Palabras clave: divulgación

Space Junk

Continuar leyendo

Share Button

Ciencia curiosa

¿Qué consideramos ciencia y qué no?

¿ El arte, la química, la biología, la astronomía, la ciencia-ficción, la evolución, la etología, la antropolgía, la medicina, la ecología, la microbiología, la genética, la física, la nanotecnología, la inteligencia artificial, las matemáticas, la música, la gastronomía, … ? La lista podría ser indefinida, así como el universo y el conocimiento.

La búsqueda por el saber ha estado siempre presente en la esencia humana y, de la misma forma que el ecosistema y el ser humano han evolucionado a lo largo de la historia, lo ha hecho también la forma de adquirir y transmitir el saber. Y así debe continuar siendo, ya que ¿de qué nos serviría el conocimiento si no podemos comprenderlo y compartirlo?

Somos curiosos y cada uno de nosotros puede percibir y comunicar la ciencia de forma francamente curiosa también. Disfrutemos de algunos ejemplos.

Share Button

Redes sociales, internet y divulgación científica: El nuevo cóctel

La infoxicación, la contaminación producida por el exceso de información que recibimos, es un riesgo que nadie niega. Sin embargo, las nuevas dinámicas de comunicación también ofrecen un valor añadido que nos enriquece. El modelo de una tribuna desde la que se alecciona a los legos ya no sirve en este nuevo mundo. La democracia ha llegado también a la divulgación y ahora la interacción entre expertos y no-expertos aporta un valor añadido que no se debe despreciar. No sirve de nada enterrar la cabeza como un avestruz. Estos cambios no son pasajeros y vienen para quedarse, así que lo inteligente es saber adaptarse a ellos y sacarles el máximo provecho. Es el momento de la divulgación 2.0.

Share Button

¿En que piensan los alumnos de #mcc21?

Aquí tenemos una breve recopilación de lo que se les pasa por la cabeza a los alumnos de esta promoción. De ciencia ficción a calentamiento global…

Share Button

El fascinante mundo animal

Etología, ¿una ventana indiscreta al ser humano?

Si buscamos el significado del término etología, probablemente encontremos una definición algo desapasionada y gris como “Ciencia o rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales – en su hábitat natural o en un entorno controlado -, teniendo en cuenta la conducta, el instinto y las relaciones con el medio, así como las pautas que guían la actividad innata o aprendida de las diferentes especies animales.”.

¡Pero es mucho más apasionante y colorida que todo esto!

Observar, analizar e interpretar aspectos tales como la conducta animal individual, la vida en comunidad, las relaciones sexuales, el desarrollo del comportamiento, la impronta y muchos otros, aporta una valiosa información que nos permite conocer y comprender mejor los animales con los que convivimos, pero sobre todo a uno de ellos, aquel que sentimos más cercano: nosotros mismos.

Share Button

¡Cuidado con las pseudociencias!

Las pseudociencias están a la vuelta de la esquina. Puedes tener un vecino al que le funciona muy bien un tratamiento homeopático. O un cuñado que insiste en que lo mejor es apagar la wifi de casa porque puede producir cáncer. Un compañero del trabajo te puede insistir en que le digas que día naciste para ver si sois compatibles según el horóscopo. O el político de turno puede salir en televisión asegurando que tiene un primo que le ha explicado que el cambio climático es un invento. Por eso no está de más disponer de argumentos para combatir estas creencias, para identificarlas en un mundo cada vez más infoxicado o simplemente para no acabar cayendo en el timo de moda.

Share Button

Aula de Ciencia 2.0

Introducimos en una coctelera ciencia y tecnología por un lado, comunidad científica, colegios y divulgación por otro, mezclamos bien con  herramientas multimedia y agitamos. Obtendremos el nuevo cocktail docente que se va perfilando como la prometedora fórmula para transmitir y desvelar el conocimiento científico a los jóvenes del futuro.

Herramientas Multimedia

Somos protagonistas del inicio de una nueva era en la que el afán por el saber, la capacidad investigadora y una oferta en medios de comunicación que parece inagotable, conviven juntos por primera vez.

Cada día se es más consciente de la necesidad de apostar por el conocimiento si queremos mejorar nuestra calidad de vida, preservar el entorno en el que vivimos y avanzar como individuos y especie. La ciencia y la tecnología son piezas claves para que una sociedad progrese, así como lo son las personas que la conforman. Parece lógico, por tanto, considerar prioritario dar a conocer y hacer accesible la investigación a los ciudadanos, a la vez que velar por una sólida formación en ciencia.

Continuar leyendo

Share Button
En un futuro no muy lejano podremos permanecer activos mucho más tiempo. (foto:creative commons)

Ya podemos soñar con vivir más tiempo y más saludables

Desde tiempos inmemorables el ser humano busca el elixir de la eterna juventud. La diferencia es que actualmente contamos con experimentos científicos que demuestran que el envejecimiento se puede tratar y retardar. Por ahora estas investigaciones se han realizado en animales pero se acaban de aprobar las primeras pruebas con medicamentos en personas.

En el 2050 la población mundial por mayor de 65 se habrá triplicado.  Eso quiere decir que 3 veces más personas necesitaran tratamientos contra, el cáncer, las enfermedades coronarias, el alzhéimer y otras enfermedades relacionadas con edad avanzada que obligarán a una gran mayoría de personas a pasar sus últimos años entrando y saliendo de hospitales. La perdida de calidad de vida estos años es enorme. Y es que actualmente tenemos una expectativa de vida de 80 años de media pero, ¿de que nos sirve si nos pasamos los últimos años sufriendo y enfermos? La clave no está en vivir muchísimos más años sino retardar el envejecimiento para estar más sanos hasta que nos llegue la hora y vivir hasta los 100 años sintiéndonos como si tuviéramos 50.  Además los efectos en la economía y los sistemas sanitarios son devastadores  con un mayoría de población inactiva que genera grandes gastos en sanidad.

Los tratamientos médicos actuales no son la solución para una población que envejece rápidamente. Según el doctor Jay Olshansky, es un sistema basado en vencer enfermedad tras enfermedad heredado de una medicina anterior a los años 50. Luchamos contra las enfermedades crónicas típicas de la vejez tal y como lo hacíamos con las infecciosas como la neumonía, la gripe, la tuberculosis; primero una, luego otra batalla a batalla. Sin embargo en la vejez se acumulan todas hasta que perdemos la guerra.

Un grupo de científicos expertos en la biología y demografía del envejecimiento se ha reunido a principios de este año en Nueva York. Han trazado un plan muy ambicioso que pretende cambiar la forma en la que pensamos en el envejecimiento y la enfermedad. Este grupo multidisciplinar ha conseguido que la comunidad científica se tome en serio la posibilidad de prolongar y mejorar la vida y aumente la cantidad de equipos dedicados a lo que es uno de los campos más ambiciosos e interesantes de la biomedicina.

Varios estudios han hecho posible el cambio. Experimentos de recombinación genética en gusanos, liderados por científicos del Buck Institute demostraron que algunos genes son capaces de duplicar la expectativa de vida de estos. De ahí se llega a la conclusión de que
el envejecimiento es un proceso biológico como otros tantos y se puede alterar. Los estudios se han replicado en moscas y ratones con el mismo éxito y actualmente se conocen cientos de genes que alteran el envejecimiento. La cuestión es cómo se comportan en humanos.

Otra línea de investigación, dirigida por el Dr Nir Barcilai, director del Instituto de Investigación del Envejecimiento Albert Einstein College of Medicine de Nueva York, consiste en estudiar a personas centenarias para entender cuáles son las claves de su longevidad. Lo curioso es que no se han encontrado pistas en llevar una vida saludable. De hecho muchos de estos centenarios, fuman, son obesos, no hacen deporte o se alimentan mal. Son longevos a pesar de sus malos hábitos pero todos ellos tienen algo en común. Son portadores de genes que les protegen.

En ambos casos estos genes no solo prolongan la vida retardando el envejecimiento. También protegen de las enfermedades comunes en personas mayores como el alzhéimer, el párkinson, la osteoporosis, y problemas coronarios. La conclusión: el tratamiento de el envejecimiento ralentiza el envejecimiento y todas las enfermedades asociadas.

El primer estudio para retardar el envejecimiento ha comenzado con una droga de sobra conocida,  la metformina para el tratamiento de la diabetes tipo 2. Se detectó que pacientes diabéticos tratados con esta droga morían más tarde y con menores problemas de salud que las personas saludables. Este descubrimiento casual ha sido la palanca necesaria para activar la maquinaria que según sus autores proporcionará resultados antes de lo esperado.

Ya podemos soñar con llegar a ser centenarios y vivir una vida plena hasta el final.

Share Button

El choque de culturas y el descarrilamiento de la divulgación

Imagen: Pixabay/allenrobert
Imagen: Pixabay/allenrobert

Desde la conferencia de C. P. Snow en 1959 y la posterior publicación de su libro sobre las dos culturas; los debates, charlas, discusiones y escritos sobre el asunto han sido infinitos. ¿Por qué? ¿Qué mueve a nuestros egos de científico o humanista a entrar en tales batallas? ¿Hasta qué punto la vanidad humana nos hace tomar partido? ¿Será vanidad, también, ponerse a escribir sobre este tema? Lo destacable, aquí, además de la impulsiva toma de posiciones, es como la guerra entre las dos culturas ha contribuido a la afectación de la calidad de lo que hoy llamamos divulgación científica.   Continuar leyendo

Share Button

Encuesta de percepción social de la ciencia: reacciones en twitter (Storify)

Share Button