Los disruptores hormonales, una amenaza invisible

Los contaminantes hormonales o disruptores endocrinos (EDCs) son sustancias químicas capaces de alterar el equilibrio hormonal y la regulación del desarrollo embrionario lo que hace que tengan potenciales efectos cancerígenos, teratogénicos y mutagénicos. Los EDCs están presentes en plaguicidas y biocidas, plásticos, resinas, cosméticos y juguetes (RISCTOX).

Los científicos reunidos en La 9ª Conferencia Nacional de Disruptores Endocrinos (CONDE), celebrada en Cartagena el pasado mes de junio, dentro del 13º Congreso Español de Salud Ambiental, han llegado a la conclusión de que estas sustancias constituyen una amenaza para la salud humana.

Estas fuentes contaminantes ambientales, ubicuas, pasan totalmente inadvertidas para el ciudadano que desconoce se han encontrado concentraciones de estas sustancias en el organismo humano: El 96% de los españoles tienen Bisfenol A y ftalatos en su orina, según una publicación del Área de Toxicología Ambiental del ISCIII.

Hernán García Crespo. Plásticos domésticos.

Los Ftalatos son sustancias químicas usadas principalmente como plastificantes. El más común es el diftalato (DEHP). La Dra. Argelia Castaño, Directora del Proyecto Europeo DEMOCOPHES ha observado que la concentración de dietilftalato en niños en España es más alta que en Europa debido al uso de este contaminante como fijador de fragancias.

El diftalato está presente también en suelos agrícolas de España. La Dra. Antonia Garrido Frenich de la Universidad de Almería ha evaluado la presencia de DEHP en suelos de agricultura intensiva, confirmando su presencia en el 50 % de las muestras de suelos analizadas. Este compuesto se puede liberar al medioambiente en su producción, distribución, transformación, utilización, incineración y vertido. Posee baja solubilidad en agua, baja volatilidad y naturaleza hidrofóbica, por lo que se asocia fuertemente al suelo y no es fácilmente lixiviable ni volátil. Su permanencia o desaparición depende de la degradación microbiológica.

La paradoja final es que estas sustancias parecen haber mejorado nuestra calidad de vida pero empeorado nuestra salud.

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>