Palabras clave: comunicación científica

Los nuevos comunicadores 3.0

Ya nos hemos iniciado de lleno en las redes sociales y este mes de marzo hemos estado en Twitter compartiendo noticias y comentando todo para tener a nuestro público al día de la actualidad científica. Somos una nueva generación de comunicadores que llegamos en el momento más adecuado, necesitamos cambiar el modo de comunicar y, no sólo, ofreciendo contenidos dónde se encuentra la sociedad, en las redes sociales, sino que tenemos que hacerlo manteniendo la calidad. Ser correctos y no alterar la información como profesionales que somos. Y para que veáis como trabajamos y como nos implicamos, a continuación podéis conocer lo más relevante del mes de marzo, a través de nuestros ojos, de nuestra mirada.

Porque como digo, se puede estar al día en política y economía porque es fácil. Son temas de los que se informa y se habla, ya sea a través de informativos y periódicos o través de amigos en cenas y reuniones. Pero… y qué pasa con la ciencia? Eterna marginada que se debe un respeto. La comunicación científica y médica es muy importante y no se debe dejar de lado porque cada día pasan cosas en nuestro mundo y se debe conocer toda la tarea que hacen estos profesionales que, al final, trabajan para mejorar el planeta y para mejorar nuestra calidad de vida.

Y como digo y destaco, no todo son noticias negativas, malas… la ciencia, la física y la medicina consiguen generar buenos resultados y llegar a descubrimientos tan relevantes como las famosas y recientes ondas gravitacionales o como los mejores remedios para combatir el cáncer.

Pero prefiero que investiguéis vosotros mismos y conozcáis como trabajamos los nuevos comunicadores científicos.

Ciencia 3.0

 

Share Button

Cambiando el mundo con paCIENCIA

Nos enfrentamos a muchos problemas hoy en día: cambio climático, extinción de especies, contaminación… Sin duda alguna, la solución (o al menos gran parte de ella) reside en el ser humano. Es necesario que la ciencia llegue al hombre de a pie para que podamos ver ese cambio y mejorar nuestro planeta. Y ahí es donde entramos en juego nosotros, los divulgadores. Nosotros necesitamos usar nuestras herramientas para que le gente deje de ver la ciencia como eso aburrido que te obligan a estudiar en el colegio, y la vea como algo apasionante, que está en todo y, lo más importante, que puede solucionar los problemas con los que convivimos.

Continuar leyendo

Share Button

Si nos dan a elegir, tuiteamos esto

Durante más de 10 días alumnos de la Maestría en Comunicación Científica, Médica y Ambiental de la Universidad Pompeu Fabra tuitearon con el hashtag #mccol3 lo que ellos consideraban lo más interesante de la jornada en esa temática. O lo que más les gustaba.

 

Share Button

Entrevista a Cristina Pujades Investigadora Principal del grupo de Neurobiología del Desarrollo de la Universidad Pompeu Fabra

 

El Open Access revoluciona la ciencia

 

La publicación abierta democratiza el conocimiento pero es más cara

cristina pujades foto entrevista
foto: Cristina Pujades

Cristina Pujades es Profesora Titular e Investigadora Principal del grupo de Neurobiología del Desarrollo de la Universidad Pompeu Fabra, Barcelona. Su grupo de investigación explora los mecanismos implicados en la organización de las células en el Sistema Nervioso durante su desarrollo usando como modelo animal embriones de pez cebra.

Cristina Pujades acaba de recibir la distinción ICREA Academia, reconocimiento que tiene el objetivo de intensificar la investigación desarrollada por profesores universitarios en fase totalmente activa y expansiva de su carrera investigadora.

Hagamos un viaje a sus orígenes…de estudiante de doctorado ¿Cómo se veía a largo plazo?

Me veía haciendo ciencia como modo de vida. La ciencia es un modo de vivir y de interactuar con el entorno. Me veía viajando, trabajando en distintos sitios y sobretodo con un trabajo nada monótono, que cambia día a día, año a año. Porque las preguntas que te formulas cambian, las tecnologías evolucionan, la gente no es la misma, etc.

Y publicando en revistas de alto Factor de Impacto ¡Supongo! ¿Cree que el modelo actual de publicaciones en revistas científicas de acceso restringido funciona?

El actual sistema de revistas de acceso restringido funciona porque esta basado en la colaboración de la comunidad científica, en el sistema de revisión por pares, pero tiene espacio para mejorar.  Este sistema actual ha sido pervertido, las revistas más “sexy” como Nature, Cell o Science a veces se equivocan y publican trabajos que están de moda para dejar de publicar trabajos que realmente tienen un impacto en la generación de conocimiento y pueden contribuir a las revoluciones científicas. Las revistas de referencia tendrían que subrayar editorial y no empresa. Además, la comunidad científica tenemos que mejorar el uso y sentido que le damos al Factor de Impacto – medida del grado de importancia de una publicación científica – de las revistas donde publicamos.

Que pasa con las revistas de acceso abierto ¿Cómo cree que pueden afectar a la comunidad científica?

Las publicaciones en acceso abierto también se rigen por revisión por pares, pero con la particularidad que son gratuitas y, por lo tanto, accesibles universalmente. Algunos ejemplos de revistas de acceso abierto son Plos ONE, Plos Biology o Plos Genetics. Tienen un gran potencial de revolucionar el sistema de publicación científico ya que permiten que la ciencia llegue a todos los rincones del mundo y está bien visto publicar en ellas, siempre dependiendo del Factor de Impacto que tengan. Pero presentan un problema económico: si quieres publicar tu trabajo en acceso abierto en una revista de acceso restringido, tienes que pagar el doble que si lo haces de la forma convencional. Además, tienes que seguir pagando las subscripciones para poder seguir las publicaciones  de acceso restringido.

Y todos aquellos resultados, material y líneas transgénicas que quedan fuera de publicación ¿Los pondría también en acceso abierto? 

En la comunidad científica, en general compartimos sin intercambio monetario, simplemente con petición previa. Intercambiamos protocolos, material de laboratorio y técnicas, entre tantas otras cosas, con la finalidad de que todo el material de laboratorio así como líneas transgénicas que han sido creadas, no se pierdan.

Los resultados no publicados son otra batalla. La idea de publicar todos los resultados no publicados, en general por tratarse de resultados negativos, la tuvo originalmente Plos ONE. Lo que ocurrió es que la comunidad científica terminamos pervirtiéndola. Lo que ellos querían hacer era tener un único consejo editorial sin revisión por pares y que el mismo editor decidiera si valía la pena publicar o no esos resultados. La realidad es que estamos continuamente evaluando a estudiantes de master, estudiantes de doctorado, post-docs, investigadores principales, etc. por el nivel de las revistas donde se publican sus trabajos. De modo que todos queremos publicar en revistas de alto Factor de Impacto. Plos ONE, que empezó con esta idea, no ha sabido mantenerla debido a presiones editoriales o sencillamente que la comunidad científica dijo que era una opción que no interesaba. En general todos estos resultados no publicables se transmiten a través de comunicaciones personales, al debatirlos con colegas del campo. Es una pena, por que lo que acaba pasando es que la difusión de este tipo de conocimiento, no menos importante por ser menos atractivo, se hace de forma limitada.

Share Button

Continuar leyendo

Claves para entender como se difunde la desinformación por las redes sociales

Muchos recordamos como hace unos años Rajoy ponía en duda la existencia del cambio climático – porque su primo, que es catedrático – se lo había dicho. Este tipo de afirmaciones, por decirlo suavemente… poco infundadas, compiten con noticias científicas basadas en mas evidencias que las palabras de un primo. Si en otro momento solo personajes clave podían propagar sus ideas de forma masiva, ahora, y en palabras de Umberto Eco “Las redes sociales le dan derecho de palabra a legiones de imbéciles que antes hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad …. enseguida (a éstos) los callaban, mientras que ahora tienen el mismo derecho de palabra de un premio Nobel. Es una invasión de imbéciles”.

Se podría poner en duda la palabra de algunos premios Nobel, y seguramente no todos los usuarios de las redes sociales forman parte de la “legión de imbéciles”, pero lo que está claro es que en las redes sociales se comparte todo tipo de información, ya sea verídica o no. Entender como se transmiten estas informaciones en las redes sociales fue el objetivo del trabajo recientemente publicado en PNAS.

Continuar leyendo

Share Button

Grafeno: El futuro en la punta de lápiz

¿Te imaginas que una buena mañana te despiertas con el sol pasando a través de tus ventanas y enciendes la tostadora gracias a la electricidad que está generando el propio cristal de la ventana? Suena futurista, pero la verdad es que no se aleja tanto de una nueva línea de investigación en nanotecnología que está desarrollando un finísimo material llamado grafeno. Continuar leyendo

Share Button

Space Junk

Continuar leyendo

Share Button

La Extraña Ciencia China

Casi toda la información que nos llega de China nos parece extraña y la ciencia no es una excepción. Desde Spas post-parto, oxígeno en botella y mosquitos anti plagas de laboratorio, a proyectos faraónicos de búsqueda extraterrestre.

En una sociedad en la que se controla la información hasta la última coma es difícil distinguir ciencia de propaganda. Queramos o no así son las cosas en China y no está de menos que intentemos informarnos de lo que pasa no tan lejos de aquí aunque nos parezcan de otro planeta.

 

Share Button

Ciencia curiosa

¿Qué consideramos ciencia y qué no?

¿ El arte, la química, la biología, la astronomía, la ciencia-ficción, la evolución, la etología, la antropolgía, la medicina, la ecología, la microbiología, la genética, la física, la nanotecnología, la inteligencia artificial, las matemáticas, la música, la gastronomía, … ? La lista podría ser indefinida, así como el universo y el conocimiento.

La búsqueda por el saber ha estado siempre presente en la esencia humana y, de la misma forma que el ecosistema y el ser humano han evolucionado a lo largo de la historia, lo ha hecho también la forma de adquirir y transmitir el saber. Y así debe continuar siendo, ya que ¿de qué nos serviría el conocimiento si no podemos comprenderlo y compartirlo?

Somos curiosos y cada uno de nosotros puede percibir y comunicar la ciencia de forma francamente curiosa también. Disfrutemos de algunos ejemplos.

Share Button

Redes sociales, internet y divulgación científica: El nuevo cóctel

La infoxicación, la contaminación producida por el exceso de información que recibimos, es un riesgo que nadie niega. Sin embargo, las nuevas dinámicas de comunicación también ofrecen un valor añadido que nos enriquece. El modelo de una tribuna desde la que se alecciona a los legos ya no sirve en este nuevo mundo. La democracia ha llegado también a la divulgación y ahora la interacción entre expertos y no-expertos aporta un valor añadido que no se debe despreciar. No sirve de nada enterrar la cabeza como un avestruz. Estos cambios no son pasajeros y vienen para quedarse, así que lo inteligente es saber adaptarse a ellos y sacarles el máximo provecho. Es el momento de la divulgación 2.0.

Share Button