“Tengo una vista de impresión”: Un grupo de científicos consigue imprimir células de la retina.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha conseguido utilizar la tecnología de impresoras de tinta para imprimir dos tipos celulares de la retina: células ganglionares y células gliales. Más concretamente el estudio, publicado en Biofabrication, ha demostrado que esta técnica es posible y que el proceso no altera a las células.

Como afirman los autores: “La pérdida de células nerviosas en la retina es una característica de muchas enfermedades oculares que causan ceguera. La retina es una estructura exquisitamente organizada en la que la disposición precisa de las células en relación una con otra es crítica para la función visual eficaz”.

El sistema de impresión piezoeléctrica se desarrolló para las impresoras de tinta por inyección. Al recibir un estímulo eléctrico aumenta la presión del inyector haciendo caer una gota. En estos experimentos se deja caer con cada gota una célula. De esta forma, combinando varios inyectores con diferentes tipos celulares se podría llegar a imprimir tejidos como la retina.

La impresión 3D en biomedicina es un campo en plena expansión. Actualmente ya se imprimen prótesis, y debido a su bajo coste ya se utilizan para imprimir prótesis no solo en clínicas, sino también en casos como el Proyecto Daniel en el que utilizan la tecnología 3D con fines solidarios. La impresión con células va un paso más allá, y sus aplicaciones son múltiples. Por ejemplo, la empresa Organovo anunció recientemente que comercializará tiras de tejido de hígado a finales de 2014. Estos tejidos sintéticos se podrán emplear como modelos para la investigación más reales que los cultivos celulares tradicionales.

Otra aplicación puede ser la reconstrucción de un órgano imprimiendo los distintos tipos celulares formando la estructura adecuada. Aún es pronto para ver resultados de este tipo, como indican en este artículo del New York Times, y puede que, como sugiere el autor, los primeros pasos que veamos sean en reconstrucción de cartílago dadas las características de éstos tejidos.

Por otro lado, los problemas de visión han sido objeto de estudio desde múltiples disciplinas en los últimos años. Sin salir de Reino Unido, en el University College London investigan el problema desde otros enfoques: Tratamientos de terapia génica y transplante de células madre. En el primer caso se emplean virus que en lugar de la información para replicarse llevan genes que corrigen la deficiencia en cuestión. De esta manera, la partícula viral modificada inserta dentro de la célula genes que corrigen el defecto. Esta estrategia ya se ha probado en humanos y da buenos resultados, como se puede ver en el siguiente video:

El trasplante de células madre es otra alternativa. De momento se han probado precursores de fotorreceptores y ya se han visto resultados en animales.  En este otro video uno de los investigadores implicados nos explica el proceso y sus limitaciones:

Todas estas investigaciones resultan prometedoras, y no sería descabellado encontrar en un futuro combinaciones entre las técnicas de trasplante, terapia génica  e impresión 3D. Por el momento, habrá que estar ojo avizor.

 

Imagen: Secuencia de impresión de una célula retinal (señalada con la flecha amarilla) captada con una cámara de alta velocidad. Tomada de: Adult rat retinal ganglion cells and glia can be printed by piezoelectric inkjet printing. Barbara Lorber et al 2014. Biofabrication 6 015001 doi:10.1088/1758-5082/6/1/015001

Share Button

Publicar un comentario

Puede usar las siguientes etiquetas de HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>