Categoría: Medio Ambiente

Un destructor fantasma

Existe un tipo de insecto capaz de destruir una vivienda sin que el propietario lo note. Porque la destrucción que realiza es invisible a simple vista. Se alimentan fundamentalmente de madera, por eso se denominan xilófagos. Etimológicamente, la palabra proviene del griego: xylo (madera) y fago (comer).

Son las llamadas termitas subterráneas, una especie de insecto que pertenece a la familia de los Isópteros y originaria de América del Norte.

No obstante, observadores de distintos países aseguran haber visto esta especie en otros lugares de la geografía mundial.

1539840839152k

Fuente: El día

Estas termitas son los xilófagos que más impacto económico genera al año en los Estados Unidos dado su poder destructivo como plaga. Estudios científicos afirman que una colonia de termitas madura puede llegar a contar con más de 10 millones de miembros. Además, la reina principal de la colonia, pone entre 5.000 y 10.000 huevos al día, de forma que el crecimiento de este tipo de comunidades es exponencial y muy difícil de controlar por el ser humano.

Se trata de un tipo de organismo que huye de la luz, por eso crea sus colonias subterráneas cerca de sus fuentes de alimento predilecto: madera, cartón y papel.

Algunos de estos termiteros se pueden encontrar a más de 40 metros de profundidad, lo que dificulta en gran medida los trabajos de eliminación de las colonias por parte del ser humano. En ocasiones pueden verse en la superficie cuando transportan la comida. Tienen “estómago social”, es decir, trasladan el alimento en sus estómagos desde el lugar en el que lo encuentran hasta el termitero, donde lo ceden a otros miembros de la comunidad.

En la isla de Tenerife se ha advertido la presencia de este tipo de insecto desde hace varios años y la preocupación de habitantes y expertos no para de crecer. En concreto se ha identificado una de los tipos más virulentos, llamado científicamente Reticulitermes flavipes.

Ya hay varios colectivos afectados por la plaga, cuyas casas se han visto seriamente perjudicadas y que incluso han tenido que reemplazar muebles de madera por otros de plástico para paliar la voracidad de las termitas.

Ademas, el problema se está agravando aún más y han comenzado a denunciarse los primeros daños en cultivos en Tacoronte, uno de los municipios con mayor tradición agrícola de la isla. Los insectos han empezado a arrasar los troncos de vid en varios terrenos de la zona y según afirman los vecinos, las fincas abandonadas que abundan en los alrededores también están infectadas de colonias de termitas y de nada sirve “limpiar” solo algunas de ellas, a la vista de la capacidad expansiva de la plaga.

Varias agrupaciones políticas han reclamado al gobierno planes estratégicos urgentes, capaces de frenar el fenómeno antes de que llegue a núcleos urbanos como La Laguna, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO,  cuyo patrimonio artístico, con abundante madera, podría servir de alimento a las termitas.

Tres biólogos de la Universidad de La Laguna, David Hernández Teixidor, Daniel Suárez Ramos y Javier García Pérez, han mostrado su preocupación por los destrozos que han provocado hasta el momento las Reticulitermes flavipes ya que, según afirman, su poder destructivo es mucho mayor al de otras especies similares identificadas en el pasado.

A pesar de que según los expertos la plaga “sólo” avanza cien metros de forma natural cada año, existe el riesgo de que su propagación a otros puntos geográficos se produzca mediante el traslado accidental de las termitas que se cuelen en árboles frutales o en plantas ornamentales.

De hecho, los especialistas creen que este es el motivo por el cual se han encontrado ejemplares de estos insectos en otro municipio de la isla, Valle de Guerra, ubicado a unos 60 kilómetros de distancia de Tacoronte, el primer pueblo en el que se detectaron.

El Gobierno de Canarias y el Cabildo de Tenerife efectuarán una importante inversión de aproximadamente 10 millones de euros para frenar el avance de la plaga. Esta acción se realizará mediante la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR), adscrita a la Consejería de Agricultura, y que cuenta con experiencia previa en la lucha contra la plaga del picudo rojo de las palmeras, que ha afectado a las islas el los últimos años.

Por su parte, representantes de la empresa multinacional sueca Anticimex, especializada en la erradicación de plagas, aseguran que han tratado de combatir las termitas en Tacoronte desde el año 2010 y que “han mostrado resistencia a los tratamientos habituales”. En declaraciones al periódico El día, David Mora, jefe técnico nacional de la empresa, afirma que “el problema actual para el control de esta plaga es que solo se han tratado las viviendas afectadas y no se ha intervenido de forma global, por este motivo esta plaga se está expandiendo”.

Mora aporta una solución al problema y reivindica que ha demostrado su eficacia, tras varios estudios en el laboratorio y en campo, con la especie Reticulitermes flavipes. Se trata del Hexaflumurón, un producto que inhibe el crecimiento de las termitas y que ha servido para erradicar estos insectos en “más de cien propiedades” afectadas por la plaga en Tacoronte, en los que esta empresa actuó con éxito.

Esta sustancia se coloca en el interior de una celulosa que las termitas se comen y cuyo efecto debilita a cada ejemplar y a la colonia de forma progresiva. Además, el experto afirma que esta solución es “es un sistema inocuo para el ser humano o animales”.

Existen evidencias científicas de que el uso del Hexaflumurón es eficaz para combatir a la especie Reticulitermes flavipes y que ha funcionado para resolver casos similares en otras regiones del mundo, como en Estados Unidos y Chile.

Habrá que esperar para ver si gracias a estos proyectos de erradicación se consigue eliminar por completo la plaga o al menos mantenerla bajo control. Nada menos que el futuro de las viviendas, el patrimonio y la agricultura de la isla está en juego.

 

Share Button

Espacios azules: El agua y sus beneficios ocultos

El agua cubre más del 70% de la superficie de la Tierra (a la cual nos referimos afectuosamente como  ‘planeta azul’), constituye casi el 70% de nuestros cuerpos y no podemos vivir más de cuatro días sin ella. ¿Pero conocemos realmente la importancia e impacto que tiene el agua en nuestro día a día?

Mar_Wikicommons

Un hallazgo en particular ha intrigado a los científicos durante las últimas dos décadas: los ambientes acuáticos o “espacios azules”, tanto en el interior de las masas terrestres como en la costa, parecen atraer a la mente humana más que otros paisajes. De hecho, una encuesta realizada por el filósofo Denis Dutton en 1997 mostró que si se agrega agua a una escena natural, ya sea de manera directa a la vista o como un distante tono azulado que el ojo interpreta como una indicación del agua, el interés por ese paisaje aumenta. Esta investigación ha sido respaldada por múltiples investigaciones, incluido un estudio más reciente que, realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter (Reino Unido), confirmó la preferencia que tienen las personas por el agua al presentar varias imágenes de paisajes a un grupo de sujetos e introducir gradualmente más y más agua en las fotografías que se mostraban para evaluar el nivel de interés.

brain-962650_1920¿Por qué ocurre esto exactamente? Los principales expertos están de acuerdo en que nuestro afecto por el agua es el resultado de cuatro cosas. El hecho de que consideremos “hermoso” cualquier paisaje natural, incluídos los elementos de la naturaleza que ayudaron a asegurar nuestra supervivencia como especie (por ejemplo las praderas de caza, los bosques de refugio, una fuente cercana de agua, etc.) y – tal como nos explica Wallace Nichols en su libro Blue Mind (2014) – una creciente evidencia que apunta a la influencia del agua, e incluso su sonido, sobre la atención, la neuroplasticidad y la salud humana. Es decir, la capacidad del agua para (estemos ubicados en frente, encima o debajo de ella) sumergir nuestras mentes en un estado moderadamente meditativo caracterizado por la calma, la claridad y el aumento de la creatividad; su impacto positivo en el proceso de desarrollo de nuestro cerebro; y los beneficios a nivel de nuestra salud física y mental. Aunque por ahora, nadie lo sabe a ciencia cierta.

Hoteles con vista al agua. Diseño CanvaEn cualquier caso, los científicos no son los únicos que están al tanto de la situación. Los agentes inmobiliarios y los hoteleros, por ejemplo, son conscientes de que las personas están dispuestas a pagar más por las casas y habitaciones de hotel con vistas acuáticas, y de que aquellos que no pueden permitirse tales puntos de vista todavía buscan la cercanía a estos entornos en su tiempo libre. No es de extrañar que los centros turísticos costeros se encuentren entre los destinos turísticos más populares de la Unión Europea. Así mismo, los gobiernos y planificadores urbanos se encuentran actualmente buscando formas de poner este conocimiento en práctica y convertir el agua en una herramienta para promover la salud de la comunidad. Ejemplos claros de estos esfuerzos son el Proyecto Sea Change (2015) y la Iniciativa de investigación Blue Health  (2016-2020) – ambos financiados por Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea (H2020).

Estas dos iniciativas pioneras tienen objetivos establecidos. Sea Change busca formas en las que se pueda alentar a las personas a proteger y conservar el mar a través de la educación interactiva, mientras que Blue Health se enfoca en investigar el impacto de los diferentes ambientes acuáticos sobre las enfermedades y la promoción de la salud. Al empoderar a los ciudadanos con un más profundo conocimiento de sus ríos, lagos, mares y otros cuerpos de agua (incluidos los artificiales en lugares urbanos) ambos proyectos apuntan a que las comunidades tomen medidas directas y sostenibles hacia sus “espacios azules”, lo cual se traduce en comunidades más responsables y, en última instancia, un planeta más saludable. ¿No es esto emocionante?

Dada la relativa novedad y complejidad del tema, todavía son muchas las cosas que la ciencia moderna no ha conseguido dar por hecho sobre el agua y sus beneficios. Sin embargo, la cantidad cada vez mayor de datos sugieren que es un asunto a considerar y explorar seriamente desde un punto de vista multidisciplinario e incluso a nivel internacional. No se descarta la posibilidad de que, siguiendo el ejemplo de la Unión Europea y respaldados por los resultados científicos, la economía y el inherente afecto humano por el agua, otras naciones del mundo emprendan proyectos similares en un futuro cercano.

Share Button

Último bastión para el tiburón ángel

Hace unos años se puso de manifiesto que las poblaciones de tiburones en el mundo estaban disminuyendo, y uno de los hitos que ayudó a que todos fuéramos conscientes de ellos, como sociedad, fue la película de 2006 Sharkwater. Ganadora de múltiples premios internacionales, esta película tenía como uno de sus grandes desafíos acercar los tiburones a las personas, que empezáramos a verlos con otros ojos y quedara atrás la imagen creada por la película de Spielberg del despiadado come-hombres.

Como efecto de la decadencia puesta de manifiesto en sus poblaciones, y como suele ocurrirle al ser humano, que es más reactivo que pro activo, es que se disparó el número de difusiones de imágenes más amables de los tiburones y por otro lado aumentó el número y visibilidad de investigaciones sobre estos animales incomprendidos. Una de ellas está siendo llevada a cabo en nuestro territorio insular canario a manos de un grupo de investigadores que conforma la “Asociación Tonina”. Ellos han descubierto en las islas la primera área de cría de uno de los tiburones más amenazados del mundo, el angelote o tiburón ángel.

Antiguamente abundante, el angelote se encuentra en la actualidad en la lista de animales amenazados de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) clasificado como “en peligro crítico de extinción“. Los peligros para este animal, como suele ocurrir con el resto de especies de tiburón, somos nosotros: la pesca, la reducción de lugares adecuados, la contaminación, etc. En concreto, para el angelote, se ha visto que la pesca de arrastre de fondo ha producido extinciones locales en buena parte de su distribución natural. De hecho, originalmente se encontraba desde el norte de Noruega hasta las Islas Canarias, pasando por todos los mares europeos, y en la actualidad la única población sana y estable del mundo se encuentra en nuestro archipiélago más austral. En este archipiélago está prohibida la pesca de arrastre desde hace años, de forma que el vínculo puede establecerse fácilmente.

Fotografía: Jaime Ezequiel Rodríguez Riesco
Fotografía: Jaime Ezequiel Rodríguez Riesco

Hasta el momento tan sólo se ha visto un área que se pueda asegurar sea zona de cría, es la playa de las Teresitas, donde las condiciones son ideales para que estos animales puedan procrear, pero es una de las playas más turísticas en la Isla de Tenerife. Por suerte, gracias a la insistencia de varias organizaciones, entre las que se encuentra la Asociación Tonina, existen ahora numerosas regulaciones en el lugar para impedir mayores molestias a estos animales; sin embargo estas siguen ocurriendo de forma eventual, como son las capturas furtivas de adultos y juveniles, la acumulación de basuras en la playa e incluso se han visto algunos casos de escoliosis en los animales (en estos casos una de las principales causas propuestas, aunque no se puedan descartar otros, es que los animales sufren deformaciones en la columna al ser pisados por los bañistas).

Fotografía: Asociación Tonina
Fotografía: Asociación Tonina

Podríamos considerar al angelote uno de tantos animales que estamos perdiendo por malas prácticas, pero ¿y si consiguiéramos evitarlo? La comunidad científica sabe que estos animales son muy importantes para la estabilidad de los mares y la vida que contienen. Incluso quedó claro en un estudio en el 2011 que los tiburones pueden tener un muchísimo mayor valor económico para la sociedad vivo que cuando es pescado, ya que entre otras cosas puede atraer al turismo. En el caso de Tenerife y la playa de las Teresitas, las regulaciones se han conseguido, e incluso hay leyes que prohíben estrictamente la captura de estos individuos en toda Europa, pero queda la parte más importante, nos toca ahora apreciar y cuidar nuestros recursos. Al fin y al cabo, no somos más que invitados en su maravilloso mundo, ¡seamos unos invitados responsables!

Fotografía: Asociación Tonina
Fotografía: Asociación Tonina
Share Button

Agua Salada

Loading...

Loading…

Share Button

Los efectos de los humanos en la biomasa terrestre

Loading...

Loading…

Share Button

El “axolotl” mexicano, un aliado de la medicina en peligro de extinción

Ambystoma mexicanum

Joana Pi-Suñer

Captura de pantalla 2019-01-09 a la(s) 17.52.03

 El ajolote, del náhuatl āxōlōtl (animal de agua de piel lisa) es una especie de anfibio caudado de la familia Ambystomatidae. Los caudados son conocidos como salamandras y tritones, y el ajolote pertenece a la familia de las salamandras topo. Es endémico del sistema lacustre del Valle de México  y ha tenido una gran influencia en la cultura mexicana. También conocido como “pez caminante mexicano”, este animalito que suele caminar por los fondos de los lagos no es un pez.

Embed from Getty Images

 

Una de las características principales es su capacidad de regenerar algunas partes del cuerpo, cuando son mutiladas por depredadores en su ambiente natural, incluyendo órganos internos como células cardiacas y neuronas cerebrales. Por desgracia, los ajolotes o monstruos de agua se encuentran en peligro crítico de extinción desde 2006. Continuar leyendo

Share Button
Carl Sagan, divulgación científica, Cosmos, astronomía

De maestro a colega: el estilo del divulgador científico antes y ahora

Amanece en cualquier agreste serranía de la mitad sur de la Península Ibérica. Se retiran los cazadores de la noche. Inician la jornada de caza los carroñeros y depredadores diurnos. Y entre ellos, el más hermoso de nuestros mamíferos de presa: el lince. Podríamos llamarle ‘la última fiera de España’. El gran gato acaba de dejar el lugar secreto donde ha pasado parte de la noche. Desciende, siguiendo su campeo, hacia la umbría, donde tratará de dar alcance a sus presas más frecuentes, los conejos.

No soy yo, es Félix Rodríguez de la Fuente deleitándonos con su retórica en un episodio de su famosa serie El Hombre y la Tierra. Suena un poco raro, ¿verdad? Como muy literario para ser un documental de animales. Pero no es cosa de Félix únicamente. Fijaos, si no, en este fragmento extraído de la archiconocida Cosmos, de Carl Sagan:

Continuar leyendo

Share Button

China retraza 25 años en su lucha contra la extición del tigre

El gobiernó chino anunció que legalizaría los cuernos de rinoceronte y los huesos de tigre para su uso en la medicina tradicional. Con esta medida el país asiático retrocede 25 años.

Continuar leyendo

Share Button

Los Ciclos Solares y sus efectos en el Clima Global

Es posible que tan sólo seamos co-protagonistas en la historia detrás del Antropoceno. O quizás no. ¿Somos tan importantes como para cambiar el clima de un planeta… sin la ayuda del Sol?

Los ciclos del Sol en el Cambio Climático>

Share Button

Frente al espejo

Confieso que me ha costado distanciarme de ellosParece que es habitual: los científicos que los investigan no pueden verlos solo como meros sujetos de estudio. Quizás es el largo camino evolutivo que compartimos, quizás algunos nos vemos reflejados en ellos. Lo que la ciencia sabe es que entenderlos nos ayudará a entender como somos nosotros mismos, sabe también que están el peligro.

“Reconocemos que somos como los monos, pero nos cuesta darnos cuenta que somos monos Richard Dawkins, biólogo evolutivo y divulgador.

Share Button