La ciencia : muy respetada pero poco comprendida

imagesUna de cada cuatro personas en Estados Unidos no sabe (o no se acuerda) que la tierra gira alrededor del sol, y los resultados son similares para la media de los países de la Unión Europea. Sin embargo, cuatro de cada cinco personas declaran estar interesadas en los nuevos descubrimientos científicos. Así que no todo son malas noticias.

Estos son algunos resultados de la última encuesta sobre la “Opinión y conocimiento del publico con respecto a la Ciencia”, dirigida por la National Science Foundation de Estados Unidos (http://www.nsf.gov) y que involucró a más de 2000 americanos. En ella se comparan resultados con otros países así como la evolución de los resultados a lo largo de los años.

Lo que llama la atención en esta encuesta no es tanto el nivel de conocimiento del público sobre la ciencia – ciertamente no es alto pero es aceptable, con un promedio de 5.8 respuestas correctas sobre 9 preguntas representativas, una cifra que se ha mantenido estable en los últimos anos.  El aspecto más llamativo, en mi opinión , es lo poco que la gente sabe sobre cómo se hace la ciencia.  En una serie de preguntas enfocadas a valorar la capacidad de razonamiento y la comprensión del proceso científico, sólo 34% entendía la importancia de contar con controles en un experimento, y sólo 20% decía entender lo que significa estudiar algo científicamente (observar, formular una hipótesis y probarla con experimentación rigorosa y sistemática).

En contraste con lo anterior, la opinión del público con respecto a la ciencia es alentadora. La mayoría (alrededor del 80%) de los entrevistados piensa que los beneficios de la ciencia superan los riesgos y que el gobierno debe financiarla. Notablemente, los científicos, junto con los médicos, son los profesionales que más inspiran confianza. Como prueba de ello, cuando la frase “los seres humanos se desarrollaron a partir de otras especies de animales” iba precedida por “según los científicos,” el porcentaje que contestó correctamente (es decir “verdadero”) aumentó de 48% a 72%. Asimismo, más del 80% de los entrevistados estarían contentos si su hijo/hija eligiera dedicarse a la ciencia, a pesar de que sólo el 30% dice conocer, aunque sea de manera aproximada, lo que hace un científico en su trabajo de cada día.

Como sucede con todas las encuestas, los resultados no son blancos o negros, y se tienen que interpretar con cuidado. Sin embargo parece evidente que, aunque la actitud del publico hacia la ciencia y el científico es muy positiva, su nivel de conocimientos científicos y, sobretodo, de comprensión del proceso por el cual se llega a dichos conocimientos, dejan aún mucho que desear.

Como menciona A. Wolfe en un artículo sobre la nueva versión del programa Cosmos, “la divulgación científica ciertamente está generando una admiración por la ciencia, la cual esperamos resulte en un mayor respeto por la autoridad científica, más apoyo para el financiamiento de la ciencia e incluso un aumento en el numero de jóvenes que deseen dedicarse a ella”. Sin embargo, esto no es suficiente. Esta encuesta nos demuestra que el mayor reto de la divulgación científica consiste no sólo en explicar la ciencia, pero sobretodo en explicar cómo se hace.

 

 

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>