Palabras clave: genética

Alberto Ferrús, 30 años de investigación con moscas de la fruta.

Los científicos deben aprender a comunicar sus investigaciones al gran público

 

Publicado por Gema Valera Vázquez

 

Alberto Ferrús
Fotografía cedida por Alberto Ferrús

Buscar palabras para definir a Alberto Ferrús (1950, Albacete) no es una tarea trivial, pero lo que tengo seguro es que en esta definición, no podría faltar el adjetivo grande. Grande no solo por el más de metro noventa que (calculo) puede medir, lo cual ya te obliga a levantar la mirada para establecer contacto visual; sino sobre todo, grande en humildad y saberes. Alberto, Licenciado en Biología por la Universidad de Sevilla y Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, es, ante todo, un narrador de historias. Pero de historias reales, historias que él mismo, durante los últimos 30 años y desde su laboratorio en el Instituto Cajal de Madrid, ha ido confeccionando con todo lo aprendido de sus investigaciones en Drosophila melanogaster. Su trabajo, hacer ciencia; y su hobby, comunicarla. Hoy nos abre la puerta verde de su despacho y nos permite que lo conozcamos un poco mejor. 

Investigador, docente, divulgador científico, desarrollador de patentes, presidente de la SEG desde 2014… Alberto, ¿me dejo algo?

Vivo… y sobrevivo.

Si tus días tienen 24h, ¿cómo llegas a todo?

Siempre he tenido fama de tratar de organizarme el día, y creo que lo consigo razonablemente bien.

Trabajas con Drosophila melanogaster, la “mosca de la fruta”. ¿Por qué este organismo?

Trabajo con Drosophila porque durante más de 100 años otros investigadores trabajaron con ella, y como consecuencia, hay una cantidad de herramientas que no tenemos para ningún otro organismo. De modo que yo soy simplemente un obrero más de esa cadena. Llegarán tiempos en los que haya otros organismos en los que se pueda hacer otro tipo de experimentos; pero mi justificación ahora es, que todos los experimentos que creo que se pueden hacer, se pueden hacer en Drosophila.

Esta mosca es uno de esos organismos llamados modelos animales. ¿Qué es un modelo animal?

El concepto de modelo crea muchas confusiones. Lo que Drosophila es, es un banco de pruebas con el cual podemos utilizar herramientas moleculares, o estudiar ciertos comportamientos que se parecen en algo a aquello que quisiéramos realmente entender. Por ejemplo, conocemos alguna de las moléculas causantes de la enfermedad de Alzheimer; pues bien, si transferimos la molécula patológica a la mosca, podemos reproducir alguno de los fenómenos patológicos que ocurren en el paciente humano. Pero esto no quiere decir que estemos reproduciendo la enfermedad de Alzheimer en Drosophila. Ahora en la mosca podemos averiguar más detalles de cómo es esa patología, y de qué estrategias se pueden utilizar para remediarlo. Eso es todo.

¿Qué determina que un organismo pueda ser un modelo animal?

En realidad podríamos haber empleado un elefante, pero ni tenemos las herramientas ni es técnicamente factible. De modo que lo que define a un modelo como modelo, es por un lado, que puedas hacer muchas operaciones en él, y por otro lado, que guarde similitudes con el verdadero sistema que tú quieres entender, que en biología es el ser humano.

¿Y existen muchas similitudes entre la mosca y el ser humano?

Esa es la gran sorpresa, que muchos genes están conservados desde insectos hasta humanos. Es más, en más del 60% de las enfermedades que se sabe que tienen un origen genético en humanos, el gen causante de esta enfermedad también está presente en insectos. Por lo tanto, aunque sorprendente, creo que es suficientemente próxima al ser humano como para justificar que se hagan este tipo de, insisto, experimentos, no modelos de enfermedades.

Consultando tus líneas de trabajo me ha llamado la atención leer “Rejuvenecimiento neuronal”. Me he acordado de “Cocoon” y aquellos alienígenas devolviendo la juventud a un grupo de ancianos. ¿Qué es eso de rejuvenecer neuronas?

Nosotros estudiamos la formación de sinapsis, y uno de los elementos que participan es una enzima muy conocida, la PI3K. Si genéticamente aumentamos los niveles de esta enzima en una neurona, aumenta el número de sinapsis. Entonces lo que nos planteamos es: ¿Si a una neurona vieja, y que por tanto ha perdido sinapsis, le subimos la expresión de PI3K, es capaz de reconstruir más sinapsis? La respuesta es sí, y además mejoran algunas características ultra-estructurales del citoesqueleto (soporte interno de la célula); por lo que podemos decir entre comillas que ha rejuvenecido. La pega es que no se puede hacer al tiempo en todo el sistema nervioso porque resulta letal. Sabemos ahora que hay dos fenómenos que tienen que ocurrir, uno que promueve la formación y otro que impide la formación de sinapsis. Un sistema nervioso sano parece ser como una orquesta en la cual no basta con tocar muy bien el violín, sino que hay que tocar muy bien todos los instrumentos, y claro, eso requiere pulsar muchas teclas.

O sea, me confirmas que todavía no tenemos la crema rejuvenecedora infalible, ¿no?

Me temo que esas cremas son muy superficiales, lo que hacen es dar brillo al envoltorio, pero lo que importa va por dentro.

He mencionado al inicio de la entrevista tu faceta como divulgador científico. Has participado en infinidad de eventos, has contribuido a la literatura científica, has escrito en prensa, te entrevistan con bastante frecuencia y das charlas en conferencias y simposios. ¿Crees que saber comunicar ciencia es una necesidad?

Absolutamente. Los científicos tenemos que aprender a comunicar, y hacer la comunicación como deber profesional. Si eso no ocurre, nuestro paso por el laboratorio habrá sido inútil, porque no damos a conocer qué es lo que hemos hecho. Evidentemente tenemos que publicar nuestros hallazgos, cuando los hay, pero más que nada hay que enseñárselos al público.

¿Por qué es tan importante que la sociedad civil entienda el valor y contenido de vuestras investigaciones?

No solo es importante, es que es un deber social por una razón inapelable; nuestro trabajo se financia con dinero público. Aunque no lo sepan, están pagando nuestros experimentos, y por lo tanto tienen derecho a saber en qué se ha utilizado ese dinero. Así que debemos contárselo de forma que sea entendido por todos.

¿Es fácil divulgar ciencia?

No, nada fácil. Es demasiado frecuente, que en este ánimo por hacer entender lo que queremos transmitir, se desvirtúe de tal forma el mensaje que mandes una información totalmente equivocada al público. La divulgación tiene que estar muy bien pensada: conocer el destinatario, elaborar el contenido, y cuidar mucho las formas.

¿Existen los  momentos “¡eureka!”?

Existen. Yo he tenido pocos, pero te puedo asegurar que son absolutamente gratificantes. Suceden en momentos inesperados y en situaciones muy alejadas del contexto científico. Hay razones neurobiológicas para explicarlo, pero ese es otro tema largo de contar.

Para terminar y cerrar el círculo volvemos al origen de todo. Alberto, ¿por qué te hiciste científico?

Pues por la curiosidad de saber cómo funcionaban los seres vivos, a pesar de que mis padres hubiesen preferido que estudiara Medicina.●

Share Button

El alfabeto de la vida

De como empezamos a descodificar el mensaje de la existencia

El absoluto desconocimiento sobre cómo se articula la vida es el punto de partida de un viaje intelectual fascinante que los homo sapiens emprendimos dos siglos atrás -y del que por supuesto seguimos recorriendo kilómetros- para entender qué hace que cada ser viviente sea único. O, para ser más precisos, qué hace que cada ser viviente simplemente sea.

La historia de la genética es extensa a la par que alucinante. Lo más bonito de ella es que la generación de conocimiento siempre provoca sed de generar más. Lo más bonito de ella es que es una historia que no tiene final.

 

Share Button

Especies

A veces echo de menos la explicación de conceptos básicos de la ciencia, pues son necesarios para poder comprender luego otros más complejos. De hecho, en la última encuesta de percepción social de la ciencia de la FECYT el 35.9% de la gente que confesó estar poco o nada interesada por la ciencia lo achacaba a no entenderla. Y eso nos abre una gran oportunidad a los que queremos dedicarnos a la divulgación, pues debemos hacer que la ciencia sea comprensible para cualquier persona.
En el caso de la biología, uno de los conceptos más básicos que podemos tratar es el de especie, cuya comprensión general nos permitirá mejorar la comunicación de conceptos más complejos de los campos de la biotecnología o de la conservación de la biodiversidad.

Share Button

Un 5-10% de los cánceres de mama y ovario son hereditarios

Si se conoce qué gen tienes mutado un gen de predisposición al cáncer de mama y ovario hay métodos de prevenir que tus hijos lo hereden

El cáncer de mama es el segundo cáncer más frecuente en todo el mundo, y  el más frecuente en  mujeres con más de 1,67 millones de nuevos diagnósticos al año, según nos informa el proyecto GLOBOCAN 2012, que estima la incidencia la prevalencia y la mortalidad de todos los cánceres a nivel mundial cada 4 años. A pesar que la supervivencia del cáncer de mama es buena, su alta incidencia hace que aún sea uno de los cánceres más mortales en todo el mundo.

El cáncer de ovario es menos frecuente, representan el 7 cáncer más frecuente en mujeres con 239.000 nuevos diagnósticos en 2012, como refleja el estudio de GLOBOCAN y recoge la Word Cancer Research Fund International. Pero el problema del cáncer de ovario es que ataca en silencio, sin muchos o ningún síntoma, se diagnostica normalmente en fases avanzadas, conllevando una supervivencia menor al 50%.

De todos estos diagnósticos un 5-10% son debidos a una mutación genética en un gen de predisposición al cáncer. Y la pregunta que nos hacemos es: ¿es un gen tan importante como para hacer que sufra cáncer? Normalmente se tratan de genes que “evitan el cáncer” llamados genes supresores de tumores, cuando uno de estos “protectores” falla, el riesgo de cáncer aumenta.

Los genes BRCA 1 y BRCA 2 protegen a nuestras células reparando el DNA. Estos genes son los que más frecuentemente se encuentran alterados en los casos de cáncer de mama y ovario familiar. Ser portador de una mutación en estos genes aumenta mucho tu riesgo de cáncer de mama (hasta un 80%) y de ovario (hasta un 50%). Además de aumentar el riesgo de otros tipos de cáncer como el de próstata en hombres. Todos tenemos dos copias de estos genes (una que viene del padre y una de la madre), con que solo una de las dos copias está mutada ya se tiene un riesgo aumentado de desarrollar estos tumores.

Una persona portadora de una mutación tiene un riesgo del 50% de transmitirlo a la descendencia. Hoy en día existen varias opciones reproductivas para evitar la transmisión y que a descendencia no tenga este aumento del riesgo. Principalmente existen cuatro mecanismos: El diagnóstico genético preimplantacional, mediante el cual, a partir de una fecundación in vitro, se realiza un selección de aquellos embriones que no tengan la mutación. El diagnóstico prenatal consiste en realizar una prueba prenatal, como la amniocentesis o el análisis de vellosidades coriónicas, para determinar si el feto es portador de la mutación, si no es portador se lleva a término el embarazo, en caso de que fuera portador se realiza una interrupción del embarazo. También existe la opción de usar óvulos o espermatozoides de donante, o la adopción, en ambos casos al no compartir los genes del progenitor afectado eliminas la posibilidad de transmisión.

La identificación de aquellas personas que tienen mutaciones en genes de predisposición al cáncer es crucial para hacer un mejor seguimiento de estas personas con un mayor riesgo de cáncer y para, en caso de que los deseen, evitar la transmisión de la mutación a la descendencia.

Share Button

La polémica está servida: llega a nuestro plato el primer animal transgénico

El pasado noviembre la FDA dio luz verde a la producción y comercialización del primer alimento transgénico de origen animal.

El primer animal transgénico declarado apto para el consumo humano ha tenido que superar más de 25 años de exhaustivos exámenes científicos para poder llegar al plato del comensal. Nuestro protagonista sin precedentes es un salmón atlántico que crece el doble de rápido que su semejante salvaje. Después de que la piscicultora norteamericana que lo produce, AquaBounty Technologies (ABT), demostrara que este salmón gigante tiene las mismas características nutricionales que el salmón salvaje y que no supone un riesgo para el medio ambiente, la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) aprobó su producción y comercialización el pasado 19 de noviembre.

Sin embargo, mientras ABT libraba su batalla de medio lustro con la FDA, grupos ambientales guerreaban la suya contra ABT para impedir que este animal modificado genéticamente (GM) saliera al mercado. Y no han sido los únicos. Importantes cadenas de supermercados norteamericanas han manifestado su negativa a vender este producto en sus establecimientos, y en Europa, la Autoridad en Seguridad Alimentaria ha mostrado su preocupación ya que considera que “este es un gran paso que puede incitar la acuicultura de otros animales GM en más países y no necesariamente bajo estrictas condiciones de bioseguridad”. Parece pues que la reciente decisión de la FDA genera polémica y va acompañada de una creciente preocupación global.

Para conocer los cargos de los que se acusa a este salmón gigante y averiguar si realmente es culpable o inocente, primero debemos entender mejor al propio inculpado.

1.12903_Measuring-transgenic-vs-non-transgenic-siblings-CREDIT-AquaBounty
Dos salmones de la misma edad. El samón AquAdvantage (arriba) crece el el doble de rápido que el salmón no modificado (abajo).
Extraído de Nature, In focus News. Mayo de 2013.

Del laboratorio a la pescadería

Un transgénico es un organismo (animal o planta) que contiene ADN de otras especies en su genoma, introducido mediante ingeniería genética. El salmón gigante, bautizado por su empresa creadora como AquAdvantage Salmon, contiene ADN de dos especies distintas. Por un lado, ha incorporado el gen de la hormona del crecimiento del salmón del Pacífico (Oncorhynchus tshawytscha), que es el más grande de su género. Por el otro, la cantidad de esta hormona del crecimiento ajena está controlada por unos trozos de ADN que provienen de una especie de anguila (Zoarces americanus) de los mares del norte del Atlántico. Este ADN de anguila actúa como un interruptor que está permanentemente en posición “ON”. El salmón atlántico tiene un crecimiento estacional y solo aumenta su tamaño en las épocas templadas. Con este interruptor siempre encendido, el salmón AquAdvantage consigue crecer durante todo el año. El resultado es un salmón que alcanza el tamaño de comercialización en la mitad de tiempo que el salvaje.

El gigante AquAdvantage nace en Canadá, en las instalaciones que tiene ABT en la Isla Príncipe Eduardo. Los renacuajos son transportados hasta otra planta, situada en una región montañosa de Panamá donde, lejos del mar, se crían hasta alcanzar su tamaño de mercado. Para minimizar el riesgo de un posible escape de estos animales al ecosistema natural, los salmones gigantes nacen y crecen en tanques protegidos por filtros, redes, y alambradas de espino. Además de las barreras geográficas y físicas, existe otra barrera importante: la biológica. Todos los salmones que se producen son hembras estériles.

El salmón AquAdvantage en el banquillo de los acusados

Entonces, la producción y consumo del salmón AquAdvantage ¿es beneficiosa o perjudicial?

A favor del imputado se puede decir que el consumo de proteína animal de alta calidad producida en piscifactorías supone un beneficio para las comunidades salvajes de salmón, que se reducen cada día más debido a su pesca y captura. Además, se prevé que el consumo de salmón a nivel mundial aumentará en los próximos años, y con el salmón AquAdvantage en el mercado se podría asumir la demanda mundial de salmón sin perjudicar a las comunidades salvajes.

Sin embargo, uno de los riesgos para la salud humana son las reacciones alérgicas a productos GM, aunque ABT presentó informes a la FDA que indican que el potencial alergénico de AquAdvantage no es distinto al del salmón no modificado genéticamente.

En cuanto a los riesgos que supone la cría del salmón gigante para el medio ambiente, también encontramos defensores y detractores. ¿Qué sucedería si uno de estos peces gigantes se escapara y compitiera con sus hermanos salvajes en su hábitat natural? El hecho de criar solo hembras y que estas sean estériles supone un gran obstáculo que evitaría, en caso de escape, que los salmones GM se cruzaran con sus parientes en libertad. Sin embargo, la técnica de esterilización no es infalible y hasta un 5% de estas hembras podrían tener descendencia. Varios estudios, en los que se ha mimetizado el hábitat natural de la especie, apuntan que los híbridos resultado de estos cruces impiden el crecimiento normal de la población salvaje y crean nuevas interacciones en el ecosistema con riesgos impredecibles.

La otra cara de la moneda la encontramos en el mismo sitio web de ABT, donde se publicita al gigante AquAdvantage como el salmón más sostenible del mundo, ya que necesita un 25% menos de alimento para llegar al tamaño de comercialización y en su producción se reutiliza el 95% del agua. Así lo ha declarado Jack A. Bobo, vicepresidente de Intrexon, corporación propietaria de ABT: “El Comité Asesor de Guías Alimentarias de EEUU recomienda […] comer una amplia variedad de pescado y marisco como parte de una dieta rica en ácidos grasos saludables. Sin embargo, esto debe ocurrir de una manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente. La aprobación del salmón AquAdvantage por la FDA es un paso importante en esta dirección.”

Así pues, se levanta sesión y queda el caso visto para sentencia. Entretanto, los defensores pueden ir probando alguna de las recetas que ABT recomienda para conseguir un plato de AquAdvantage delicioso y nutritivo.

Share Button

La necesidad de nuevos tratamientos para el Párkinson

Imagen de cabecera

El Párkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente del mundo. Sólo en España hay más de 180.000 afectados.

Es una enfermedad crónica para la que no existe cura, pero si existen tratamientos para reducir sus síntomas. El problema es que el mejor tratamiento actual sigue siendo el mismo que en los años 60.

Esto puede no parecer muy alarmante, ya que es común pensar que “el Parkinson solo son temblores”, mucha gente desconoce que la rigidez, la congelación, la depresión, las alucinaciones, la demencia, o la disminución del olfato son algunas de sus otras características, a veces más problemáticas que los temblores. Aún y siendo una enfermedad tan conocida, es a la vez muy desconocida y está rodeada de muchas mentiras.

Síntomas motores y no motores del Párkinson
Síntomas motores (está implicado el movimiento) y no motores (no está implicado el movimiento) de la enfermedad de Párkinson

¿Qué falla en el Párkinson?

En las enfermedades neurodegenerativas  se produce una muerte neuronal, en concreto en el Párkinson mueren las neuronas productoras de dopamina (dopaminérgicas).

La dopamina es un mensajero químico que transmite señales de movimiento de una neurona a otra. Si falta el mensajero, el mensaje no llega a su destino, y se producen los defectos en el movimiento.

La muerte de las neuronas dopaminérgicas conlleva un deterioro del movimento en la enfermedad de Párkinson
La muerte neuronal conlleva una disminución de los niveles de dopamina produciendo patrones anormales de activación nerviosa en el cerebro causando deterioro en el movimiento.

¿Cómo se trata?

Si lo que falta es  dopamina, la solución sería administrarla externamente. PROBLEMA: la dopamina no puede cruzar la barrera hematoencefálica (BHE) que protege el cerebro.

Los fármacos más habituales son los precursores de la dopamina, que se transforman en dopamina cuando llegan al cerebro, o los productos que imitan la función de la dopamina (agonistas de la dopamina). El “tratamiento estrella” es la levodopa, un precursor de la dopamina que salió al mercado en 1960. Y después de 50 años sigue siendo el mejor tratamiento que se conoce.

La función de estos fármacos es reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes. El problema es que con el paso de los años su efecto se reduce y le acompañan varias complicaciones. Cuando la enfermedad está muy avanzada los problemas de los tratamientos pueden superar los beneficios.

Por supuesto, existen otros fármacos o intervenciones quirúrgicas para mejorar estos efectos, pero la verdad es que no son muy efectivos.

Varios investigadores intentan buscar un remedio a este problema, sin ir más lejos, un artículo publicado recientemente demuestra la posibilidad de “enseñar” a las neuronas a responder al placebo (sustancia farmacológicamente inerte -agua con sal o azúcar, por ejemplo-). Primero administran diversas dosis del medicamento (apomorfina) y luego el placebo. Administrado el placebo después de cuatro dosis de apomorfina lograban  una respuesta igual a la del medicamento durante 24 horas. De este modo, se podría alternar la administración de placebo y fármaco para reducir las tomas de medicamento.

Aunque es un enfoque prometedor, y si llegara a la clínica podría retardar la llegada de los efectos secundarios, solo retrasaríamos lo inevitable. Los efectos secundarios del medicamento seguirán ahí, y los problemas a largo plazo seguirán apareciendo. Aunque es un paso, ¿es suficiente? En mi opinión, después de 50 años de “más de lo mismo”, con muchos avances indiscutibles, pero sin ninguna solución real, se necesita algo un poco más definitivo.

Esto es lo que intentan algunos estudios de terapia génica en Párkinson. La terapia génica consiste en introducir genes en nuestras células a través de vehículos para curar o prevenir enfermedades.

Una de las aproximaciones más prometedoras es el ProSavin, que devuelve la producción de dopamina al cerebro, reduciendo mucho la necesidad de administración externa.

En un ensayo clínico con 15 pacientes de Párkinson avanzado, introducían tres genes distintos en las neuronas del cuerpo estriado (región del cerebro que controla los movimientos corporales) con el objetivo de convertir las neuronas no productoras de dopamina en fábricas de dopamina para reemplazar su pérdida constante. Los resultados, aunque preliminares, sugieren que el reemplazo de dopamina estable podría ser un tratamiento eficaz a largo plazo.

En la misma línea hay proyectos que trabajan con la neuroprotección, para evitar la muerte neuronal, la administración de factores de crecimiento en las neuronas o, incluso, la regeneración de las neuronas dopaminérgicas.

Estas líneas de investigación, aunque más recientes y, tal vez, más arriesgadas, proporcionarían un beneficio mayor y más duradero que los tratamientos actuales. Se debería invertir más esfuerzos en obtener resultados cuanto antes, pues la necesidad de nuevos y mejores tratamientos para esta dolencia es necesaria: No solo los seis millones y medio de afectados en todo el mundo se verían beneficiados, si no todos sus familiares, que sufren la enfermedad con ellos.

 

Share Button

De primero… salmón transgénico

Red fish

Llamado ‘AquAdvantage Salmon’ por sus defensores y ‘Frankenfish’ por sus detractores, el salmón modificado genéticamente para acelerar su desarrollo, ideado por la empresa norteamericana AquaBounty Technologies, es el primer animal transgénico cuyo consumo ha sido legalizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

En pocos años este salmón formará parte de los menús estadounidenses pero, mientras el mundo de la Biotecnología respalda sus bondades nutricionales, consumidores, activistas de seguridad alimentaria, grupos ecologistas e, incluso, la industria pesquera convencional miran con cierto recelo este nuevo producto.

Cómo se obtiene?

El logro de AquaBounty (que llevaba más de dos décadas intentando que la FDA diera luz verde a su salmón de laboratorio) radica en haber creado un pez cuyo ritmo de crecimiento es dos veces superior al natural. Gracias a una modificación genética que consigue activar la hormona del crecimiento en condiciones más frías, el ‘AquAdvantage Salmon’ alcanza el tamaño idóneo para su consumo en 16 o 18 meses, y no en tres años como es lo natural. Para ello, se ha inyectado un gen con la hormona de crecimiento del salmón ‘Chinook’ del Pacífico y el de un pez anguila oceánico en huevos fertilizados de salmón atlántico.

Tras un análisis “exhaustivo y riguroso” de los estudios presentados, la FDA garantizaba a través de un comunicado publicado en noviembre de 2015 que el ‘AquAdvantage Salmon’ es “tan seguro” para el consumo y “nutritivo” como cualquier otro salmón no modificado genéticamente. Se considera también que dicha alteración genética es “segura” para el propio pez y que la afirmación de que crece a un ritmo más rápido es “cierta”.

Además, la agencia estatal aseguraba en su nota difundida que no se va a exigir que dicho alimento lleve un etiquetado especial para avisar a los consumidores de que se trata de un alimento transgénico, pues el criterio requerido es que exista una “diferencia material” entre el modificado y el convencional, algo que, según la FDA, no ocurre en este caso.

Temor medioambiental

El principal miedo manifestado por los grupos ecologistas es que estos animales puedan entrar en contacto con los ecosistemas y lleguen a causar daños graves. “Lo que más nos preocupa”, expone Óscar Esparza, ecólogo marino y coordinador de Áreas Marinas Protegidas del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), “es que puedan producirse escapes de los peces y se dé una hibridación que afectara al resto del ecosistema”. “Por eso estas empresas deben ser muy cautelosas y extremar las precauciones”, advierte en una entrevista concedida a rtve.es.

Para la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos “no existe un riesgo medioambiental significativo” derivado de las medidas que AquaBounty va a adoptar para la producción de su salmón y aclara que se realizará en tanques de agua en tierra, con múltiples barreras físicas para impedir que se escapen los peces o los huevos. Además, asegura que todos los salmones serán hembras estériles, por lo que “no podrán cruzarse o establecer poblaciones en libertad”. Por exigencias de la FDA, los salmones crecerán en dos instalaciones terrestres en vez de en jaulas oceánicas, lejos de la costa y de cursos fluviales. Las piscifactorías estarán ubicadas en Panamá y Canadá.

 

“La esterilidad está garantizada al 100%”, asegura Lluis Montoliú, investigador del Centro nacional de Biotecnología, dependiente del CSIC, en declaraciones a rtve.es. “En el caso improbable de que un ejemplar se escapara a un mar o un río, algo que solo podría producirse de manera deliberada”, prosigue, “tiene todas las de perder, no tendría apenas posibilidades de sobrevivir”. “Necesitan un mayor aporte de comida y en épocas frías no podrían encontrarla. El efecto en el ecosistema sería neutro”, apostilla.

A este respecto, la compañía sostiene en un comunicado recogido por la agencia Efe que el salmón transgénico aumenta la productividad y reduce los costes e impactos ambientales asociados a la cría de este popular pescado. Este pescado representa, en términos de Ronald L. Stotish, presidente y director ejecutivo de AquaBounty, un “punto de inflexión”, pues traerá alimentos sanos y nutritivos a los consumidores de una manera “responsable” con el medio ambiente, “sin dañar el océano y otros hábitats marinos”.

Habrá que esperar, pues, para conocer las primeras impresiones de los paladares más atrevidos y, sobre todo, para saber cuál es la respuesta de los consumidores pues, al fin y al cabo, son los que determinan el triunfo o fracaso de toda nueva apuesta gastronómica.

Share Button

CRISPR/Cas9, la herramienta más fácil para editar el genoma

BBC.DNA editable

La revista PNAS publicaba el 23 de noviembre los resultados de una prometedora investigación sobre la creación de un mosquito transgénico resistente a la malaria. Los mosquitos inmunes a esta enfermedad, transmitirían el gen de resistencia a las generaciones siguientes, y evitarían su contagio.

Aunque el hallazgo supone un avance en el control de la malaria, lo innovador de la investigación no es el mosquito en sí, sino la técnica utilizada para transferir material genético. La inserción del gen de resistencia se realizó por CRISPR/Cas9 (clustered regularly interspaced short palindromic repeats/CRISPR associated system 9), un método de edición de DNA, fácil, rápido y barato, desarrollado por las doctoras Jennifer Doudna y Emmanuelle Charpentier en el 2012.

Continuar leyendo

Share Button
¿Qué supone nacer, crecer y vivir en un mundo cada vez más envejecido? La población mundial envejece rápidamente, la OMS ha hecho cuentas y asegura que, por primera vez en la historia, la mayoría de los adultos de mediana edad mediana tiene a sus padres vivos. El envejecimiento de la sociedad ya no es un proceso, es una realidad. Una carga global que soportan las familias y las administraciones. La ciencia busca cómo hacer esta carga más llevadera. Más digna y saludable.

La carga del envejecimiento

¿Qué supone nacer, crecer y vivir en un mundo cada vez más envejecido? La población mundial envejece rápidamente. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho cuentas y asegura que, por primera vez en la historia, la mayoría de los adultos de mediana edad tiene a sus padres vivos. El envejecimiento de la sociedad ya no es un proceso, es una realidad. Una carga global que soportan las familias y las administraciones. La ciencia busca cómo hacer esta carga más llevadera. Más digna y saludable.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), por primera vez en la historia de la Humanidad, cuatro generaciones conviven juntas. En muchos hogares no es extraño celebrar una reunión familiar en la que se siente a la mesa un miembro octogenario, incluso nonagenario, rodeado de hijos, nietos y algún biznieto. En España hay 7 millones de personas de más de 65 años y el 25% tiene más de 80. Son datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que asegura que en el año 2015 las personas mayores de 65 años superarán el 30% de la población y serán casi 13 millones, mientras que los octogenarios llegarán a ser más de 4 millones, el 30% de la población nacional. Continuar leyendo

Share Button

Enfermedades raras, genética y genómica en Scoop.it

Share Button