Palabras clave: cambio climático

Científicos y otros colectivos durante una manifestación celebrada el pasado 19 de febrero en Boston para protestar contra los recortes en investigación y la postura de Trump sobre el cambio climático

La ciencia se revoluciona contra Trump

La comunidad científica estadounidense organiza una marcha multitudinaria para defender la ciencia frente los ataques de Trump.

La comunidad científica estadounidense se ha levantado contra las decisiones de la administración Trump y ha convocado una manifestación el sábado 22 de abril coincidiendo con el dia Internacional de la Tierra. El acto principal será en Washington DC pero también hay 316 marchas en ciudades de Estados Unidos y otras 400 en el resto del mundo para aquellos que no puedan asistir a la de Washington.

Los recortes, la congelación de fondos para la investigación y la postura del presidente ante el cambio climático y el apoyo al movimiento antivacunas  han sido algunos de los detonantes para que la comunidad científica salga a la calle. Acostumbrados a defender sus posiciones con datos, pruebas y razonamientos más que con manifestaciones, por primera vez se han visto obligados a movilizarse y salir a defender sus trabajos.

Los científicos consideran peligroso el desprecio que muestra Donald Trump por los datos objetivos y por la toma de decisiones basadas en pruebas. Se muestran extremadamente críticos con las medidas que intenta imponer el presidente sobre inmigración, que limitan la capacidad de Estados Unidos de atraer talento internacional y que perjudican las carreras de miles de científicos. “Los políticos que devalúan el conocimiento se arriesgan a tomar decisiones que no reflejan la realidad y deben rendir cuentas. Un Gobierno estadounidense que ignora la ciencia para impulsar agendas ideológicas pone al mundo en peligro”, defiende la organización de la marcha.

https://www.facebook.com/pg/marchforscience/videos/

Denuncian que la estrecha visión de los políticos conduce al debilitamiento de las investigaciones que se realizan a largo plazo, y son las que pueden permitirnos comprender nuestro mundo y nuestras sociedades y ayudar a anticipar sus evoluciones futuras.

Los organizadores de la March for science no pretenden que sea una acción política, su objetivo es que sus protestas tengan impacto en los responsables políticos. La marcha “ofrece una oportunidad de ser muy visibles y de apelar a nuestros líderes electos para que recuerden el papel que tiene la ciencia en nuestra sociedad y para que apoyen la innovación y la investigación científicas, así como las personas y los programas que la hacen posible”, afirman en una declaración conjunta Eric Davidson y Robin Bell, máximos dirigentes de la Unión Geofísica Americana (AGU).

Reticencia a la movilización

La Marche for Science esta formada por cientos de asociaciones que representan a cientos de miles de investigadores de EEUU, pero aunque son la mayoría los que están a favor de la marcha, han aparecido algunas asociaciones e investigadores que cuestionan la movilización por temor a ser vistos como un grupo de interés que se posiciona políticamente y sobretodo advierten de las posibles represalias políticas de la Casa Blanca. “Las manifestaciones incendiarias causarán represalias negativas”, ha advertido Robert Brown, director general del instituto de física, en declaraciones a la web de Science.
El físico William Happer de la Universidad de Princeton opina que “es bastante posible que este tipo de exhibición pública sea mala para la ciencia”, según ha declarado a The New York Times. “Es como el niño pequeño que golpea la trona con la cuchara; puede que no gane mucha simpatía”.

Los organizadores de la manifestación se inspiran en la marcha de las mujeres , que se celebró el 21 de Enero, al día siguiente de la toma de posesión de Trump. Tras la manifestación más multitudinaria de la historia de EEUU, el biólogo molecular Jonathan Berman decidió crear la página web Marchforscience.com, también hizó una cuenta de twiter y un logo. Y en menos de una semana ya tenía más de un millón de seguidores en las redes sociales.

Logo de la March for science creado por Jonathan Berman
Logo de la March for science creado por Jonathan Berman

“Nunca ha sido tan importante para los científicos de todos los campos unirse y conseguir que su voz sea escuchada por el Gobierno”, publicaba la cuenta de twiter que organiza la marcha. Las marchas, como explica la revista Science, no movilizan solamente a científicos, sino también a todas las personas inquietas por las amenazas que en la situación actual acechan al desarrollo de la ciencia.

Captura de pantalla 2017-04-05 a las 18.50.55

En España también hay dos manifestaciones convocadas. Existe un grupo promotor que ha explicado a Hipertextual los objetivos de este movimiento, que pretende organizar manifestaciones ese día en Madrid, Barcelona, Sevilla y Girona. Los organizadores afirman que todo empezó como una reacción a la administración Trump, pero ahora se marcan cuatro objetivos claros que son importantes también en España: fomentar en la sociedad la pasión por la ciencia, aumento de la inversión en I+D, promoción de la igualdad de género y frenar la fuga de cerebros

La manifestación será el punto de partida de un movimiento que está cogiendo mucha fuerza y no parará hasta conseguir cambios políticos en la administración de Trump. Falta ver si las movilizaciones servirán para producir un cambio político o bien harán enfurecer más al líder de la Casa Blanca e impondrá leyes más restrictivas.

Share Button

El cambio climático en la era Trump

¿Puede el planeta sobrevivir al presidente electo de los Estados Unidos?

Imagen y tweet de Donald J. Trump: "Nevando en Texas y Luisiana, récords en las temperaturas de congelación en todo el país y más allá. ¡El calentamiento global es un engaño costoso!”.
Texto original extraído de la cuenta de Twitter de Donald J. Trump: “Snowing in Texas and Louisiana, record setting freezing temperatures throughout the country and beyond. Global warming is an expensive hoax!”

Nos despedimos del año más caliente registrado hasta ahora, pero afortunadamente también el tercer año consecutivo en que las emisiones de gases de efecto invernadero se han mantenido casi estables. Con un crecimiento económico mundial del 2.4%, ¿podríamos estar en camino de conseguir una economía climáticamente sostenible?

La mala noticia es que la nación más rica del mundo, y, dicho sea de paso, la mayor emisora de dióxido de carbono, ha elegido un nuevo presidente con una visión un tanto “particular” sobre el cambio climático que no duda en difundir en redes sociales:

Traducción: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para hacer no competitiva la fabricación de los Estados Unidos”.

¿Qué implicaciones tiene la elección de Donald J. Trump en los esfuerzos globales para contrarrestar el incremento mundial de las temperaturas?

Continuar leyendo

Share Button

¿Qué son los fenómenos meteorológicos extremos?

La existencia de riesgos globales ocupa un lugar destacado en los debates sobre el cambio global y sus implicaciones en la sociedad

Llúcia Ribot Lacosta

fenomenos_extremos_clima
Las sequías se incluyen en la lista de los fenómenos meteorológicos extremos. Fuente: Morguefile.

La frecuencia y gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos derivados del cambio climático, como las inundaciones, olas de frío y calor o los períodos de sequía, se ha incrementado en las últimas décadas. Estos eventos plantean la necesidad de gestionar los riesgos y desastres derviados de los mismos, para mejorar nuestra adaptación al cambio global.

Los fenómenos extremos de origen meteorológico y climático, son sucesos muy por encima o muy por debajo de la media. Por sus características extraordinarias, tienen un gran impacto social y afectan en mayor medida a los sectores más vinculados con el clima, como el agua, la agricultura y la seguridad alimentaria, la silvicultura, la salud y el turismo; advierte el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Aumento de olas de frío o calor extremo

La física y meteoróloga Aurora Ribot, nos explica que en España las olas de frío son fenómenos meteorológicos propiciados por una situación sinóptica (anticiclón), una configuración de vientos por la que nos llega aire procedente del Polo Norte o Siberia. Se producen generalmente en invierno, aunque pueden suceder todo el año. Estas olas de frío afectan al medio ambiente, animales, plantas y, sobre todo, a los cultivos.

Una ola de calor, por otro lado, es una situación meteorológica producida por una bolsa de aire caliente. Esta bolsa se forma en una situación de estabilidad atmosférica o como consecuencia de la llegada de viento del Sur con aire del desierto; destaca Aurora Ribot.

Los efectos de estas olas son diferentes en función del lugar en el que se producen, llegando a causar una alta mortalidad en determinados grupos de riesgo, como personas con problemas cardiorrespiratorios o personas mayores. En el caso de la Península Ibérica, la tasa de mortalidad anual por estos eventos no se ha incrementado debido a que es un fenómeno intrínseco a su climatología. En cambio, en otras latitudes, como en los países nórdicos, pueden provocar incrementos significativos de mortalidad.

A raíz del progresivo incremento de la temperatura media global para el resto del siglo XXI, es muy probable que aumente la frecuencia de estos fenómenos extremos, señala la meteoróloga. En Europa, los mayores riesgos serán las inundaciones, la disponibilidad de agua dulce, así como los eventos de calor extremo, según advierte el IPCC.

Una adaptación necesaria

La globalización tiene una dimensión ecológica que se manifiesta en la existencia de riesgos globales como el debilitamiento de la capa de ozono, los fenómenos extremos, las epidemias, las amenazas a la biodiversidad, etc. Los riesgos globales aumentan la conciencia sobre la globalidad del sistema y conllevan a la convicción de la imposibilidad de enfrentarse nacionalmente a estos riesgos.

La necesidad de hacer frente a estas amenazas, implica integrar la gestión de riesgos de desastre y la adaptación al cambio global en todos los ámbitos de la política. La respuesta a la problemática medioambiental es una de las dimensiones clave del desarrollo sostenible de la sociedad, como destaca el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La sostenibilidad social, económica y medioambiental puede mejorarse con enfoques destinados a cambiar los modelos de producción y de consumo, así como mediante la innovación para la sostenibilidad. En este escenario, el compromiso se perfila como un ingrediente esencial de los avances y las nuevas generaciones deben asegurarlo.

Share Button

“Nos convendría dejar de quemar petróleo indiscriminadamente: el plástico es una aplicación mucho más interesante”

Octavio Segura Delgado, nacido en Barcelona, es geólogo y actualmente está estudiando un máster en geociencia del petróleo en la Universidad de Heriott-Watt de Edimburgo. Se define a sí mismo como ecologista.

Octavio Segura Delgado

Se dice que el petróleo se está acabando. ¿Es cierto?

Según la teoría del pico de Hubbert, la producción humana de petróleo sigue una curva con forma de campana de Gauss. En los años cincuenta se calculó que el punto máximo se alcanzaría en 2011, y se habría cumplido de no haber sido por el fracking. Eso nos dice que el petróleo no se acaba aún, pero lo que nos tendría que preocupar es si queremos que se acabe. Quizá nos convendría dejar de quemar petróleo indiscriminadamente, porque tiene otra aplicación mucho más interesante: el plástico. De todas formas, lo cierto es que dejaremos de sacar petróleo antes de que se termine. Concretamente, el día en que el coste ya no lo permita.

¿Y se sabe cuándo será eso? Continuar leyendo

Share Button

Nuevas tecnologías contra el cambio climático. Una infografía

Loading...

Loading…

Share Button
Bosque magallánico talado. Punta Arenas, Chile. Autora: A. Sampere

(Intentar) frenar el cambio climático SI, adaptarse también.

Se cumple un año del récord histórico de temperatura máxima jamás detectada en la Antártida. Por estas mismas fechas la base científica Esperanza (Argentina) marcó 17,5ºC. No es el único, hay cientos de miles de indicadores que confirman que la temperatura sigue subiendo de forma generalizada y sostenida en todo el planeta.

NASA Image CC 2.0
NASA Image CC 2.0

Este año 2016 sería el más cálido desde que existen registros de temperatura (1880) según un informe realizado por la NASA.

Sin ánimo de hacer demagogia numerosos científicos opinan que el aumento rápido de la temperatura no sería un hecho aislado, sino que viene sucediendo a lo largo de la “vida geológica” de la Tierra, y no sería algo “anormal” en la historia de la misma.

El pasado 24 de marzo se llevó a cabo en el Instituto Antártico Chileno de Punta Arenas, una conferencia del Dr. Roger Fu investigador del United Antarctic Program. “El cretácico en el sur del mundo: Un estudio geológico en la isla James Ross”, trató de mostrar que durante el Cretácico, el promedio de temperaturas era más cálido que lo que vivimos actualmente. El Dr. Fu en declaraciones al INACH dijo: ”tenemos como motivación científica el poder entender el medioambiente de la era cretácica, para extrapolarlo a nuestros tiempos”.

Las actividades humanas están generando, entre otros, un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, que secundariamente conducen a un aumento de la temperatura.

Resultado del cambio climático se producen fenómenos meteorológicos que azotan a la humanidad, pero la Tierra parece haber conocido periodos de temperaturas elevadas no asociados a los humanos.

Hace 15 millones de años la temperatura en la Antártida era 7ºC más alta y los niveles de CO2 se asemejaban a los que estamos alcanzando actualmente (400ppm).

Hace 14.600 años gran parte del agua congelada de la Antártida se fundió contribuyendo al aumento de los mares, que subieron 16 metros en un periodo de tan solo 350 años.

Glaciar en la Patagonia Argentina. Autora: A. Sampere
Glaciar en la Patagonia Argentina. A. Sampere

En este interesante artículo de Josep Enric Llebot (profesor de físicas de la UAB), hay más información acerca de algunas teorías de las causas del aumento de la temperatura, niveles de CO2 y del nivel del mar, sucedidas en periodos anteriores al actual.

Entre los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de las Naciones Unidas, encontramos el número 13: “Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos“. Del que se desprende el enorme interés por fomentar la sostenibilidad y tratar de escapar al impacto negativo que supondría tener muy poco tiempo de adaptación.

Lo que está en juego es la vida o nuestro estilo de vida tal y como los conocemos. La biosfera ha superado los periodos de altas temperaturas so pena de que algunas especies no hayan conseguido adaptarse, pero ha llegado a nuestros días.

Grupos de científicos, líderes y divulgadores, como ocurre con el “Club de Roma”, asientan las bases e instan a cambiar el modelo productivo y de consumo, para lograr la sostenibilidad antes de que sea demasiado tarde y no logremos adaptarnos.

Pensar estrategias de adaptación al nuevo escenario climático y entonar un poco de mea culpa, nunca estarán de más en un mundo que hemos “arruinado” en muchos aspectos.

Pero tanto si vamos tarde como si no, gran parte del éxito dependerá de nuestra capacidad de adaptación.

Bosque magallánico talado. Punta Arenas, Chile. Autora: A. Sampere
Bosque magallánico talado. Punta Arenas, Chile.  A. Sampere
Share Button
Credit: Flickr User Sebastien Wiertz

Del inicio de la ciencia a nuestros tuits en #mcool3

Como la psicóloga clínica y gran investigadora Anne Roe dijo en su libro The Making of a Scientist, la ciencia solo tiene valor para la sociedad si es comunicada:

Nothing in science has any value to society if it is not communicated, and scientists are beginning to learn their social obligations- Anne Roe

Des de que existe el hombre, existe la curiosidad, y desde que existe la curiosidad existe la búsqueda de respuestas, también llamada ciencia, y está claro que cuando alguien descubre algo, lo que quiere es contarlo, comunicarlo.

La comunicación científica es tan vieja como la misma ciencia, pero para que esta comunicación no sea exclusiva de la comunidad científica y todo el mundo pueda acceder a ella hay que hacer un importante trabajo, del que se encargan los divulgadores científicos.

En mi cuento de Storify viajamos desde la antigua Grecia y los primeros pensadores hasta la divulgación científica hecha en twitter por los estudiantes del Master de Comunicación Científica usando el hashtag #mcool3.

Sentaros y disfrutar del viaje.

Share Button

#Mccol3: Debate sobre ciencia, medio ambiente y salud en twitter.

Dentro del taller de Narrativas Digitales del Master en Divulgación Científica, Médica y Ambiental, hemos hecho un pequeño experimento. Hemos usado el twitter como herramienta para compartir nuestras inquietudes sobre ciencia y tecnología, salud y medio ambiente a través del hashtag #mccol3. Este experimento me ha servido para aprender desde la función de un hashtag, familiarizarme con la interfície de twitter, hasta twittear y retwittear.

En este resumen podréis ver que intereses hemos compartido durante 2 semanas. El tema que ha tenido más éxito ha sido el de la exploración de el espacio, seguido por la ceguera y sus posibles terapias, el día de la mujer, la interacción entre Arte y ciencia y el cambio climático. Espero que disfrutéis de estas pinceladas de ciencia.

Share Button

Érase une vez, #mccol3

Un paseo por la aventura de comunicar ciencia en tierra de pájaros azules.
Bienvenidos. Espero que disfruten de este cuento, tanto como lo estoy disfrutando yo.

Share Button

Cambiando el mundo con paCIENCIA

Nos enfrentamos a muchos problemas hoy en día: cambio climático, extinción de especies, contaminación… Sin duda alguna, la solución (o al menos gran parte de ella) reside en el ser humano. Es necesario que la ciencia llegue al hombre de a pie para que podamos ver ese cambio y mejorar nuestro planeta. Y ahí es donde entramos en juego nosotros, los divulgadores. Nosotros necesitamos usar nuestras herramientas para que le gente deje de ver la ciencia como eso aburrido que te obligan a estudiar en el colegio, y la vea como algo apasionante, que está en todo y, lo más importante, que puede solucionar los problemas con los que convivimos.

Continuar leyendo

Share Button