Palabras clave: contaminación

De la agricultura industrial a la ecológica

Una historia creada por Gema Valera

La agricultura industrial no ha conseguido paliar el hambre en el mundo: Los monocultivos pretenden cultivar a gran escala, pero a cambio necesitan de pesticidas tóxicos. Añadido a esto, son muy sensibles al estrés y contaminan el agua y los suelos, destruyendo la biodiversidad y perdiendo insectos polinizadores. La agricultura industrial nos está dirigiendo a una situación insostenible y de empobrecimiento nutricional de nuestros alimentos.

Necesitamos urgentemente cambiar el modelo, la agricultura ecológica es el futuro.

Share Button

Reduce, Reutiliza & Recicla

Publicado por Gema Valera

Me mudo. Llevo dos semanas empaquetando todo en cajas, y no es que la casa sea grande, pero es fascinante la cantidad de cosas que se pueden acumular en 30m cuadrados. Intento reciclar, reutilizar, guardar envases y darles una segunda vida. He perdido la cuenta de todos los tarros de cristal de yogures y postres que ahora cumplen la función de portavelas, pero aún con toda mi buena voluntad, he tenido que tirar cosas, muuuuuchas cosas, y me pesa. Por eso, inspirada por mi mudanza, he decidido hacer este reportaje, para que nos concienciemos del consumo abusivo que hacemos, y de la cantidad de plástico que empleamos.

Existen alternativas, y el consumo responsable es nuestra mejor opción.

¿Te atreves a dar el cambio?

Loading...

Loading…

Share Button

Cambiando el mundo con paCIENCIA

Nos enfrentamos a muchos problemas hoy en día: cambio climático, extinción de especies, contaminación… Sin duda alguna, la solución (o al menos gran parte de ella) reside en el ser humano. Es necesario que la ciencia llegue al hombre de a pie para que podamos ver ese cambio y mejorar nuestro planeta. Y ahí es donde entramos en juego nosotros, los divulgadores. Nosotros necesitamos usar nuestras herramientas para que le gente deje de ver la ciencia como eso aburrido que te obligan a estudiar en el colegio, y la vea como algo apasionante, que está en todo y, lo más importante, que puede solucionar los problemas con los que convivimos.

Continuar leyendo

Share Button

Las colillas que envenenan el mundo

Las colillas y sus lixiviados (líquidos resultantes del contacto del agua con las colillas), contienen elementos tóxicos letales que se liberan rápidamente al contacto con el agua. Diversos estudios científicos advierten de sus efectos mortales en insectos y peces. Son un grave problema de salud pública y suponen un desafío económico, ecológico y social de primer nivel.

Una a una son lanzadas al suelo, pisoteadas o no, hundidas en la arena de una playa en la que se construyen castillos. Una tras otra, y otra más. Caen de manos sin escrúpulos. Una sola es capaz de contaminar hasta 1000 litros de agua según un estudio de la Universidad Técnica de Berlín.

many-cigaret-filters-few-nature-14024955,6 TRILLONES de colillas son desechadas cada año según cifras publicadas en un estudio del Center for Tobacco Control Research and Education de la Universidad de California. Generan 845.000 toneladas anuales de basura en todo el mundo.

Todos sabemos donde encontrar grandes acumulaciones: aceras, calzadas, entradas de negocios, paradas de autobús y tantos otros lugares públicos. En el suelo del parque donde juegan niños y mascotas. En la orilla de esa playa (como cualquier otra), donde flotan y se arremolinan cientos de miles de ellas.

Cada una pesa 2 gramos, son capaces de contaminar hasta 1000L de agua y están por todas partes.

colilla en la arenaEl ICC (International Coastal Cleanup), es un evento que moviliza miles de ciudadanos que retiran de forma altruista toneladas de basura de las costas, que después analizan y extraen valiosos datos como que el 40% de los desechos de mar Mediterráneo corresponderían a colillas. Una muestra de las intervenciones del año pasado se puede consultar en Twitter a través del hashtag #CleanUp2015 .

Cada año millones de ellas entran a formar parte de “las grandes zonas de basura del Pacífico” o “Islas de la Basura”, aunque en realidad se acumulan en todos los grandes giros oceánicos:

Los filtros se incorporaron a la industria tabaquera en los años 50 con la finalidad de reducir el alquitrán y la nicotina de los cigarrillos. Las tabacaleras se han servido del filtro como reclamo para hacer creer que fumar era más seguro. Afirmación falsa, que además esconde otros problemas asociados al filtro y que no son conocidos por la gran mayoría de fumadores.

close-up-of-cigarette-filters-1549873Para empezar, los filtros han modificado la forma de fumar. Ahora, el fumador aspira más humo en menos caladas y estas son más profundas. Además, las fibras que contienen pueden fragmentarse y ser inhaladas. Estos fragmentos se han detectado en personas afectadas por cáncer de pulmón.

Las colillas corrientes tardan entre 10 y 15 años en “desaparecer”. Cuando ya no las vemos es porque el principal componente de los filtros, el acetato de celulosa, es fotodegradable (no biodegradable). Los rayos UV lo fragmentan hasta que se disgrega y se diluyen en el agua o la tierra, pero las sustancias que contienen no desaparecen realmente.

El acetato de celulosa es un plástico natural. Se fabrica generalmente a partir de algodón y tras diversas reacciones químicas está listo para convertirse en películas para fotografía y cine, filtros de cigarrillos o teclas de piano. A los cigarrillos también se les añaden plastificantes y otras sustancias derivadas de los hidrocarburos que permiten dar el acabado cilíndrico.

Bajo la presión de la sociedad, las tabacaleras han probado diversas estrategias sin éxito. Los nuevos filtros biodegradables están hechos con otras fibras vegetales, pero siguen sin solucionar el problema de los lixiviados. Se ha transmitido un mensaje de despreocupación al acto de arrojar las colillas en cualquier lugar.

Al igual que el cigarrillo, contienen cerca de 4000 sustancias químicas, entre las que destaca un pesticida: la nicotina.

El resto de sustancias son otros insecticidas, herbicidas, fungicidas y rodenticidas. Contiene diversos metales pesados como el cadmio y hasta 50 sustancias conocidas por ser potencialmente carcinogénicas.

Bioindicadores

Invertebrados y vertebrados, insectos[1], peces, aves y otros animales acuáticos han demostrado ser más o menos sensibles a las colillas. 5 colillas por litro de agua son suficientes para matar algunas especies de peces (1 colilla/L es suficiente para organismos más sencillos), sin contar que pueden ser ingeridas accidentalmente por niños, animales de compañía y especies salvajes (reportando algunas muertes). Los que sobreviven tras la ingestión, a menudo sufren desnutrición por dar una falsa sensación de saciedad.

Carpa a punto de ingerir una colilla

Los propios filtros de los cigarrillos han demostrado ser tóxicos “aunque no hayan sido fumados”, así lo afirma un estudio de la Universidad de San Diego. Aunque las más peligrosas siguen siendo las colillas de cigarrillos que llevan restos de tabaco adherido.

Algunas iniciativas públicas para reducir el impacto de las colillas han conseguido resultados positivos. En Nueva York está prohibido fumar en las playas, parques y áreas de recreo. En París se han distribuido contenedores pre-franqueados de recogida de colillas en bares y restaurantes. Una vez llenos, son expedidos a centros de reciclaje especializados. Además los parisinos cuentan con brigadas anti-colillas que sensibilizan con multas a los fumadores “distraídos”.

Pero en realidad ninguna de las anteriores estrategias, por si sola, es suficiente. Se han propuesto modelos como el de las botellas retornables o el de la prohibición de los filtros en los cigarrillos, a imagen y semejanza de la eliminación de las bolsas plásticas. Pero la medida más esperada es que se aplique el concepto de la “Responsabilidad Extendida del Productor”, como sucede para los componentes electrónicos o los medicamentos caducados en algunos países.

La prohibición de fumar en espacios cerrados ha traído enormes beneficios, por lo que habría que ampliar la medida a todos los lugares públicos al aire libre.

Además de multar los comportamientos incívicos, sería posible instaurar un impuesto para grabar los cigarrillos como un producto altamente contaminante, como ocurre con los móviles y ordenadores, permitiendo reinvertir en recogida selectiva, reciclaje y/o eliminación de estos residuos.

Mientras legisladores, educadores, urbanistas y científicos encuentran la solución a este vulgar y despreciable desecho, podemos consolarnos con un efecto colateral interesante: la presencia de esta inmundicia fumadora en el agua estancada y lugar de puesta predilecto del mosquito Aedes aegypti (vector de zika, chikungunya y dengue), daría lugar a generaciones de mosquitos con menor esperanza de vida y fertilidad, según este estudio realizado por la Universidad Sains de Malasia.

Esperemos que no sirva de excusa para seguir tirando las colillas en cualquier lugar.

Y por si aún no os ha quedado claro, mirad esta campaña de Rethink Butts PSA | English .

[1] Es interesante consultar el post de Marina Martínez, que relaciona la muerte de las abejas y los neonicotinoides.

 

Share Button

¿Derecho a un aire limpio?

La boina marca Madrid.

Puede que Madrid tenga uno de los atardeceres más impresionantes de todas las capitales europeas. Y quizá en el parque del Templo de Debod es donde el espectáculo alcanza su climáx. Estos atardeceres son parte del patrimonio de la villa, sin duda.

Sin embargo, si hablamos de cielos madrileños, lo primero que nos viene a la mente es la famosa boina madrileña. Una vez dentro de la ciudad, uno no es tan consciente de lo que realmente le rodea. Pero si llegas a Madrid por la A6, por ejemplo, bajando desde los túneles de Guadarrama, la boina negruzca te hace pensar en qué será lo que ofrece Madrid para que más de seis millones de personas hayan decidido voluntariamente pasar su vida en ese entorno. Continuar leyendo

Share Button

Atentados contra el medioambiente

Muchas empresas, instituciones públicas o privadas, consorcios, etc. se llenan la boca con sus grandes planes para la conservación del medioambiente. ¿Es esto suficiente? A la vista está que no: calentamiento global, efectos nocivos de insecticidas, retardantes de llama tóxicos, sobrepesca… Mutilaciones diversas que causamos a los ecosistemas que nos rodean. Echemos un vistazo a unos cuantos –de tantos– ejemplos:

Share Button

La contaminación del aire mata… pero menos

Cuando oímos hablar de anticiclón, nos imaginamos habitualmente un tiempo soleado, ideal para ir a la playa en verano o a esquiar en invierno. Pero un anticiclón es sinónimo de tiempo estable y aire quieto. Y eso no es necesariamente bueno:

En estos días de preocupación en algunas ciudades tan distantes como Madrid y Pekín por la contaminación atmosférica, ha aparecido el informe sobre la calidad del aire en Europa del 2015. Este informe, emitido por la AEMA (Agencia Europea para el Medio Ambiente), hace un estudio exhaustivo sobre la situación en los países de la Unión Europea más otros 11 países que también integran la agencia o que están asociados.

Continuar leyendo

Share Button

Aire irrespirable: ¿qué diferencia la ‘boina’ madrileña del cielo de Pekín?

Durante las últimas semanas, y coincidiendo con la Cumbre del Clima en París, hemos sido testigos de los graves episodios de contaminación del aire en Pekín y otras ciudades chinas, llegando a alcanzar niveles nunca vistos que han puesto en alerta a las autoridades del país, que prohibían la circulación, cerraban fábricas y aconsejaban a los ciudadanos quedarse en casa. Con niveles de partículas en suspensión hasta 25 veces por encima de los límites que recomienda la OMS, el smog de la capital china dejaba imágenes que parecían de ciencia ficción e inundaban las redes sociales.

La plaza Tiananmen de Pekín el día 1 de diciembre. El País.

En Madrid, la conocida ‘boina’ hacía acto de presencia, los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se elevaban a más de 200 microgramos por metro cúbico y el Ayuntamiento ponía en marcha el protocolo de actuación para estos casos, prohibiendo aparcar en el centro, aplicando restricciones de velocidad y recomendando a los madrileños no hacer ejercicio al aire libre. A simple vista, es obvio que la situación en cualquier ciudad china es muchísimo peor que en una ciudad como Madrid, de poco más de 3 millones de habitantes. Pero, visibilidad aparte, ¿qué diferenciaba esos días el cielo de Madrid del smog de Pekín?

Continuar leyendo

Share Button

Hacia la abdicación de los carburantes

  • El Ayuntamiento de Madrid, en el punto de mira de la Comisión Europea debido a la mala calidad de su aire, debe introducir alternativas a los combustibles contaminantes.
  • El coche eléctrico, una de las opciones más adecuadas para la circulación urbana, aún debe convencer a conductores, fabricantes y Administración.
coche eléctrico en Bruselas
Un vehículo eléctrico recargándose en Bruselas. Imagen: Vanessa Pombo

El inusual otoño de cielos despejados del que disfruta Madrid, que hasta hace pocas semanas incluía temperaturas por encima de los 23º, no solo tiene ventajas: la ausencia de lluvia y viento permite que se disparen los niveles de contaminación de la capital, con todas las consecuencias que ello conlleva para el medio ambiente y la salud.

Una de cada 20 muertes que se producen en todo el mundo se debe a la polución atmosférica, que agrava o causa cardiopatías, cáncer de pulmón y accidentes cerebrovasculares, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas son, precisamente, las tres principales causas de muerte en la ciudad de Madrid, tanto para hombres como para mujeres: las enfermedades circulatorias, el cáncer y las enfermedades respiratorias.

Principales causas de fallecimiento en la ciudad de Madrid (1999-2007)

fallecimientos Madrid
Fuente: Banco de datos de Munimadrid

Un reciente estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), publicado en agosto en Nature Climate Change, ha concluido que sale más rentable atajar las causas que las consecuencias: reducir las emisiones es 10 veces más barato que los costes de los tratamientos sanitarios.

Coches viejos y sucios

Uno de los principales causantes de la contaminación en Madrid es el transporte, y la depresión de la economía en los últimos años ha contribuido a empeorar el escenario: la crisis ha hecho que los conductores renueven sus vehículos con menos frecuencia (según un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid, en 2009 los coches madrileños tenían unos 7 años de ‘edad’ por término medio; en 2014, 13 años); además, cuando deciden comprar, los conductores optan por vehículos diésel, más económicos… y contaminantes. Así, un 68,4 % del total de coches de la Comunidad funciona con carburante diésel y un 31,5 % con gasolina.

Cabe recordar que, en 2013, la Comisión Europea denegó al Ayuntamiento una prórroga de 5 años para reducir sus niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire. Los niveles de NO2 madrileños, que en ocasiones han cuadruplicado los límites máximos estipulados por Europa en 2010, podrían conllevar una sanción económica de varios millones de euros.

En esta bacanal de humos nocivos y aire deteriorado, los híbridos y los vehículos eléctricos (VE) han empezado a aparecer en la foto de las estadísticas, con un 0,1 %; un oasis más silencioso, menos contaminante y de menor consumo, pero de penetración aún insignificante. Según datos del Ayuntamiento, a 31 de septiembre de este año había en Madrid 750 vehículos de este tipo (entre totalmente eléctricos, híbridos ‘enchufables’ y eléctricos de rango extendido), el 20 % de los cuales se adquirieron en los últimos 9 meses.

Potencial del transporte eléctrico

Aunque el VE es la opción de transporte más adecuada para la ciudad, los conductores aún desconocen su potencial. La Asociación Madrileña del Vehículo Eléctrico (AMVE), compuesta por fabricantes, distribuidores, usuarios y otros actores comprometidos con la sostenibilidad, indica como excusas más habituales la dificultad de mantenimiento y la falta de fiabilidad. Pero, en realidad, un motor eléctrico es más fiable que uno térmico.  «Apenas genera calor durante su uso, por lo que se evitan averías ocasionadas por cambios de temperatura, y no tiene fluidos, filtros ni partes oscilantes que generen vibraciones», señala Javier Gómez, presidente de la AMVE. «Un motor eléctrico podría durar toda su vida útil sin ningún tipo de mantenimiento, ya que permanece cerrado desde la fabricación hasta su reciclaje. Bastaría con el reemplazo de las baterías, por lo que el mantenimiento es menor, por no decir prácticamente inexistente, y la fiabilidad es muy superior».

Pronto, su escasa autonomía tampoco será excusa: «Ya hay modelos con una autonomía de unos 500 km, y se espera que entre 2015 y 2016 se lance la segunda generación de baterías, que ampliarán la autonomía de las actuales», indica Gómez.

Contar con suficientes estaciones de recarga sigue siendo crucial. Gómez aboga por instalar una en el hogar: es más barato, se consumen los excedentes y la recarga es más lenta, lo cual beneficia la durabilidad de las baterías. Sin embargo, opina que contar con puntos de recarga en la ciudad estimula la compra de VE: «Cuantos más veamos, menos nos agobiaremos por la falta de autonomía y más nos convenceremos de que es una tecnología por la que se está apostando».

En Madrid hay dos empresas gestoras,  IBIL y GIC, con 9 y 11 puntos respectivamente, insuficientes, en opinión del presidente de la AMVE. También se han instalado estaciones en parkings públicos. En 2013, los usuarios comenzaron a quejarse de que muchas de estas estaciones no funcionaban, y el Ayuntamiento argumentó que se trataba de prototipos. En julio de este año, el Consistorio llegaba a un acuerdo con IBIL y GIC para actualizarlos.

La UE reta a fabricantes y Administración

Proveer de puntos de recarga para VE es una de las tres estrategias con las que el Consistorio madrileño se ha propuesto disuadir del uso de combustibles contaminantes. Las otras dos son promover opciones como el gas natural y comprimido y el gas licuado petróleo, y habilitar incentivos para vehículos alternativos.

Y es que el compromiso de la Unión Europea con la sostenibilidad no tiene vuelta atrás ni espera a nadie. El pasado 1 de septiembre, por ejemplo, entraba en vigor la Normativa Euro 6, que establece límites estrictos a la contaminación de los vehículos diésel de nueva fabricación: desde esa fecha, estos vehículos ya no pueden emitir más de 80 mg de óxido de nitrógeno por kilómetro (los vehículos de gasolina, 60 mg/km), reduciendo así casi tres veces el anterior límite de 180 mg/km. El próximo 1 de enero de 2015, todos los vehículos nuevos que se vendan en los países miembros de la UE deberán cumplir con los límites Euro 6. Este plan es progresivo y contempla seguir reduciendo aún más las emisiones en 2030. «La eléctrica se convierte, así, en una opción a tener en cuenta también por los fabricantes como estrategia de venta», explica Gómez.

La medida más contundente llevada a cabo hasta ahora por Madrid es la implantación, el pasado mes de julio, de 4.000 parquímetros del nuevo Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) “inteligente”. Este sistema, cuyos fallos de funcionamiento están siendo muy criticados, penaliza el aparcamiento de los vehículos más contaminantes: los coches diésel fabricados antes de 2001, o los de gasolina antes de 1997, deben pagar un 20 % más sobre la tarifa habitual del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). En cambio, los VE están exentos del pago y de la limitación horaria del SER con la “Autorización Cero Emisiones”, mientras que los híbridos pagan un 20 % menos.

Este incentivo se suma a otros: ayudas a la adquisición (Plan Movele, de ámbito estatal), una bonificación del 75 % en el Impuesto de Circulación y una bonificación del 25 % en la tarjeta del SER para los VE comerciales.

Para que la opción eléctrica se consolide, se necesita la unión de muchas voluntades: la de los conductores, para confiar en ella; la de los fabricantes, para seguir mejorando y abaratando la tecnología; y la de la Administración local, sin cuya apuesta inicial no puede prosperar, pero siempre que esta apuesta sea sólida y enérgica. Nos jugamos la integridad del medio ambiente, nuestro bienestar y nuestra salud.

Reducciones y recargos de la tarifa base del SER por tecnología de vehículos

tabla recargos y reducciones tarifas SER
Fuente: Agencia de la Energía de la Ciudad de Madrid
Share Button