¿Es el cáncer una cuestión de azar?

dna-sequence-1570578 (1)
Fuente: Freeimages

La mayor parte de los trabajos de investigación en oncología desarrollados hasta la fecha defienden que las mutaciones que provocan el cáncer son debidas a dos fuentes principales: la herencia y el medio ambiente.  Pero hace dos años, se publicó un estudio en la revista Science que proponía una tercera causa: el azar.

Estos datos resultaron controvertidos, y de hecho, fueron rechazados por algunos científicos ya que se habían basado en la incidencia del cáncer sólo en EEUU y, además, sin incluir algunos como el de mama o próstata.

Recientemente, los mismos autores del anterior estudio, el bioinformático y estadístico Cristian Tomasetti y el oncólogo Bert Vogelstein, de la Universidad de Johns Hopkins en Baltimore (EE UU) han obtenido nuevas evidencias que refuerzan sus datos previos. Esta vez el estudio se realizó en pacientes con 32 tipos de cáncer diferentes.

Basándose en un nuevo modelo matemático y en datos de 4.800 millones de personas de 69 países, concluyen que dos tercios de las mutaciones de estos cánceres se deben a errores al azar en el proceso de replicación del ADN. Mientras que tan solo el tercio restante es debido a la herencia y el ambiente.

“Cada vez que una célula normal se divide y copia su ADN para producir dos nuevas células (replicación), se producen múltiples errores” explica Tomasetti. Aunque la tasa de error es muy baja, menor de una base por cada millón de bases de ADN duplicadas, estos fallos son “una fuente de mutaciones que históricamente ha sido científicamente infravalorada”.

Según el estudio, generalmente son necesarias dos o más mutaciones críticas para que una persona sana desarrolle cáncer, y estas mutaciones pueden estar causadas por cualquiera de los tres factores. Teniendo esto en cuenta, Tomasetti y Vogelstein demostraron, mediante un modelo matemático que el 77% de los cánceres pancreáticos se debe a errores aleatorios, el 18% al ambiente (como el tabaquismo), y el 5% restante a la herencia genética. Por otro lado, hay otros tipos de cáncer, como el de próstata, el cerebro o el hueso en los que el 95% de las mutaciones son debidas a errores aleatorios. Mientras que en el cáncer de pulmón, el 65% de las mutaciones se deben a factores ambientales (principalmente al tabaquismo) y el 35% al azar.

La estimación global es que el 66% de las mutaciones se debe a errores de copiado aleatorios, el 29% a factores ambientales y el 5% restante a la herencia genética. Por ello, una de las conclusiones de este estudio señala la importancia de buscar métodos de detección precoz para prevenir el cancer en etapas tempranas. Eso sí, los autores advierten que, igualmente hay que evitar los factores ambientales como el tabaquismo, la exposición al sol o las comidas grasas que aumentan el riesgo de desarrollar mutaciones.

En resumen, este estudio explica por qué a menudo el cancer afecta a aquellas personas que tienen una vida saludable –es decir que no fuman, llevan una dieta saludable, se exponen poco a carcinógenos conocidos– y no tienen antecedentes familiares de la enfermedad y aún así desarrollan la enfermedad. Esto se puede explicar debido a mutaciones que ocurren aleatoriamente en la replicación de nuestro material genético.

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>