Palabras clave: cerebro

Los sueños sueños son, ¿pero qué son?

¿Por qué necesitamos dormir? y ¿por qué soñamos? Se sabe que necesitamos dormir, y que los sueños tienen importantes funciones vitales para el organismo. Aún así, todo lo relacionado con los sueño y lo que le pasa a nuestro cerebro mientras dormimos sigue siendo en muchos aspectos un enigma para la ciencia.

Publicado por Ana Sotres Fernández

Share Button

Cerebros modelables como plastilina

El cerebro de las embarazadas se transforma para mejorar el vínculo con su bebé

Por Gema Valera

Created by Bedneyimages - Freepik.com
Designed by Freepik

No, no es que tú puedas darle forma como si estuviese hecho de arcilla, pero se ha descubierto, que el cerebro de una mujer experimenta cambios morfológicos de manera natural durante el embarazo. Esta remodelación parece que ayuda a intensificar la empatía con su bebé, entendiendo las necesidades de éste y asegurando así un buen cuidado parental.

¿Cómo lo han hecho?

En este trabajo publicado en Nature Neurosciences, se escanearon más de una veintena de cerebros (MRIs) de mujeres que querían quedarse embarazadas. Como control usaron MRIs de mujeres que no contemplaban un embarazo a corto plazo. A las futuras mamás se les convocó 3 veces: justo antes de concebir, tras el parto, y 2 años más tarde. El grupo control también tuvo 3 sesiones separadas temporalmente de manera equivalente.

¿Cuál es la noticia?

Los resultados mostraron una clara disminución de la materia gris (GM) en las mujeres que habían dado a luz, y que se mantenía incluso 2 años después del parto.

cerebro_pixabay_editedAsí se distribuye la materia gris (en la foto, naranja) en un corte transversal del cerebro humano. ¿Quieres saber más? Aquí te lo cuentan.

Profundizando…

Para profundizar más en los hallazgos, se analizaron las regiones donde se observó pérdida de GM, y el patrón solapaba con el correspondiente al de la Teoría-de-la-mente. Es decir, zonas del cerebro implicadas en entender y “leer” la mente de los demás, favoreciendo la comprensión y mejorando el vínculo afectivo. En otras palabras, la empatía.

A continuación encontraron que estas regiones colocalizaban con aquellas que se activaban cuando a las ya nuevas mamás se les enseñaba fotos de sus bebés. Lo cual no pasaba si las fotos mostraban bebés ajenos.

Newbron Baby feet in the mother hands.
Designed by jcomp / Freepik

Por otro lado, la reducción de GM mostró correlación con la intensidad del vínculo afectivo, de manera que aquellas mujeres que habían perdido un mayor volumen de GM, mostraban mayor apego y menor hostilidad hacia su bebé después de nacer, indica el estudio.

¿Se debe al cambio hormonal?

Un cambio fisiológico bien conocido durante el embarazo, es el aumento drástico de los niveles de hormonas sexuales, de las cuales se sabe que modelan el sistema nervioso.

Para probar la responsabilidad de éstas en esta reducción de GM, y descartar que se deba más bien a una preparación psicológica por el inminente cambio de vida y responsabilidades, se hizo el mismo estudio en cerebros de futuros padres y otros sin planes de paternidad a corto plazo. El estudio determina que los padres no manifiestan cambios morfológicos en el cerebro, reforzando la idea de que la remodelación cerebral se debe a un cambio biológico interno dentro de las futuras mamás.

Pierde en volumen pero gana en especialización

En general, la pérdida de GM no significa pérdida de habilidades, sino especialización o refinamiento de las redes neuronales, como de manera homóloga ocurre en el cerebro de los adolescentes, el cual cursa también con la pérdida de GM, precisamente en regiones solapantes a las de este estudio.

Una de las regiones que muestra más plasticidad, parece encontrarse dentro del hipocampo, un compartimento cerebral implicado en la memoria y el aprendizaje. En esta línea, este estudio también quiso realizar pruebas de memoria de lenguaje en madres tras el parto, y en contra de lo que se suele pensar del “cerebro de embarazada” (olvidadizo, menor retención de nuevos y viejos datos…), no encontraron evidencias significativas de que sufrieran pérdida de memoria, aunque sí cierta tendencia, dice el estudio.

Las “madres in-vitro” experimentan la misma reducción de GM

Otra de las preguntas que se hicieron fue si influía el hecho de haberse producido una concepción de forma natural o por reproducción asistida; y la respuesta fue no, el cerebro se moldeaba plásticamente en ambos grupos.

¿Te ha parecido interesante? ¿Te has quedado con ganas de saber más?

Entonces no deberías perderte el siguiente recorte del canal CBS NewYork presentado por el Dr. Max Gómez…

…ni la entrevista de RFI para el programa Vida en el Planeta a Erika Barba-Müller, autora del estudio. ¡Escucha el podcast aquí!

Share Button

El deporte ayuda a ensamblar la mente

Practicar deporte tiene diferentes significados para cada persona; placer, trabajo,  salud, amistad, retos, etc. La manera de vivir una misma experiencia es algo personal y no todo el mundo lo siente del mismo modo. Ahora bien, cuando hablamos de los beneficios del deporte en nuestra salud, podemos generalizar más. No es novedad que hacer ejercicio físico previene enfermedades cardiovasculares y metabólicas, pero si lo son los nuevos beneficios conocidos.

climbing-525768_640

Recientemente se ha publicado un estudio en la revista current Biology que nos aporta nuevas y buenas noticias sobre los efectos saludables del ejercicio. Antes de desvelar el misterio, hagamos un microviaje al pasado para entender la importancia de los hallazgos: vayamos una década atrás. Por aquel entonces, la ciencia ya sabía que practicar deporte potenciaba el crecimiento de vasos sanguíneos en algunas zonas del cerebro, como el hipocampo. Esta zona se relacionó con el aprendizaje y la memoria; una red mayor de capilares potencia el desarrollo de estas capacidades y previene el envejecimiento cerebral. La curiosidad de todo esto recae en que los científicos consideraban que otras regiones cerebrales no tenían ese potencial de mejora.

Volvamos ahora a nuestro presente. Actualmente, se ha avanzado un paso más. Según el estudio citado al inicio, conocemos nuevos beneficios de la práctica deportiva. Los responsables del estudio creen que el ejercicio moderado puede ser útil para tratar problemas sensoriales, como el ojo vago -en adultos- y lesiones cerebrales causadas por traumatismos.

Después de conocer esta información, a uno le surgen dudas sobre como deben funcionar esta maraña de mecanismos dentro de nuestra cabeza. Pues bien, esto se basa en una increíble capacidad de nuestro cerebro, llamada plasticidad cerebral.

¿Como puede ser que el cerebro varíe a lo largo de nuestra vida?¿Es normal? ¿Nos pasa a todos? ¿A cualquier edad?

La plasticidad cerebral es una capacidad innata del sistema nervioso para modificar y adaptar las conexiones neuronales en función de nuestras vivencias. Nos sirve para aprender, recordar y adaptarnos a los cambios. Estas variaciones serán distintas según cada persona, ya que se basan en nuestra propia experiencia. Y respondiendo a la última pregunta, en la infancia es cuando nuestro cerebro es más plástico y a medida que crecemos esta capacidad disminuye.

Lo interesante es, que podemos potenciar esta plasticidad cerebral mediante actividades como el deporte y, en general nuevas experiencias. Concretamente la práctica del ejercicio físico puede ser muy variada y dinámica, y eso es lo llamativo. Cuanto más retos distintos nos planteemos, más trabajará nuestro cerebro y más en forma estará para afrontar cualquier contratiempo. En el programa redes nos cuentan más visualmente como funciona este mecanismo mental.

Así pues, trabajar la plasticidad cerebral es algo que nos conviene a todos y el deporte parece ser una buena herramienta.

El deporte y lesiones cerebrales

Algunos científicos españoles  han publicado estudios sobre el efecto del deporte en animales con lesiones cerebrales. Los animales de estos estudios tenían problemas como la pérdida de memoria a largo plazo. Se observó que los ratones que corrían en una rueda perdían menos facultades que los inactivos.

Recordáis cuando hablábamos del hipocampo? Pues bien, se vio que en estos pequeños roedores deportistas generaban nuevas neuronas y eran capaces de recordar mejor después del ejercicio.

Como comenta David Costa, un investigador del estudio:

Es importante recordar que esto no implica que con el deporte vayamos a solucionar el problema, pero podemos ayudar a que el tratamiento funcione mejor. El ejercicio por sí mismo no cura nada”

Es necesario esperar a los resultados de estudios con personas para saber si son extrapolables, pero que se avance por este camino parece ser buena señal.

Queridos amigos, ya sabéis aquello que dicen, “mente sana in corpore sano”, ahora quizás parece más real que nunca.

Twitter: Gins_5

Share Button

“Es increíble ver cómo algo tan pequeño puede ser tan complejo, y la capacidad que tenemos para entenderlo y controlarlo”

La doctora Elisenda Eixarch, especialista en medicina fetal
La doctora Elisenda Eixarch, especialista en medicina fetal

“La detección prenatal de anomalías del neurodesarrollo abre una ventana de oportunidad irrepetible”, defiende la especialista en conectividad cerebral fetal Elisenda Eixarch

Continuar leyendo

Share Button