Palabras clave: reproducción asistida

“El retraso de la mujer en llegar a la maternidad es el principal problema de infertilidad”

Desde hace unos años hasta ahora, el número de clínicas de reproducción asistida en España ha aumentado sorprendentemente.  El ritmo de vida actual, la economía y la dificultad de encontrar un trabajo que permita llevar una vida estable, son los principales responsables de que la maternidad se retrase cada vez más y sea necesaria la intervención de la medicina y la ciencia para la reproducción. 

Entrevistamos a José Antonio Horcajadas es un experto en materia de reproducción desde Jose Horcajadashace 16 años, cuando se graduó como Doctor en biología molecular. Fue director de laboratorio hasta 2008 en la Fundación IVI (Valencia), clínica y centro de investigación básica en el campo de la reproducción humana. Desde entonces es director científico de Recombine-EU, una empresa dedicada al desarrollo de análisis genéticos especializados en reproducción humana y fertilidad, además de profesor titular adjunto de investigación en la Eastern Virginia Medical School (EVMS), en Norfolk, Virginia, EE.UU. y profesor titular de Genética en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. Su trabajo de investigación trata sobre las bases moleculares de la implantación embrionaria y receptividad endometrial, y actualmente investiga para mejorar el diagnóstico no invasivo de embriones.

¿Puede explicar brevemente en qué consiste un tratamiento de reproducción asistida?

Los tratamientos de reproducción asistida son muy variados, los hay desde complejos como el ICSI o inyección Intracitoplasmática de espermatozoides hasta la simple fertilización in vitro. Dentro de la reproducción asistida hay otros tratamientos de baja complejidad en el cual solamente se hace, por ejemplo, una inseminación artificial.

¿Puede comentar dos causas responsables de la disminución de fertilidad en la población actual?

La principal de todas es el retraso de la mujer en llegar a la maternidad, pues a partir de los 35 años existen muchísimos problemas tanto a nivel de la calidad de los embriones como del embarazo en general. La otra es el estilo de vida, que ha hecho disminuir la calidad espermática en los hombres.

¿Tiene esto relación con la disminución en el número de hijos y que la población española esté envejeciendo?

Indudablemente que la mujer llegue más tarde a la maternidad hace que el número de hijos sea menor puesto que no le da tiempo de tener más de uno o dos hijos a lo largo de su vida, pero el cambio de la fertilidad no ha influido tanto en el número de hijos como el cambio en la cultura de los españoles.

¿Qué el 80% de la población humana viva en ciudades, medios insalubres en la mayoría de los casos,  ha repercutido en la tasa de fertilidad actual?

En temas de fertilidad se ha descubierto precisamente que unas de las razones que ha disminuido la calidad espermática es el uso de pesticidas, y es en poblaciones rurales donde ha tenido mayor repercusión. Así que no creo que este hecho esté relacionado con la fertilidad actual.

¿Es más frecuente la infertilidad en hombre o en mujeres? ¿Tienen todas las enfermedades tratamiento?

Es muy parecida la tasa de infertilidad en hombres y mujeres, aunque la infertilidad debido a la edad, un 40% o 50% es responsable solo en las mujeres; un 30% o 40% de la infertilidad es de los hombres y de un 10% a un 15% es de origen desconocido. En un principio todas tienen tratamiento. En mujeres se pueden analizar los embriones y ver cuáles son los que están genéticamente en orden. Y en los hombres, el descenso de la calidad espermática  también tiene tratamiento puesto que existen varias técnicas como el ICSI, cuando no hay movilidad o cuando hay una producción insuficiente de espermatozoides por fallo testicular.

Imaginemos una pareja que intuye que tiene problemas para concebir, ¿a dónde debe acudir para un diagnóstico y qué precio va a pagar?

Lógicamente a una clínica de reproducción asistida. En España hay públicas y privadas. La sanidad pública cubre algunos tipos de infertilidad dependiendo de la edad y de si no se tienen hijos anteriormente, pero el problema es que se retrasa hasta dos años el tratamiento.  En cambio en una clínica privada el diagnóstico va a ser inmediato y el comienzo de un ciclo de reproducción ocurre al mes siguiente. El precio es muy variable, una inseminación artificial son de 200€ a 700€ y una clonación de ovocitos, uno de los tratamientos más caros sobre todo si se analizan los embriones, puede costar 8000€ o 9000€. Como dicen en Valencia “cuanto más azúcar más dulce”; todo depende de la cantidad de técnicas que se utilicen en el tratamiento.

¿Conlleva problemas psicológicos o emocionales el diagnosticar  infertilidad a uno de los dos miembros de la pareja?

Si que existen problemas y daños psicológicos, principalmente la ansiedad en las mujeres, que conlleva en un número elevado de casos, a que la pareja rompa su relación antes de iniciar un tratamiento. También existen en las mejores clínicas psicólogos que tratan a las parejas antes de comenzar el tratamiento.

¿Por qué algunas parejas extranjeras vienen a tratarse a España?

La causa principal es la ley. Existen países en los cuales la ley no permite hacer donación de ovocitos ni de esperma y otros países en los que el diagnostico genético preimplantacional también está prohibido. Por lo tanto el 90% de las parejas que vienen lo hacen por estas dos razones.

La transferencia de varios embriones al útero materno para asegurar el éxito ha aumentado los embarazos de trillizos y gemelos. ¿Tiene esto riesgo para la mujer?

No existen embarazos trillizos a no ser que haya una división embrionaria en el útero, puesto que se transfieren solamente dos embriones como máximo. Pero si que sigue existiendo un gran número de gemelos y el riesgo de un embarazo gemelar siempre hay que tenerlo en cuenta. Esto hace que en muchísimas ocasiones los niños nazcan a los 7 meses y también que se hagan muchísimas más cesáreas de lo habitual.

La vitrificación de ovocitos (congelar óvulos sanos) permite preservar la fertilidad de las mujeres, y algunas clínicas de fertilidad proporcionan esta técnica gratuita a todas sus trabajadoras, ¿cree que esta debería comenzar a ser una práctica frecuente en la sociedad?

Absolutamente sí, porque las mujeres se han incorporado de forma total  a la vida laboral y creo que la fertilidad y la futura maternidad no deben ser un escollo para el desarrollo profesional de sus carreras. Por lo tanto creo que estas mujeres llegadas a una edad de 30 o 32 años, si no proyectan tener hijos en los próximos 3 o 4 años, bien porque no tienen pareja, bien porque no lo estén pensando, deberían preservar sus ovocitos. Es recomendable preservar la fertilidad de la mujer antes de los 34 o 35 años porque a partir de esa edad se produce un descenso muy grande de la calidad ovocitaria.

¿Son frecuentes las madres solteras y parejas homosexuales que acuden a las clínicas? ¿Existe controversia en la sociedad por ello?

Si existe controversia en la sociedad no soy yo quien debería de decirlo, pero creo que la sociedad ya está preparada para recibir este tipo de familia moderna. Y sí, aumenta  enormemente cada año el número de madres solteras y de parejas homosexuales en las clínicas. Parejas homosexuales de mujeres, puesto que los hombres no tienen acceso al útero subrogado, que solamente es legal en algunos países como Méjico o Estados Unidos, y por lo tanto no pueden acceder a este tipo de servicios. También hay muchas mujeres que en su día preservaron su fertilidad, llegados los 40 siguen sin pareja y deciden ser madres solteras.

Realmente existe poco conocimiento sobre la reproducción asistida, ¿para qué sectores supone un problema de ética?

Para los sectores más conservadores, es decir, la iglesia y grupos determinados que consideran que el tratamiento de la fertilidad no es ético. Realmente dentro del área religiosa en España, personas que comulgan con la religión católica y cristiana, acuden a los centros de reproducción asistida sin mayor problema a pesar de que la Iglesia lo considere antinatural. España es uno de los países más católicos de Europa y también el país donde más ciclos de reproducción asistida se hacen, por lo tanto, la relación entre determinadas áreas y la realidad deja mucho margen.

Share Button