Redes sociales, internet y divulgación científica: El nuevo cóctel

La infoxicación, la contaminación producida por el exceso de información que recibimos, es un riesgo que nadie niega. Sin embargo, las nuevas dinámicas de comunicación también ofrecen un valor añadido que nos enriquece. El modelo de una tribuna desde la que se alecciona a los legos ya no sirve en este nuevo mundo. La democracia ha llegado también a la divulgación y ahora la interacción entre expertos y no-expertos aporta un valor añadido que no se debe despreciar. No sirve de nada enterrar la cabeza como un avestruz. Estos cambios no son pasajeros y vienen para quedarse, así que lo inteligente es saber adaptarse a ellos y sacarles el máximo provecho. Es el momento de la divulgación 2.0.

Share Button

One comment

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>