Palabras clave: Ingeniería

Satélites enlatados, tecnología e imaginación

Imagine una lata de refresco cayendo desde una altura de 600 metros con una velocidad de 12 metros por segundo mientras envía información a una computadora en tierra. Imagine que al llegar a los 500 metros se desprende de la lata un recipiente con un huevo en su interior, y que, sin usar pilas ni paracaídas, el recipiente consigue modificar su velocidad a 10 metros por segundo. Al llegar a tierra, el huevo está intacto. Éste es sólo un ejemplo de lo que los estudiantes deben realizar en los concursos de CanSats o satélites enlatados.

Los CanSats son satélites reales integrados en el volumen de una lata de refresco. Estas competiciones, además de iniciar a los más jóvenes en el gusto por las tecnologías espaciales, ponen a prueba su ingenio, su capacidad de trabajo en grupo y de resolver problemas; cualidades muy valiosas en los científicos. El gran reto que tienen los estudiantes es el de completar una misión muy específica.

De esto y mucho más hemos hablado con el investigador Alejandro Farah. Continuar leyendo

Share Button