Palabras clave: marchforscience

Científicos y otros colectivos durante una manifestación celebrada el pasado 19 de febrero en Boston para protestar contra los recortes en investigación y la postura de Trump sobre el cambio climático

La ciencia se revoluciona contra Trump

La comunidad científica estadounidense organiza una marcha multitudinaria para defender la ciencia frente los ataques de Trump.

La comunidad científica estadounidense se ha levantado contra las decisiones de la administración Trump y ha convocado una manifestación el sábado 22 de abril coincidiendo con el dia Internacional de la Tierra. El acto principal será en Washington DC pero también hay 316 marchas en ciudades de Estados Unidos y otras 400 en el resto del mundo para aquellos que no puedan asistir a la de Washington.

Los recortes, la congelación de fondos para la investigación y la postura del presidente ante el cambio climático y el apoyo al movimiento antivacunas  han sido algunos de los detonantes para que la comunidad científica salga a la calle. Acostumbrados a defender sus posiciones con datos, pruebas y razonamientos más que con manifestaciones, por primera vez se han visto obligados a movilizarse y salir a defender sus trabajos.

Los científicos consideran peligroso el desprecio que muestra Donald Trump por los datos objetivos y por la toma de decisiones basadas en pruebas. Se muestran extremadamente críticos con las medidas que intenta imponer el presidente sobre inmigración, que limitan la capacidad de Estados Unidos de atraer talento internacional y que perjudican las carreras de miles de científicos. “Los políticos que devalúan el conocimiento se arriesgan a tomar decisiones que no reflejan la realidad y deben rendir cuentas. Un Gobierno estadounidense que ignora la ciencia para impulsar agendas ideológicas pone al mundo en peligro”, defiende la organización de la marcha.

https://www.facebook.com/pg/marchforscience/videos/

Denuncian que la estrecha visión de los políticos conduce al debilitamiento de las investigaciones que se realizan a largo plazo, y son las que pueden permitirnos comprender nuestro mundo y nuestras sociedades y ayudar a anticipar sus evoluciones futuras.

Los organizadores de la March for science no pretenden que sea una acción política, su objetivo es que sus protestas tengan impacto en los responsables políticos. La marcha “ofrece una oportunidad de ser muy visibles y de apelar a nuestros líderes electos para que recuerden el papel que tiene la ciencia en nuestra sociedad y para que apoyen la innovación y la investigación científicas, así como las personas y los programas que la hacen posible”, afirman en una declaración conjunta Eric Davidson y Robin Bell, máximos dirigentes de la Unión Geofísica Americana (AGU).

Reticencia a la movilización

La Marche for Science esta formada por cientos de asociaciones que representan a cientos de miles de investigadores de EEUU, pero aunque son la mayoría los que están a favor de la marcha, han aparecido algunas asociaciones e investigadores que cuestionan la movilización por temor a ser vistos como un grupo de interés que se posiciona políticamente y sobretodo advierten de las posibles represalias políticas de la Casa Blanca. “Las manifestaciones incendiarias causarán represalias negativas”, ha advertido Robert Brown, director general del instituto de física, en declaraciones a la web de Science.
El físico William Happer de la Universidad de Princeton opina que “es bastante posible que este tipo de exhibición pública sea mala para la ciencia”, según ha declarado a The New York Times. “Es como el niño pequeño que golpea la trona con la cuchara; puede que no gane mucha simpatía”.

Los organizadores de la manifestación se inspiran en la marcha de las mujeres , que se celebró el 21 de Enero, al día siguiente de la toma de posesión de Trump. Tras la manifestación más multitudinaria de la historia de EEUU, el biólogo molecular Jonathan Berman decidió crear la página web Marchforscience.com, también hizó una cuenta de twiter y un logo. Y en menos de una semana ya tenía más de un millón de seguidores en las redes sociales.

Logo de la March for science creado por Jonathan Berman
Logo de la March for science creado por Jonathan Berman

“Nunca ha sido tan importante para los científicos de todos los campos unirse y conseguir que su voz sea escuchada por el Gobierno”, publicaba la cuenta de twiter que organiza la marcha. Las marchas, como explica la revista Science, no movilizan solamente a científicos, sino también a todas las personas inquietas por las amenazas que en la situación actual acechan al desarrollo de la ciencia.

Captura de pantalla 2017-04-05 a las 18.50.55

En España también hay dos manifestaciones convocadas. Existe un grupo promotor que ha explicado a Hipertextual los objetivos de este movimiento, que pretende organizar manifestaciones ese día en Madrid, Barcelona, Sevilla y Girona. Los organizadores afirman que todo empezó como una reacción a la administración Trump, pero ahora se marcan cuatro objetivos claros que son importantes también en España: fomentar en la sociedad la pasión por la ciencia, aumento de la inversión en I+D, promoción de la igualdad de género y frenar la fuga de cerebros

La manifestación será el punto de partida de un movimiento que está cogiendo mucha fuerza y no parará hasta conseguir cambios políticos en la administración de Trump. Falta ver si las movilizaciones servirán para producir un cambio político o bien harán enfurecer más al líder de la Casa Blanca e impondrá leyes más restrictivas.

Share Button