Palabras clave: física

Los últimos 30 Premios Nobel de Física

Bibliografía:

http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/physics/

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Ganadores_del_Premio_Nobel_de_F%C3%ADsica

Share Button

“Si no hay un cambio radical, volver a España y hacer lo que quieres va a ser muy difícil”

Marcos Tello, investigador de la Universidad de Warwick, nos cuenta su experiencia como físico en la investigación y divulgación del momento.

Por Marina Martínez.

picturemarcosCuéntanos en qué se centra tu investigación.

Mi trabajo consiste en aplicar las matemáticas a problemas del mundo real. En concreto de la red de distribución eléctrica en Reino Unido. Ésta tiene una serie de generadores de corriente alterna que funcionan cíclicamente creando una señal que oscila en el tiempo. En general, se conoce muy bien su funcionamiento, pero no una vez que se conectan y empiezan a interaccionar. Esto crea unos fenómenos colectivos que es necesario estudiar. Aunque algunos se conocen, yo estoy trabajando en un fenómeno emergente que se necesita tener bajo control.

 ¿Qué es lo que podría ocurrir con la red de distribución si no se controlan estos fenómenos? ¿Cómo afecta tu investigación al ciudadano de a pie?

Bueno, si nos ponemos catastrofistas, podría peligrar la estabilidad del suministro eléctrico en Reino Unido. Claramente esto tiene una relación directa con el mundo real (risas).

 ¿Qué herramientas usas en el día a día para que esto no ocurra?

En realidad, ahora estamos en la primera fase del proyecto que es detectar el problema en sí. Como tengo una cantidad ingente de datos (¡imagínate todas las transmisiones de señal en la red eléctrica de todo Reino Unido!), necesito hacer estadística para trabajar con ellos. Después se tratará de modelizar el fenómeno usando herramientas de dinámica de sistemas complejos.

 ¿Y qué es lo más excitante de tu trabajo?

¡Qué me puedo levantar a las 9 de la mañana y es una maravilla! (risas). Sí, la flexibilidad de horarios. Pero también que me supone un reto personal el trabajar con un problema real. El ver que tu investigación puede llegar a tener una aplicación evidente y directa es bastante motivador. Es cierto que en Reino Unido mucha investigación en físicas va del problema concreto al contexto, en contraposición al resto de Europa donde se estudian conceptos que luego se aplican. Para mí es un cambio de perspectiva con respecto a lo que había estudiado hasta ahora.

Continuar leyendo

Share Button

El experimento LIGO capta la primera señal de ondas gravitacionales: cobertura en la prensa

El 11 Febrero se anunció la captación de señales que confirman la existencia de las ondas gravitacionales, predichas por la teoría de la relatividad general de Einstein. El anuncio fue hecho en una rueda de prensa por parte de los responsables del experimento LIGO (situado en Estados Unidos), el que ha recogido la señal, conjuntamente con la colaboración del experimento VIRGO (situado en Italia).

Ese histórico descubrimiento, que podría ser merecedor del Premio Nobel de Física, ha conseguido cobertura por todos los principales periódicos internacionales.
En el siguiente tablero de Scoop.it! se recogen las contribuciones de algunos de los periódicos más importantes de distintos países sobre este tema.

Virginia Greco

Share Button

EL GRAFENO, ¿REALIDAD O CIENCIA FICCIÓN?

El grafeno, uno de los materiales más finos, flexibles, fuertes, ligeros y con mayor conductividad que existen, está llamado a revolucionar el futuro de la industria de la telefonía móvil, las telecomunicaciones y la biomedicina entre otros campos ¿Lo conseguirá?

Graphen
Foto by AlexanderAlUS from Wikipedia

QUÉ ÉS EL GRAFENO

El grafeno es una sustancia formada por carbono puro, con átomos dispuestos en patrón regular hexagonal, similar al grafito, pero en una hoja de un átomo de espesor. Se considera cinco veces más ligero que el aluminio, 200 veces más fuerte que el acero y con una dureza superior a la del diamante.

Ya en los años 40, el físico Philip Russell Wallace, calculó por primera vez la estructura electrónica de bandas del grafeno. Pero durante años se le prestó poca atención por que los científicos no habían logrado sintetizarlo. No fue hasta el 2004, que los físicos Andre Guei y Konstantin Kostya Novosiólov, de la Universidad de Manchester, consiguieron aislar el grafeno a temperatura ambiente. En el 2010, recibieron el Premio Nobel de Física por sus revolucionarios descubrimientos acerca de este material.

Haz un click y sabrás como Guei y Novosiólov descubrieron el grafeno

APLICACIONES

El grafeno tiene un gran potencial para ser usado en múltiples aplicaciones. Algunos ejemplos són:

  • Chips que funcionan 10.000 veces más rápido que los actuales, en fase de desarrollo por IBM.
  • Desalinización de agua: con un filtro de grafeno augmentaria la eficiencia en la desalinización del agua usando una parte ínfima de la energía de la que se usa actualmente.
  • Ropa inteligente con sensores biométricos que registran electrocardiogramas y la frecuencia cardíaca en tiempo real.
  • Conexiones neuronales: Distintos estudios sugieren la posibilidad de medir e interactuar con las señales eléctricas neuronales, abriendo un nuevo mundo en cuanto al conocimiento del cerebro humano.
  • Medicamentos: Científicos de la Universidad de Carolina del Norte han probado con éxito en ratones la aplicación de fármacos usando el grafeno como medio de entrega del medicamento a las células cancerosas.
  • Deportes: En enero del 2013 Novak Djokovic mostraba al mundo la primera raqueta con grafeno. Pero no solo en tenis, también se podrá usar en ciclismo, esquí o cualquier deporte que necesite de la más alta tecnología para su mayor rendimiento.

Además, también podrá ser empleado en baterías, receptores de energía solar, anticorrosivos, y un sinfín de utilidades que en la actualidad suenan a ciencia ficción. Frank koppens, en una entrevista en la Vanguardia señalaba “Se podrían recubrir las ventanas de los edificios con una capa de grafeno. Como es transparente, no taparía la luz. Y como convierte la luz en electricidad, podría suministrar energía al edificio. Por otro lado, el grafeno puede captar luz que nuestros ojos no llegan a ver.  De modo que se puede utilizar para mejorar la visión nocturna. Si se recubre el parabrisas de un coche con una capa de grafeno, se podría realzar la luminosidad de modo que de noche el conductor viera la carretera como si fuera de día. También conseguiremos el mismo efecto si recubrimos las gafas con grafeno. Creo que en el futuro tendremos gafas de oscuridad nocturnas igual que ahora tenemos gafas de sol diurnas.”

Haz un click y sabrás mas posibles aplicaciones del grafeno

COMO SE OBTIENE?

Koppens, en la misma entrevista contó “Hay dos maneras de obtener grafeno. Una es coger un lápiz de grafito y pelar láminas de grafeno una a una con una cinta adhesiva. La otra es coger una lámina de cobre, ponerla en un horno a 1.100 grados e introducir metano en el horno. El metano está formado por átomos de hidrógeno y de carbono que se separan con el calor, de modo que se deposita una capa de carbono sobre el cobre. Cuando se apaga el horno, se retira la lamina de cobre y se pela el grafeno.” En la actualidad aún no se conoce cómo producirlo a gran escala y esto limita por ahora su uso comercial. “Pero hay proyectos de investigación en curso para aprender a fabricar grafeno a niveles industriales. Que lo utilicemos a gran escala es sólo cuestión de tiempo.” Asegura Koppens.

Uno de los problemas que presenta la escalabilidad de la producción del grafeno es que la calidad de las muestras va en sentido contrario al de la escalabilidad: a más escalabilidad del proceso menor calidad de las muestras y como consecuencia se pierden las propiedades del grafeno.

GRAFENO: LA NUEVA REVOLUCIÓN?

Uno de los proyectos del Horizonte 2020, el programa de inversión en ciencia de la UE, es el proyecto Europeo Graphene Flagship que ha presentado en la edición del Mobile World Congress ‘16 (MWC 2016) su apuesta por trasladar la investigación relacionada con grafeno de los centros europeos al ámbito empresarial. En el Pabellón del Grafeno del MWC 2016, dirigido por el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), se han presentado cinco ejes temáticos: almacenamiento energético, pantallas flexibles, sensores inteligentes, comunicación de datos y wearables.

Mar García Hernández, investigadora del Instituto de Ciencia de Materiales del CSIC, y responsable en España del Graphene Flagship, señaló el pasado mes de Junio en la conferencia sobre grafeno organizada por el Instituto de la Ingeniería de España “Será posible producir grafeno a escala industrial. En diez años se ha mejorado enormemente la producción. Hay métodos escalables, que proveen de un grafeno de buena calidad para un buen número de aplicaciones”.

Pero no es oro todo lo que reluce, las posibilidades del grafeno son inmensas, pero ese es también el peligro: que no se apueste por ninguna aplicación concreta, y la inversión se diluya. Ya hace 10 años que apareció, y quedan cinco para que, como pasó con otras tecnologías anteriores, demuestre que puede revolucionar algún ámbito concreto. Una vez renovado ese ámbito, creen expertos reunidos por el Instituto de la Ingeniería de España, se justificaría la exploración de otros.

Share Button

¿No lo oyes? Es el latido del universo

Una vez más Albert Einstein, tenía razón. “Hemos detectado ondas gravitacionales, lo hemos conseguido”, así lo anunciaba David Reitze, director ejecutivo del consorcio LIGO en una macro rueda de prensa el pasado 12 de febrero seguida por streaming desde miles de ordenadores en todo el mundo. Según estas afirmaciones, se confirmaría la teoría de la Relatividad General que el famoso científico alemán ideo en 1916 y que aún no había sido del todo demostrada. Einstein predijo la existencia de ondas gravitacionales hace más de 100 años. Ahora, tras años de estudio, los detectores del experimento LIGO han podido confirmar su existencia por primera vez.

¿Y cómo es eso posible?

El equipo científico que llevaba esta investigación lo ha conseguido gracias a unos detectores de ondas gravitacionales instalados en Hanford y Livingston. Estos instrumentos comparan el tiempo que tardan dos haces de luz en recorrer ocho Kilómetros en el interior de sendos tubos. Los científicos han podido ubicar el origen de las ondas en la fusión de dos agujeros negros  a 1.300 millones de años luz de distancia del sistema solar. Los investigadores han calculado que estos dos agujeros negros tenían una masa equivalente a 29 soles y el otro a 36. Y en la fusion de ambos nació un nuevo agujero negro aún mayor de 62 soles. La masa restante, de 3 soles, se convirtió en energía que se disipó en ondas gravitatorias.

Fotografía: Claudio Giovanni, 2016

 

“Fue una tormenta muy violenta y breve. Durante 20 milisegundos emitió más energía que todas las estrellas del Universo juntas”, explicaba Kip Thorne, investigador del Instituto de Tecnología de California y cofundador del experimento LIGO.

Para Alicia Sintes, esto supone el inicio de una nueva. Para la astrofísica de la Universidad de las Illes Balears y coautora de la investigación este nuevo descubrimiento permitirá observar aspectos del cosmos que hasta ahora eran desconocidos y permitirá descubrir qué paso en la primera fracción de segundo después del Big Bang.

Se cumplen 100 años de la teoría de la relatividad general de Einsten from El Diario de Juárez on Vimeo.

Aunque la posibilidad de descubrir qué pasó hace millones de años atrás, no implica que se confirme la teoría del Big Bang, sino más bien todo lo contrario. Según Manel Nicolau, profesor de Física y colaborador del proyecto a través de la Universidad de las Illes Balears, se puede llegar a obtener un tipo de información que podría poner en cuestión, incluso, dicha teoría.

Fotografía: Babak Trafeshi

 

“Hasta ahora todo aquello que observábamos del universo era a través de ondas electromagnéticas y los instrumentos que se usaban eran telescopios, antenas de radio, satélites de rayos X… esto era toda la información que se tenía del universo. La detección de estas ondas gravitacionales significa tener un nuevo tipo de información, con una analogía de cómo nosotros, como individuos, captamos información; es cómo si hasta ahora sólo hubiéramos tenido ojos y ahora tuviéramos un nuevo sentido, el oído, y por lo tanto captamos información nueva, diferente, que se suma a la anterior para descubrir y explicar muchas cosas más del universo”, explica Manel Nicolau.

¿Por qué tanto tiempo en descubrir el pasado?

Para llegar a grandes descubrimientos se requieren grandes esfuerzos. Estas ondas gravitacionales son muy débiles y para detectarlas se necesitan instrumentos de alta precisión.

Los recursos eran escasos y por eso, científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y del de California (Caltech) unieron fuerzas en 1992 para construir el Observatorio de Ondas Gravitacionales de Interferómetro Láser. Tras   veinticuatro años después, trabajan en esta investigación más de mil científicos de todo el mundo, entre ellos, el equipo de la Universidad de les Illes Balears liderado por Alicia Sintes, único en España.

Se trata del mayor proyecto que ha financiado en su historia la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos con una inversión de 620 millones de dólares. Unas aportaciones que han permitido construir los detectores LIGO. Las investigaciones se iniciaron el 2002 y durante ocho años estos instrumentos escucharon pacientemente el Universo esperando señales de ondas gravitacionales. La primera fase finalizó sin éxito en el 2010. Pero, en lugar de dar por concluida la búsqueda, el consorcio LIGO decidió mejorar el detector. Esta decisión implicó 5 años de parada y 200 millones de dólares de inversión, pero en septiembre del 2015 se reanudaron las observaciones. Y fue en este segundo intento que el Universo quiso ser escuchado.

Fotografía: NASA, 2014

Según los resultados presentados en la rueda de prensa y publicados en la revista Physical Review Letters, la primera onda gravitacional se detectó el 14 de septiembre de 2015 a las 09:51 UTC. Una señal idéntica llegó con siete milisegundos de diferencia a los dos detectores de LIGO, situados a 3.000 kilómetros de distancia, lo que indica que la señal era de origen cósmica. La onda gravitacional procedía de la dirección de las Nubes de Magallanes, las galaxias satélite de la Vía Láctea.

Estas señales eran y son las primeras de una larga serie de observaciones que cambiarán la visión actual del Universo. Por lo que, tal y como afirman los autores y científicos que encabezan esta investigación, ahora vamos a poder escuchar el Universo y no sólo verlo.

Marga Perelló, periodista y amante de los pequeños detalles (cómo este) de la vida

Share Button

El imán más pequeño

Yo no tengo iPhone pero os aseguro que mi smartphone hace muchas más cosa de las que jamás hubiera imaginado hace veinte años. Y ¿cuál es el truco? por qué actualmente podemos llevar miniordenadores en los bolsillos? La tecnología que utilizamos en nuestro día a día es cada vez más pequeña, pero también más potente. Sólo con una mano puedes sostener un ordenador tan potente como el que tenías hace unos años encima de tu escritorio. Para que esto sea posible, la densidad de información que es capaz de guardar la placa (o “plaquita”) de memoria de tu móvil ha aumentado muchísimo en los últimos años.

En informática la información se almacena en los discohard discs magnéticos de cada ordenador. La superficie magnética de cada disco se subdivide en regiones, de escala micrométrica, cada una de las cuales representa un bit de información. Hasta ahora, estos materiales se obtenían por fragmentación, reduciendo su tamaño hasta alcanzar las dimensiones deseadas. Actualmente las técnicas litográficas son las que obtienen mejores resultados, dominios más pequeños y homogéneos. Pero, cómo diría Josef Ajram “Where is the limit?”- ja, ja, esto me estaba quedando muy serio-. Cada vez resulta más difícil reducir el tamaño de los dominios y es por eso alguien un día se preguntó ¿y porqué no los hacemos al revés? o lo que es lo mismo, porqué no sintetizar moléculas que se comporten  como los dominios magnéticos? Es decir, como imanes. De esta manera surgen los imanes monomoleculares, que presentarán histéresis en las curvas de magnetización y lo más importante, conservarán la orientación de un campo magnético una vez éste ya no esté presente (y esta será su memoria!).

El Magnetismo, ese desconocido

Pero cómo tienen que ser estas moléculas? Es más, cómo funciona el magnetismo? Los chicos de MinutePhysics tienen un tutorial fantástico dónde explican cómo funcionan los materiales magnéticos.

Para que las moléculas se comporten como un imán es necesario por un lado, que tengan un dipolo magnético, pensemos en la típica imagen de un imán con sus líneas de campo. dipolEsto hará que la molécula se oriente paralela a un campo magnético aplicado. Pero qué pasa si quitamos el campo? la entropía, ese concepto tan oscuro de la termodinámica, hará que las moléculas se vuelvan a desordenar debido a la excitación térmica. Para que os hagáis una idea, esto es un poco lo que pasa entre los niños de mi familia cuando se acaba Frozen. Ahora imaginad que a estos niños les ponemos Del Revés (o Inside Out) y los niños se quedan un rato mirando a la tele reflexionando sobre si han entendido la película? conservarán la orientación una vez retirado el campo, es decir la película representa el campo aplicado y los niños…me parece que la metáfora se me está yendo de las manos, mejor volvamos a las moléculas…. Si queremos que tengan “memoria”, que mantengan la orientación una vez retirado el campo, es necesario que “les cueste” darse la vuelta. Y por “cueste” quiero decir que necesiten una cierta energía para invertir su orientación. Vaya, lo que vendría a ser un imán…

Imanes Monomoleculares

mn8
Sumando y restando espines nos quedará un momento magnético total diferente de cero.

Pero vamos a ver “first things first” cómo conseguimos que nuestra molécula tenga un dipolo magnético? Para esto es necesario que tengan átomos con electrones desapareados (un electrón solitario en el último orbital ocupado). Cada átomo con electrón desapareado tendrá un momento magnético (representado por una flecha) que interaccionará con los de su alrededor. Esta interacción se dará a través de ligandos que determinarán si la interacción será ferromagnetica (el  momento magnético se suma) o antiferromagnética (el momento magnético se cancela). Pues bien, a nosotros nos interesa que el momento magnético global sea lo más grande posible (ya que el imán será más potente). Entonces diseñaremos moléculas para que se den el máximo de interacciones ferromagnéticas. Y ahora que ya estamos comenzando a dominar el tema, podemos incluir un nuevo concepto, la anisotropía magnética. Ay como se enteren lo creadores de la power balance de que existe!!! Bueno fuera coñas, para entender lo que es la aniostropía magnética podemos pensar en una esfera. Su comportamiento magnético sera isótropo, es decir igual en todas las direcciones.

superparaPero qué pasaría si, por ejemplo, elongamos esta esfera? Los magnéticos decimos que generamos anisotropía axial. Si aplicamos un campo, la molécula se orientará según este eje. Y es más! si queremos invertir el momento magnético de la molécula (lo que viene a ser dar la vuelta a la molécula 180 grados), esto nos costará una energía. O lo que es lo mismo, tendremos dos estados de mínima energía separados por una barrera energética. Si volvemos a nuestra metáfora infantil…imaginad que cada niño está dentro de una canoa y que entre todos casi llenan la habitación. Si los niños quieren darse la vuelta 180 grados dentro de sus canoas esto les costará un señor esfuerzo o energía (y unos cuantos chichones, seguramente).

A lo mejor a estas alturas os estáis preguntando qué tipo de átomos necesitamos para sintetizar nuestros “imancitos”? mn12Pues las supervedettes en este campo son los lantánidos, con un anisotropismo que lo flipas, aunque los más estudiados hasta ahora son los compuestos de manganeso. Podemos sintetizar compuestos de manganeso de manera que los ejes de magnetización preferente de cada manganeso (también le podemos llamar eje de elongación) nos queden alineados (según la molécula que se ve en la imagen estos ejes son perpendiculares al plano de los triángulos, por cierto, esta molécula la sinteticé yo :-)).

Todo esto es muy bonito, pero, queréis saber a qué temperatura mi molécula se comportaba como un imán? pues bien, obtuve un bonito ciclo de histéresis (aquí lo podéis ver), a la friolera de 2K (-271ºC). El principal reto al que se enfrenta el magnetismo molecular hoy en día es principalmente subir la temperatura a la que las moléculas se comportan como un imán y por otro lado, encontrar la manera de depositar las moléculas en una superficie de manera que conserven sus propiedades magnéticas. Casi nada!

Share Button

La ciencia y la música

¿Has pensado alguna vez por qué hay músicas que suenan mejor al oido que otras? ¿Crees que la música es un hecho cultural o hay algo más en ella? ¿Piensas que la música es un arte que afecta solo a nuestras emociones o también puede ser un ejercicio intelectual?

La respuesta no es sencilla, pero está claro que, además de un arte bellísima, la música es ciencia, mucha ciencia. En el fondo, las escalas, la armonía, las distancias tonales, etc. se pueden reducir a números, a relaciones matemáticas entre ellos. Además, el sonido es la vibración del aire y, como tal, la física también tiene mucho que decir respecto a la música.

Aquí tienes una serie de artículos, curiosidades o detalles en los que podrás encontrar de todo (aunque no todo) relacionado con esta unión entre ciencia y música. Encontrarás textos más o menos técnicos, entretenidos, detallados, curiosos… que abordan este tema desde diferentes puntos de vista: la física, las matemáticas, la historia, la programación, etc.

Aquí la tienes: en Ciencia y música.

Share Button

Mariano Vázquez: “Simular la naturaleza en un ordenador es un acto de humildad”

Gracias a la simulación podemos entender cómo funciona el cuerpo humano, hacer que un coche gaste menos y conseguir que las ciudades sean más sostenibles”

Foto MarianoMariano Vázquez nació en Buenos Aires y estudió Ciencias Físicas en la UBA. Más tarde se doctoró en la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) e hizo estancias postdoctorales en el Pole Scientifique Univ. Paris VI / Dassault Aviation y en INRIA Sophia Antipolis. Fue consultor de la empresa Gridsystems, en Palma de Mallorca, y profesor en la Universitat de Girona. Actualmente es investigador del CSIC y Jefe de Grupo en el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS). Su grupo “High Performance Computational Mechanics” desarrolla herramientas de simulación para grandes ordenadores, desde la formulación matemática hasta la escritura de programas paralelos. Aparte de la pasión que siente por su trabajo, es un gran amante del vino, del whisky y del fútbol, en particular de Leo Messi. “Ser fan de Messi te define”, dice. Continuar leyendo

Share Button

La ciencia de los castells

Los castells son una de las manifestaciones más espectaculares de la cultura catalana. Representan la unión de hombres y mujeres, grandes y pequeños, para un objetivo común. Fuerza de voluntad, espíritu de superación, confianza y esfuerzo permiten realizar estas construcciones humanas. Pero en los castells también podemos encontrar ciencia, y mucha.

En la primera práctica de infografía pretendo mostrar unas pinceladas de esta ciencia  escondida detrás de los castells, que nos explica cómo se llega a conseguir la gran proeza: que el enxaneta toque el cielo con la mano.

 

Share Button

¿Hay alguien ahí?

En los últimos años, exploraciones de la misión Kepler de la NASA han llevado al descubrimiento de un nuevo planeta que podría ser hermano gemelo de la Tierra. Situado a 600 años luz de aquí y orbitando alrededor de una estrella parecida al Sol, parece reunir las características necesarias para ser habitable: un tamaño inferior al del planeta Neptuno y una superficie con la temperatura ideal para contener agua líquida.

Todos estos avances en la búsqueda de exoplanetas vuelven a poner sobre la mesa la pregunta que nos hemos hecho desde el momento en el que el hombre decidió mirar hacia el cielo: ¿estamos solos en el Universo? Una pregunta con tintes científicos, filosóficos y antropológicos a la vez, con una respuesta que puede cambiar por completo la concepción que tenemos del ser humano y del Universo.

No son pocos los proyectos que se han dedicado y aun se dedican a la búsqueda de vida y de inteligencia extraterrestre.

Ya a mediados del siglo XX se impulsaron proyectos con esta finalidad. Uno de los primeros que se puso en marcha en busca de inteligencia extraterrestre fue el proyecto Ozma, y tuvo lugar a manos del astrónomo Frank Drake. Su fascinación por la búsqueda de civilizaciones extraterrestres fue uno de los motivos por los cuales se puso a trabajar en este tema.

Él mismo fue quien, en el año 1961, propuso una ecuación que, según él, agrupa los factores más importantes que hay que tener en cuenta para hacer una aproximación del número de civilizaciones extraterrestres tecnológicamente avanzadas que pueden habitar nuestra galaxia.

Otros proyectos fueron promovidos por Carl Sagan, el famoso autor conocido principalmente por la serie Cosmos. En uno de ellos, el año 1971, junto con colaboradores de la misión Pioneer, enviaron información de la Tierra y sus pobladores dentro de un pequeño disco de oro. En este disco grabaron música de Bach, los Beatles…; una salutación en distintos idiomas; un esquema de la situación de la Tierra dentro del Sistema Solar y un dibujo con dos cuerpos humanos: hombre y mujer.

 

Missatge Pioneer X
Mensaje Pioneer X

Pero en la actualidad, la búsqueda de civilizaciones alienígenas y, más concretamente, la búsqueda de emisiones de otras civilizaciones tiene un nombre: SETI (Search for ExtraTerrestrial Intelligence). Volviendo a Frank Drake, el proyecto SETI nació de su mano el 8 de abril de 1960 en la Universidad de Berkeley (California). El proyecto SETI recoge la información captada por diferentes radiotelescopios extendidos por la superficie terrestre, la procesa en ordenadores (SETI@home) y es sometida a exhaustivas análisis con el objetivo de averiguar si contiene información lógica que pueda proceder de una civilización inteligente extraterrestre.

El Universo es un lugar muy extenso. Más extenso que todo lo que alguien ha soñado jamás. Y si solo estamos nosotros… cuanto espacio desaprovechado.

Esta sentencia abrumadora pertenece a la película ‘Contact’ de 1997. Está basada en la novela de Carl Sagan ganadora del premio Pulitzer que tiene el mismo título. Dirigida por Robert Zemeckis, ‘Contact’ es una película que explica muy bien la tarea de los astrónomos del SETI y como se llevaría a cabo un contacto con una civilización alienígena.

Todos estos, y más, son los proyectos destinados a averiguar si estamos solos en el Universo o no. Teniendo en cuenta sus dimensiones, aun queda mucho trabajo por delante. Por lo que se refiere a si se encontrará o no la evidencia que buscamos, es imposible afirmar o negar nada. Unos, como Carl Sagan, fueron muy optimistas, otros, no obstante, no tanto (Enrico Fermi nos condenó a la autodestrucción). La cuestión es, ¿cuál de ellos tendrá razón?

Share Button