El descubrimiento del primer antibiótico

El primer antibiótico fue descubierto por Alexander Fleming en 1928: la penicilina. Su descubrimiento supuso una gran revolución en el mundo de la medicina al permitir curar infecciones causadas por bacterias. Todos hemos escuchado cómo Fleming descubrió la penicilina por casualidad cuando sus cultivos se contaminaron con un moho, como el del pan, que se coló por la ventana. Aunque la historia no es exactamente así, el azar tuvo mucha importancia en este avance científico. Pero, ¿se debió todo a la suerte?

Cómo dijo Picasso, “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

El descubrimiento de la penicilina

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>