Palabras clave: Biofísica

¿Cómo cambian de color los camaleones?

Los camaleones son capaces de adaptarse al entorno cambiando el color de su piel, ¿verdad?

CamaleónEsto puede parecer una historia conocida. Todos hemos visto una vez (o muchas) los clásicos vídeos de un camaleón o un pulpo cambiando de color. ¡Incluso creíamos que entendíamos cómo lo hacían! Pasen y lean.

La explicación hasta la semana pasada era que los camaleones, al igual que los pulpos, poseen en la piel células con pigmentos de distintos colores (cromatóforos) que cambian de tamaño. Cuando las células de un color se agrandan, éste pasa a ser el color más visible en la piel y por eso veremos el camaleón de ese color. Sin embargo, algo fallaba en esta explicación, por ejemplo, que los camaleones no tienen pigmentos verdes y la mayoría son verdes.

Una nueva explicación ha sido publicada esta semana en un artículo de la revista “Nature Communications. El estudio demuestra que el “camuflaje” de los camaleones no es una reacción para adaptarse al entorno si no que es una respuesta mecánica que refleja su estado de excitación. En reposo los camaleones se muestran verdes mientras que al excitarse frente a una hembra o un macho competidor se vuelven amarillos (anaranjados). Y la razón de esto no reside únicamente en las células de color superficiales de los camaleones, sino en la siguiente capa de células, un poco mas profunda. Estas células más profundas están formadas por muchos nanocristales que reflejan la luz de distintas longitudes de onda según su estructura. Cuando el camaleón está relajado, los nanocristales están juntos y esto hace que reflejen la luz de longitud de onda corta (luz azul). Al excitarse, las células más profundas se tensan alejando los nanocristales que en esta configuración reflejan la luz de longitud de onda larga (amarillo, naranja, rojo).

La luz final reflejada por los camaleones, es decir, el color que vemos en su piel, es la combinación de la luz reflejada por las células superficiales pigmentadas y la luz reflejada por los nanocristales de las células más profundas. Así cuando están relajados los camaleones aparecen verdes (luz azul de los nanocristales más luz amarilla de los pigmentos) mientras que cuando se excitan se vuelven más anaranjados.

Un vez más un descubrimiento refleja la importancia del trabajo multidisciplinar. Un fenómeno que hasta ahora se describía como un proceso bioquímico, en realidad implica un proceso físico. También, pone de manifiesto la principal característica de la ciencia y la que la hace tan entretenida: “todo conocimiento científico esta sujeto a constante revisión“.

Share Button