Palabras clave: Animales

Zoonosis: enfermedad y actualidad

La mayoría de enfermedades infecciosas son zoonosis, por eso es tan importante conocerlas, saber cómo se transmiten; de forma directa, del animal al humano o indirecta, del animal al humano a través de un vector. Debemos saber quién es el causante de la enfermedad, los ejemplos más comunes son los microorganismos, virus, bacterias, hongos o parásitos. También es importante conocer algunos ejemplos de zoonosis transmitidas por animales de granja igual que las transmitidas por vectores, los insectos.
Por último, los datos y noticias actuales relacionadas con las zoonosis nos permiten hacernos preguntas y tener una visión rápida de si los controles de calidad que se hacen de los alimentos funcionan como deberían, dado los últimos casos detectados por contaminación alimentaria, así como ponernos al día de lo que nos llega sobre el virus del Zika.

Share Button

COBRA, un protocolo para saber con quién compartimos el bosque

En esta entrada ya comenté que aún estamos lejos de conocer de forma precisa el número de especies de animales con el que compartimos el mundo, y que ésto se refleja en que cada día se descubren nuevas especies.

Pero aún así, una cosa es saber que una especie existe, así en general, y la otra es saber cuántas y cuáles especies hay en un lugar concreto. Si me acompañas un momento te explico a qué me refiero.

Imagínate que te acercas al bosque más cercano de tu casa y lo observas atentamente. Probablemente oirás el canto de un pájaro o encontrarás algún rastro de un pequeño mamífero, como una piña medio mordida o la entrada de un túnel hacia lo profundo. Aunque no es tan fácil como podría parecer, saber aproximadamente cuántas especies de aves o mamíferos hay es relativamente sencillo.

Pero ahora acércate más. Fíjate en la corteza de los árboles, mira detrás de cada hoja o levanta una piedrecita. Descubrirás un enorme mundo de pequeñas criaturas. Intenta calcular cuántas especies hay repartidas en tu bosque. Difícil ¿verdad?

Pues bien, una de las tareas de los biólogos es crear herramientas que nos permitan conocer mejor nuestro entorno, en este caso, poder estimar con cuántas especies compartimos nuestros montes.

Con esta idea en mente, el Dr. Pedro Cardoso, junto con un equipo de colaboradores, decidieron diseñar una metodología que permitiera obtener de la forma más eficaz una medida fiable de la diversidad de estos grupos de pequeños animales. Para su estudio se fijaron en las arañas, por su enorme diversidad y abundancia, aunque la misma filosofía es aplicable a los otros grupos megadiversos de animales.

Después de pasar infinidad de horas en diferentes bosques de Portugal, de separar, contar e identificar todo lo que recogieron, y de aplicar ciertos modelos estadísticos, pudieron diseñar cuál sería la mejor metodología. En el caso concreto de las arañas, propusieron una metodología optimizada para los ambientes mediterráneos, llamada COBRA (Conservation Oriented Biodiversity Rapid Assesment), con la cuál ya se están realizando diferentes estudios.

Share Button

El águila de la jungla

Como todo buen depredador, es totalmente silenciosa. Su impresionante tamaño no le impide volar sigilosamente entre el denso follaje del Amazonas, buscando su próxima victima. Pero la vida de este majestuoso animal está en peligro, como tantas otras.

El águila harpía es la rapaz más poderosa del mundo y una de las más grandes. Su nombre científico, Harpia harpyja viene de la mitología griega, de las harpías, que llevaban los muertos a Hades. Estas criaturas eran monstruos depredadores, mitad mujer, mitad pájaro.

Harpia_harpyja_-Fort_Worth_Zoo,_Texas,_USA-8a_(1)
De: Eric Kilby from USA, via Wikimedia Commons

Estas aves pueden llegar a pesar 9 kg en el caso de las hembras, que pueden ser el doble de grandes que los machos. Tienen una envergadura superior a 2 metros, superior a la mayoría de adultos de pie. Aun así, sus alas son relativamente cortas en proporción a su cuerpo, una adaptación a su hábitat, para poder maniobrar con mayor facilidad dentro de la jungla.

  Continuar leyendo

Share Button

¿Cómo cambian de color los camaleones?

Los camaleones son capaces de adaptarse al entorno cambiando el color de su piel, ¿verdad?

CamaleónEsto puede parecer una historia conocida. Todos hemos visto una vez (o muchas) los clásicos vídeos de un camaleón o un pulpo cambiando de color. ¡Incluso creíamos que entendíamos cómo lo hacían! Pasen y lean.

La explicación hasta la semana pasada era que los camaleones, al igual que los pulpos, poseen en la piel células con pigmentos de distintos colores (cromatóforos) que cambian de tamaño. Cuando las células de un color se agrandan, éste pasa a ser el color más visible en la piel y por eso veremos el camaleón de ese color. Sin embargo, algo fallaba en esta explicación, por ejemplo, que los camaleones no tienen pigmentos verdes y la mayoría son verdes.

Una nueva explicación ha sido publicada esta semana en un artículo de la revista “Nature Communications. El estudio demuestra que el “camuflaje” de los camaleones no es una reacción para adaptarse al entorno si no que es una respuesta mecánica que refleja su estado de excitación. En reposo los camaleones se muestran verdes mientras que al excitarse frente a una hembra o un macho competidor se vuelven amarillos (anaranjados). Y la razón de esto no reside únicamente en las células de color superficiales de los camaleones, sino en la siguiente capa de células, un poco mas profunda. Estas células más profundas están formadas por muchos nanocristales que reflejan la luz de distintas longitudes de onda según su estructura. Cuando el camaleón está relajado, los nanocristales están juntos y esto hace que reflejen la luz de longitud de onda corta (luz azul). Al excitarse, las células más profundas se tensan alejando los nanocristales que en esta configuración reflejan la luz de longitud de onda larga (amarillo, naranja, rojo).

La luz final reflejada por los camaleones, es decir, el color que vemos en su piel, es la combinación de la luz reflejada por las células superficiales pigmentadas y la luz reflejada por los nanocristales de las células más profundas. Así cuando están relajados los camaleones aparecen verdes (luz azul de los nanocristales más luz amarilla de los pigmentos) mientras que cuando se excitan se vuelven más anaranjados.

Un vez más un descubrimiento refleja la importancia del trabajo multidisciplinar. Un fenómeno que hasta ahora se describía como un proceso bioquímico, en realidad implica un proceso físico. También, pone de manifiesto la principal característica de la ciencia y la que la hace tan entretenida: “todo conocimiento científico esta sujeto a constante revisión“.

Share Button