Categoría: Medio Ambiente

Los pulsos de océano

El ritmo de la corriente meridional del atlántico norte se ralentiza, polarizando, aún más, el clima global.

 

Golden sunrise clouds and rising sun above sea , Atlantic Ocean

De nuevo… ¿el hombre?

Una de las principales causas de esta anomalía en la corriente meridional atlántica, AMOC (Atlantic meridional overturning circulation), viene del incremento de la temperatura global antropogénico. Sin embargo, a través de otra línea de investigación paralela, se desvela el fin de la “pequeña era de hielo” (PEH) como la raíz de este problema.

Es sabido, y entendido por muchos que, el calentamiento global,  ha provocado y provoca el deshielo de numerosos macizos de helados. El hecho, deriva en una mayor cantidad de agua, dulce, poco densa, al conjunto de los océanos. La salinidad y la temperatura del agua de nuestros océanos, son los principales factores que regulan la distribución de las aguas a lo largo y ancho del planeta.

Por otro lado, los ciclos naturales del clima terrestre, pueden tener algo que ver en esta transformación. El fin de la pequeña edad de hielo, puede ser uno de los causantes del aumento de este deshielo. Paradójicamente, muchas son las voces que atañen el fin de la PAH, al resultado de la acción humana, datando los “inicios del fin” de la PAH, con el comienzo de la revolución industrial.

 

La corriente meridional del atlántico norte

 

 

 

Las salinas y templadas aguas del cabo del golfo, dan lugar a un meandro que cruza el atlántico, formando la corriente del atlántico meridional, AMOC. Durante el frio del invierno, esas aguas saladas, densas y cálidas se destemplan, hundiéndose y creando una corriente de convección más profunda. Es esta corriente de convección la que vertebra gran parte del movimiento de la corriente meridional del atlántico norte.

 

La importancia que conlleva esta “cinta transportadora transatlántica”, tiene un enorme impacto sobre la temperatura, principalmente. Así como en los ciclos del carbono, la distribución de los solutos y alimentos a lo largo de la masa oceánica, además de la estabilidad de los ecosistemas marinos dependientes de ella. Los últimos datos novedosos en torno a esta problemática llegan desde un estudio publicado en la revista Nature. Los datos son contundentes; no existían registros de tal debilitamiento en esta corriente desde hace aproximadamente 1600 años.

El equipo del Dr. Thornalley, ha analizado los sedimentos marinos a grandes y variadas profundidades, cuyos resultados determinan, que la fuerza del flujo termohalino, ha ido decayendo desde el 1850, coincidiendo con el comienzo de la revolución industrial.

En otro paper cientfífico publicado en la misma revista, se hace una valoración aproximada de lo que esta anomalía puede provocar en el clima del planeta. Un deshielo más acentuado, provoca un aumento de la masa de agua dulce en el océano, la cual, debido a su baja salinidad y temperatura, no se une al ritmo de la circulación; no desciende para circular hasta las aguas del sur.

De esta manera, las aguas frías y dulces, restringidas a su área, refrigeran la temperatura atmosférica del giro subpolar del atlántico norte. Este bloqueo en el ciclo, hace que una menor cantidad de agua fría y profunda, emerja en zonas del sur.  De esta manera, la temperatura superficial del agua aumenta, y con ello, la temperatura atmosférica presente.

Los expertos añaden, que esta situación anómala no solo altera el clima aún mas, sino que puede dañar la estabilidad de los ecosistemas marinos.

Aún quedan por conocer los datos de los estudios que siguen su curso actualmente, y que ayuden a esclarecer, el verdadero origen de esta anomalía, a pesar de que sea fácil de intuir.

Share Button

¿Sabemos qué consumo de energía implica nuestra vida digital?

Un día cualquiera, después de cenar, estás revisando Twitter. Te detienes en un post sobre cambio climático, un tema que te preocupa e interesa, piensas en energías renovables, visualizas centrales térmicas soltando humo, miles de coches quemando gasolina bloqueados en la hora punta de tu ciudad, bosques ardiendo por la deforestación, …

Te pica la curiosidad y piensas en buscar en Google qué está haciendo España respecto al acuerdo de París. Mientras navegas por documentos largos y áridos, ves que tienes nuevos likes en Instagram y entras a ver si ha gustado tu último post. Justo en ese momento tu hermana te pregunta por whatsapp cuando es el cumpleaños de tía Lola… le respondes con una hilera de emoticonos para decir ‘¡y yo que sé!!!!!’. Ella responde con una hilera aún más larga de iconos partida de risa. A tu lado, tu pareja te pregunta qué quieres ver esa noche, mientras se conecta a Netflix.

Y sin siquiera pensarlo, tu contribución al cambio climático va sumando.

Embed from Getty Images

¿Somos conscientes de lo que representa el tráfico digital en términos de energía?

Continuar leyendo

Share Button
La contaminación agrava  enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Frenar el cambio climático tiene beneficios económicos

Recuperar a las especies en peligro de extinción, evitar episodios meteorológicos extremos como sequías o inundaciones, mantener una cierta estabilidad en el clima para favorecer la agricultura… En definitiva, frenar el cambio climático significa alejar al planeta y a sus habitantes del peligro en el que se encuentran. Si estos no son motivos suficientes, ahora un estudio demuestra que además detener el calentamiento global supondría un ahorro a nivel económico.

Continuar leyendo

Share Button

Plásticos en la sociedad

Plásticos

Share Button

El efecto mariposa y la reintroducción del lobo

Un ecosistema se mantiene gracias al equilibrio entre especies y recursos. Un simple cambio puede echar a perder este equilibrio y puede tener graves consequencias y una gran pérdida de biodiversidad.

En Yellowstone se reintrodujo el lobo, y algo maravilloso e inesperado sucedió.

Está claro que los lobos matan otras especies, pero quizá no somos conscientes de que dan vida a muchas otras.

El efecto mariposa

Share Button

Cara a cara con un alienígena

Si buscáis a los extraterrestres no tenéis que mirar al cielo, sino en las profundidades del océano.

Share Button

Líquenes, bioindicadores de la contaminación atmosférica

¿Sabes qué es un liquen? ¿Y de cuántas cosas nos pueden informar? Haz clic en la imagen si quieres que te lo cuente.
Líquenes

Share Button

Un paseo por la Garrotxa

La Garrotxa es una zona volcánica situada al noreste de Cataluña, en la provincia de Gerona. Más de la mitad de su área está ocupada por formaciones boscosas diversas y una vegetación de alto valor paisajístico. Es por ello, que en el año 1982 se creó el Parque Natural de la zona volcánica de la Garrotxa, con el fin de garantizar su protección.

¿Quieres saber cómo son y qué nos aportan sus bosques? Demos un paseo…

Zona volcánica de la Garrotxa

Share Button

Plantas que brillan

¿Imaginan que en lugar de farolas, los árboles iluminen las calles de Barcelona? ¿Que tal al final de la noche recostarse a leer un libro a la luz de una planta de albahaca? Investigadores del MIT  están trabajando en esta dirección, como lo cuento aquí:

Loading...

Loading…

Share Button

¿Conseguiremos salvar los tigres de la extinción?

El tigre es un animal que forma parte de nuestro imaginario colectivo. Sin embargo, esta maravillosa criatura está a punto de desaparecer a causa del hombre. En esta infografía podemos ver algunos datos sobre la situación actual de los tigres en el mundo.

Loading...

Loading…

Share Button