor y propulsor de la divulgación científica, presenta Espai Terra en TV3, un programa que tiene como objetivo acercarnos a la meteorología, la naturaleza y el medioambiente en general. Aunque, desafortunadamente, la ciencia no acostumbra a disfrutar de grandes audiencias en televisión, Tomàs consigue, junto a todo el equipo que tiene detrás, introducir la ciencia a través de temas que nos pueden resultar curiosos o simplemente interesantes por su cotidianidad.

Es de agradecer que cada vez más medios de comunicación apuesten por unos contenidos tan divulgativos en los campos de la ciencia, la tecnología y la medicina. Se trata, claro está, de cuestiones muy importantes que debemos comprender y de las cuales debemos responsabilizarnos como sociedad.

Share Button