¿Quiénes somos y cómo llegamos aquí?

En los últimos años, el estudio del genoma humano ha cambiado todo lo que sabíamos sobe nuestros orígenes y cómo el mestizaje es parte de nuestra naturaleza.

La prehistoria está de moda. Gracias a los avances en extracción y secuenciación de DNA prehistórico la ciencia nos trae increíbles historias que parecen sacadas de un libro de ciencia ficción. A todos nos gusta leer sobre nuestros orígenes, y David Reich, profesor de genética en la Universidad de Harvard, acaba de publicar un libro donde recoge todas estas piezas de nuestro pasado como si de un puzzle se tratase.

Who We Are and How We Got Here es el título donde nos cuenta una historia de viaje continuo, alianzas imposibles y mestizaje, al más puro estilo del Señor de los Anillos.

Caminante no hay camino, se hace camino al andar, sería el prefacio perfecto para contar el viaje de los primeros seres humanos de África hace unos 130.000 años.  A través de Egipto y Sinai en varias migraciones los primeros humanos llegaron a todo el planeta, incluido Australia.

En ese tiempo nuestro en nuestro planeta no estábamos solos, sino que lo compartíamos con otras especies humanas (sí, humanas) con las que nuestros antepasados compartieron más que historias según muestran los análisis de DNA. Hoy en día todos tenemos alrededor de un 2% de Neanderthal, especie humana que poblaba Europa y que poco a poco va quitándose esa leyenda oscura de “ser inferior” respecto al Homo Sapiens. Pero no eran los únicos, también nos encontramos en nuestro camino con Denisovanos, el Hombre de Flores (apodado Hobbit) y con otra especie de Asia que aún nos queda por descubrir. En total, cinco especies humanas poblaron a la vez el planeta hasta que hace 35.000 años, nos quedamos solos.

El trabajo de Reich no acaba aquí, sino que continúa estudiando el flujo de personas a través de sus genes (imagina encontrar una antigua guía telefónica después de pasar por una trituradora de papel y que tu trabajo es pegar trozo a trozo todas las páginas). Pequeñas historias que nos sorprenden por ejemplo con el parentesco entre europeos y nativos americanos, que los constructores de Stonehenge fueron reemplazados completamente en una migración desde Asia, o que la civilización más antigua es la aborigen australiana. 

Todos estos estudios ayudan a la ciencia a enterrar y bailar sobre la tumba del mito “pureza racial”, tema de nuevo de actualidad por la pseudociencia racial, bajo el puro peso de la mezcla de poblaciones, repetida constantemente a lo largo de toda nuestra larga historia.

Y para terminar, no puedo despedirme sin rescatar este vídeo. Feliz viaje.

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>