Mercurio en sangre, la amenaza de los océanos

2

 

Por Javier Fernández Lozano

@JavierFdezLozan

 

Pese a su toxicidad, el uso del mercurio y la contaminación que provoca en el medio ambiente no han dejado de aumentar

El mercurio (Hg) es un metal líquido bajo condiciones atmosféricas estables. Utilizado desde la antigüedad para la producción de amalgamas con otros metales, como el oro o la plata, hasta hace relativamente pocos años ha estado presente en nuestros hogares en bombillas y termómetros.

Las pilas que contienen mercurio se utilizan todavía hoy en numerosas aplicaciones tecnológicas, como las pilas de botón para relojes y las más grandes para toda una diversidad de aplicaciones.
Las pilas que contienen mercurio se utilizan todavía hoy en numerosas aplicaciones tecnológicas, como las pilas de botón para relojes y las más grandes para toda una diversidad de aplicaciones

Por su elevada toxicidad, al ser fácilmente absorbido por la piel y las mucosas o inhalado cuando se presenta en estado gaseoso, constituye una amenaza para el ser humano y el medio natural que le rodea. Presenta una potente neurotoxicidad y afecta a la capacidad cognitiva de los niños en edad de desarrollo, y es uno de los principales agentes cancerígenos conocidos.

La presencia de mercurio en el medio está vinculada principalmente a la actividad minera, aunque existen otras fuentes como la transformación de carbón en centrales termoeléctricas o la producción de cloro en plantas químicas. Estos residuos se vierten a la atmósfera y se acumulan en el agua de mares y océanos de todo el planeta. Sin embargo, algunos compuestos de mercurio pueden ser absorbidos por las algas y el microplácton pasando así a los eslabones superiores de la cadena trófica, en lo que se denomina biomagnificación. Mediante este proceso se produce un aumento de la concentración de este metal pesado en los peces con mayor volumen, aquellos que requieren de un mayor consumo de algas y otros peces para alimentarse.

Debido al peligro que presenta para la población, especialmente niños, más propensos a los efectos neurotóxicos del mercurio, la Organización Mundial de la Salud recomienda evitar un consumo continuado de pescados de grandes dimensiones, como el atún o el pez espada, en los cuales estas concentraciones son más elevadas, y que podrían poner en riesgo la salud humana.

REFERENCIAS

Eroski Consumer. Nuevos niveles de mercurio en alimentos. [Consultado el 25/07/2017]:http://www.consumer.es/seguridad-alimentaria/sociedad-y-consumo/2013/01/10/215286.php

Organización Mundial de la Salud. El mercurio y la salud. [Consultado el 25/07/2017]: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs361/es/

Wikipedia. Bioacumulación. [Consultado el 25/07/2017]: https://es.wikipedia.org/wiki/Bioacumulaci%C3%B3n

Share Button

One comment

  1. Jose Rendon

    Las amalgamas que se usan como empastes dentales, contienen 50% mercurio. El cual se va evaporando con el uso, haciendo que la persona que las lleva en su boca, sufra micro intoxicaciones diariamente. El mercurio se va acumulando en el cerebro y en otros tejidos, y provoca severos padecimientos crónicos, para los cuales los doctores no encuentran la causa, sin embargo, el problema es la intoxicación por mercurio. Esta información es poco conocida. Los ondontólogos deberían advertir a sus pacientes. Saludos.

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>