Palabras clave: tratamiento

Salut mental, ciència i societat

El pasado 13 de diciembre asistí al evento “Salut mental, ciència i societat”, organizado por la Societat Catalana de Biologia. La jornada era en tono divulgativo, con la intención de acercar la ciencia a la población general. La conferencia tenía lugar en el Institut D’Estudis Catalans (IEC, que por cierto, si no habéis estado, os recomiendo visitarlo, es un edificio precioso con un claustro que le da un aire especial).

La conferencia fue a cargo de 4 profesionales distintos.

La primera charla, titulada “Visió clínica i epidemiològica de la malaltia mental a la nostra societat” fue a cargo de la Dra. Lourdes Fañanas, de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona. En su charla, destacó la variabilidad entre individuos, que depende de la genética y la epigenética. La epigenética podría definirse como los cambios en la expresión de algunos genes según la influencia del ambiente. Las enfermedades mentales, como cualquier otra, pueden tener un grado de heredabilidad, que estima qué proporción de las diferencias entre afectados y no afectados se debe a la genética.

Los trastornos mentales aparecen durante las primeras etapas de la vida, pero frecuentemente hay un infradiagnóstico, hecho que implica un retraso en la detección de los síntomas y en el inicio del tratamiento.

 

La segunda charla la dio el doctor Antonio Armario, del Instituto de neurociencias de la Universidad Autónoma de Barcelona. Esta trataba sobre “Els estímuls estressants i el seu impacte psicopatològic segons les nostres bases biològiques”. Uno de los puntos que destacó fue el papel del estrés, y en general, del ambiente, sobre nuestro cerebro. Los humanos estamos sometidos constantemente a situaciones estresantes en las distintas etapas de la vida. Se ha visto que el efecto de este en la etapa pre-natal es muy importante, ya que incrementa la vulnerabilidad a distintas enfermedades.

 

Seguidamente le tocó el turno al doctor Francesc Artigas, cuya charla se titulaba “Noves dianes terapèutiques per a tractar diferents trastorns mentals”. El doctor habló principalmente de tratamiento para depresión. Artigas subrayó que es difícil encontrar nuevos tratamientos, porque el conocimiento de la fisiopatología de la depresión es escaso, sumado a la complejidad del cerebro y de los factores genéticos. Además, es difícil extrapolar los datos celulares al funcionamiento del cerebro, y el coste de desarrollo de un fármaco es muy elevado.

Los antidepresivos clásicos tienen una serie de efectos adversos que aún no sabemos controlar. Por esto, se está intentando actuar por otra vía. La ketamina es un anestésico que se consume como droga de abuso y se ha visto que mejora el cuadro depresivo de enfermos resistentes a fármacos.

Otra vía que está ganando terreno es el uso de RNA de interferencia. Esta terapia se basa en el silenciamiento de genes. El problema del RNAi es cómo hacerlo llegar al cerebro y a las neuronas diana. Se requiere más investigación, pero los resultados iniciales están mostrando una gran efectividad.

 

La última charla fue a cargo de la doctora Beatriz Olaya, de la Fundació per la Recerca de Sant Joan de Déu. Su charla, titulada “Impacte, risc i prevenció dels trastorns mentals”, consistió en un recopilatorio de noticias de salud mental que contenían información relevante. Uno de los puntos clave fue que muchos trastornos mentales se inician en infancia-adolescencia, pero quizá no se detectan hasta más tarde por falta de consulta. Por otra parte, en personas mayores también están presentes las enfermedades mentales, frecuentemente asociadas a cambios físicos. En estos casos, muchas veces los trastornos mentales se cronifican.

Se derivan tres tipos de coste de las enfermedades de salud mental. El coste directo médico es el asociado a ingresos a urgencias, visitas al médico, fármacos, etc. El coste directo no médico viene del transporte del afectado al hospital, o de pagar a un cuidador. Por último, el coste indirecto se asocia a la baja del mundo laboral, entre otros aspectos.

 

Para terminar la jornada, Francesc de Diego Fuertes, miembro de “Obertament”, nos explicó su experiencia con la esquizofrenia. También nos obsequió con un libro titulado “Esquizofrenia gráfica”, con ilustraciones hechas por él. ¡La verdad es que lo que he visto hasta el momento me ha parecido muy interesante!

Hace poco más de un mes, se emitió en TV3 un documental relacionado con todo el estigma asociado a la enfermedad mental. Si le dais a la siguiente imagen, os dirige al link por si estáis interesados.

Veus contra l'estigma

Me gustaría terminar con una imagen que nos proyectaron al acabar la sesión, para que todos reflexionáramos un poco sobre lo que conlleva un trastorno mental, no solo a nivel de enfermedad, sino relacionado con el estigma que rodea a los afectados.

La imagen forma parte de una campaña de sensibilización de la Asociación Canaria de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (AFES), y tiene el lema: “Mi enfermedad mental tiene tratamiento, ¿tu prejuicio tiene cura?”

Tu prejuicio tiene cura.

Share Button

El camino hacia la cura de la diabetes

La Diabetes Mellitus es una de las enfermedades con más afectación en todo el mundo, afecta a un 8.5% de la población adulta mundial y se cobra la vida de muchos afectados. Según la OMS, en 2012 la diabetes fue la causa directa de 1,5 millones de muertes.

La diabetes es una enfermedad crónica para la que actualmente no hay cura. Existen dos tipos de diabetes, en los dos está implicada la insulina, na hormona producida por el páncreas para controlar el nivel de azúcar en la sangre, permite que las células absorban glucosa para convertirla en energía:

  • La diabetes tipo 1: Es la minoritaria, representa solo un 10% de todos los diagnósticos. Normalmente aparece a edades tempranas y que se caracteriza por la falta de producción de insulina. Se trata con insulina exógena (inyecciones de insulina)
  • La diabetes tipo 2: Es la mayoritaria, representa un 90% de los diagnósticos. Suele afectar en edades adultas y está muy relacionada con el estilo de vida y la obesidad. Sí hay insulina, pero el cuerpo no puede usarla

Aunque existe un tratamiento para la diabetes tipo 1, la insulinoterapia, controlar el momento de inyección y la dosis adecuada para cada momento puede ser complicado. Errores en las administraciones pueden comportar problemas serios en los pacientes.

La terapia génica para la diabetes tipo 1 ofrece la posibilidad de una cura definitiva. Introduciendo el gen de la insulina en determinadas células del paciente, como las células musculares, haces que el cuerpo vuelva a producir insulina por el mismo sin necesidad de inyecciones exógenas.

Esta aproximación ya se ha probado con éxito en perros, un paso de gigante para llegar a la cura de los humanos. Si queréis saber más, toda la información la encontraréis en la historia que hay a continuación.

 

 

Share Button

Síntomas Menores y su Tratamiento (no siempre casero)

En ocasiones tenemos problemas de salud, aunque no lo suficientemente graves como para ir al médico. Hablamos entonces de síndromes menores o banales, los cuales son muchas veces consultados con nuestro/a farmacéutico/a. En este tablero se establecen cuáles son los síndromes menores más frecuentes, sus causas y su tratamiento.

Sigue el tablero Síntomas Menores y su Tratamiento (no siempre casero) de Gerard en Pinterest.

Share Button