Un nuevo sistema solar

TRAPPIST-1_and_its_three_planetsEl telescopio TRAPPIST descubre, bajo la atenta mirada del astrónomo Michaël Gillon, de la University de Liège de Belgica,y un equipo internacional de cientícos,  la estrella 2MASS J23062928-0502285 también conocida como Trappist-1,  en febrero 2017.

El estudio de esta fría estrella enana mediante el ‘método de tránsito’, permitió captar cómo la luz estelar se vuelve significativamente más ténue cuando un cuerpo orbita entre una estrella y el telescopio, y ello fue posible gracias a la colaboración de distintos telescopios terrestres en Sudáfrica, Marruecos, y España, pero muy especialmente gracias al uso del VTL, un potente telescopio situado en Chile, y del telescopio espacial de la NASA, Spitzer. La información extraída de este último, capaz de lanzar datos las 24 horas, supuso la confirmación de la existencia de un sistema planetario parecido al de la Tierra orbitando alrededor de Trappist-1. Estos planetas son hoy conocidos como b,c,d,e,f, g, y h. De entre ellos, cinco poseen unas medidas similares a las de la Tierra (b,c,e,f,y g), mientras que otros dos tienen unas medidas que van entre las de la Tierra y Marte. Estos exoplanetas, que orbitan alrededor de  la estrella en entre 1,5 y 12 días aproximadamente,  puesto que se hallan mucho más cerca de ella que la Tierra del Sol, producen aparentemente una gran radiación XUV, que podría afectar sus atmósferas, y condicionar la vida en ellos.

Según Michael Gillion, autor principal del estudio que publicó Nature. “Se trata de un sistema planetario sorprendente, no sólo porque hayamos encontrado tantos planetas, sino porque son todos asombrosamente similares al tamaño de la Tierra”

Y afirmaba que “fue una buena idea estudiar alrededor de las estrellas más pequeñas de nuestra galaxia y cercanas a nosotros” porqué “esto es algo que nadie había hecho antes: la mayoría de astrónomos se habían concentrado hasta ahora en estrellas como nuestro Sol”.

Por otra parte, la NASA afirmaba que, la importancia del descubrimiento de los siete exoplaneteas reside en el hecho de que tres de estos planetas se hallan en una zona habitable y podrían contener agua en su superficie, por lo que podrían acoger algun tipo de vida. Pero no olvidemos que además, este hallazgo supone un nuevo indicio de que la Vía Láctea pudiera albergar miles de mundos de tipo terrestre.

NASA’s Hubble Space Telescope  y el NASA’s James Webb Space Telescope. junto con el K2, la nave espacial Kepler, observaran Trappist-1 y sus planetas a lo largo del año 2017 para seguir el tránsito de sus órbitas, a la vez que realizaran un estudio para detectar la posible existencia de dióxido de carbono, vapor de agua, metano y otras moléculas presentes en las atmósferas de planetas rocosos como la Tierra. Toda una incógnita por desvelar que puede traer consigo nuevas y fascinantes sorpresas sobre el Universo.

Los siete planetas que rodean Trappist-1

 

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>